PDF Inactivo

Momentáneamente los libros del autor no se editarán en versión gráfica, por lo tanto se interrumpe la bajada directa y sólo se editarán en formato PDF y puden solicitarce al correo: raspaggiari@gmail.com

El listado de libros se podrá observar en los blog administrados por el autor.

Para compartir y poder ver los libros PDF en la nube.

https://drive.google.com/drive/folders/0BxzkgnJxYLPnSUtxLXR4RXNHUVU?usp=sharing

miércoles, 7 de octubre de 2009

Los Argentinos somos derechos y ....

¿Sabemos cómo somos...?

Lo que esta ocurriendo en la región continental, y el mundo, es tan alarmante que bastaría ver como la OMS a decretado el nivel 5 de 6, para la gravedad de ésta enfermedad viral.
A causado muertes y alarmado realmente a los especialistas de cuidar la salud mundial, se ha desatado el día 5 de abril en EE.UU. y en poco más de veinte días se ha desplazado hacia todos los confines del mundo.
¿Qué seriamente deberíamos estar trabajando en la prevención de la salud de nuestros países?
México cuya población no se asustó y siguiendo las directivas de las autoridades nacionales, respondieron seriamente a sus directivas y frenaron o por lo menos redujeron las posibilidades de contagio, según lo aseguró el día 29 de abril un Presidente Calderón agradecido con su pueblo.


Por Ángel Soria para fps/D21 y la Web.

Hace casi cinco años la OMS hacía un llamado de atención a los líderes mundiales sobre la posibilidad que el mundo se viera jaqueado por una pandemia viral.
Esto es justamente lo que esta pasando con la aparición en el sur de Estados Unidos y la región de América Latina, haciendo su epicentro en México y distribuyéndose rápidamente por el mundo.
En México rápidamente la población comenzó a utilizar barbijos que retienen las partículas, exhaladas por los eventuales portadores de la enfermedad, que transportan el virus en suspensión.
Inmediatamente el gobierno suspendió y alerto sobre la peligrosidad de las reuniones masivas o multitudinarias, determinó que los espectáculos deportivos se realicen a “puertas cerradas”, sin público, haciendo que todos estos fueran televisados para que la gente se quedara en su casa, “... El lugar más seguro para protegerse del contagio...”, al decir del Presidente Calderón.
En nuestro país estábamos peleando yá contra otra enfermedad muy peligrosa, El Dengue, que había asentado sus reales en la Provincia de Chaco donde, demostrando una falta total de seriedad, compromiso político y humano, la Ministra de Salud de ese Estado Argentino, Sandra Mendoza, esposa del Gobernador, había incurrido en la desidia de actuar, según su investidura se lo exige, con prontitud y celeridad, minimizó lo ocurrido y no actuó con la prontitud que el tema requería, cuestión que pronto quedó al desnudo y a la cual debió enfrentarse junto con su esposo, responsables, ambos, de tamaña estupidez.
Este atraso en la información determinó que a nivel Nacional también la información y los recaudos llegaran tarde, y rápidamente el mosquito descendió por las zonas más propicias Catamarca, Santa Fe y finalmente Buenos Aires utilizando la única vía de transporte que se lo permite, las áreas aledañas a los grandes cursos de agua y sus complejos sistemas hídricos, allí donde El Estado Nacional, los Estados Provinciales y Municipales, deberían haber fumigado con anticipación, cosa que no hicieron.
El dengue contrariamente a esta fiebre porcina, es transmitido por la picadura de un mosquito infectado por haber picado a un portador de la enfermedad, un insecto que no podemos detener en las fronteras ni cerrando aeropuertos, ya lo habíamos expresado Spaggiari en nota del 23 de abril titulada ¿Quién es Responsable?
En eso estábamos con el dengue en la puerta de nuestra casa, ya instalado en Tigre, San Fernando y en la propia ciudad de Buenos Aires cuando llegó la gripe porcina, o fiebre viral porcina.
El Estado nacional a través del Ministerio de Salud inmediatamente tomó los recaudos que suponía necesarios alertando a las fronteras.
Interrumpiendo los vuelos desde México y, según lo enunciado por el jefe de gabinete Sergio Maza, aumentado el presupuesto de salud, de la organización “Médicos Comunitarios” y una partida especial para la compra de elementos y medicamentos para la prevención y tratamiento de aquellos casos que lo requieran.
Parecía, hasta allí, que la experiencia con el Dengue, que se estaba en plena actividad por éste problema, y nos permitía abordar esta nueva amenaza con total lucidez y cordura, la ciudadanía escuchó con beneplácito las palabras del jefe de gabinete.
Sin embargo debo decir que si bien realizó anuncios importantes no le pidió a la población ningún compromiso de su parte, no le aconsejó más allá de atender a los síntomas, fiebre alta, dolores musculares y concurrir inmediatamente al médico, ya que de tratarse inmediatamente esta enfermedad es curable.
En particular si se ha tenido contacto o se presume haber estado en un sitio a menos de dos metros de personas provenientes de las zonas de riesgo, allí donde la enfermedad ya esta declarada.
En una enfermedad virósica y aerófana, que se transmite de persona a persona por el aire, ya que el virus viaja en las partículas húmedas que los seres humanos exhalamos al respirar y que de estar en proximidad de una persona enferma, aspiramos con nuestra aspiración, yo me pregunto ¿Cómo no aconsejaron a la población, mínimamente de la Capital, como medida de prevención, el uso del barbijo? Tal como ocurrió en México y que, como dije, fue la causa, según lo aseguró el Presidente Calderón, de que esta enfermedad no se propagara con mayor celeridad.
¿Cómo puede desestimarse una acción tan simple, económica y práctica de prevención?
Como si esto no fuera suficiente el día 30 nos enteramos los asiduos escuchas de Radio Continental que los médicos enrolados en la organización “Médicos Comunitarios”, a la que hiciera alusión Sergio Maza, se encontraban en huelga dado que hace cuatro meses que no reciben su magro salario (?) Una beca de residentes, circunstancial, ya que figuran como monotributistas del sistema, lo que significa que están trabajando en negro para el Estado Nacional.
Lo mismo pasa con los docentes, cada año, mintiendo y haciéndolos culpables de una responsabilidad del Estado Nacional.
Está pasando con los indígenas, desoyendo los fallos judiciales en su favor.
Esta es una mentira más que deja al descubierto la catadura de quienes hemos puesto, con nuestro voto, a administrar nuestro destino.
El mismo día 30 de abril la CGT organiza en Buenos Aires un multitudinario encuentro de “Trabajadores”, Liderados por Hugo Moyano, de camioneros, rama del árbol kirschnerista que, según se dice, es para conmemorar el día del trabajador, en la que esperan reunir más de cien mil trabajadores.
Para este tipo de enfermedades no hay mejor caldo de cultivo que las aglomeraciones, en particular en lugares cerrados donde aún con poca gente se convierte, para los presentes, en un ámbito peligroso si hay portadores presentes.
Al aire libre, como será este acto en la Av. 9 de Julio, cuando las reuniones son tan masivas y las personas están unas al lado de la otra, se convierte en un mecanismo propicio para la transmisión del virus.
En pocas palabras, “El mundo del Revés” ese maravilloso tema de Maria Elena Walsh no podría haberse realizado en otro país que en éste.
Quiero suponer que la cautela, el hecho de no crear pánico, la necesidad de evitar que la gente se abalance a las farmacias para comprar el barbijo, llevó al jefe de gabinete a ignorar ciertos consejos.
Pero la realidad me demuestra que mi suposición es errónea y que todo lo actuado viene de la mano de la estupidez humana y los intereses mezquinos de un sector de la sociedad que está manejando nuestro destino como si le hubiéramos otorgado un poder absoluto sobre nuestras vidas.
Esto nos coloca en la situación de tontos útiles, útiles a intereses sectoriales que nos mienten constantemente mientras gobiernan a su antojo y con total desparpajo. Cuando apareció la crisis de la burbuja inmobiliaria, generada en Estados unidos y que por ese milagro de la globalización afectó a todos los mercados financieros del mundo se nos dijo que Argentina se hallaba en inmejorables condiciones para enfrentar cualquier crisis ya que habíamos hecho bien las cosas.
Y entonces ¿Qué pasó en unas semanas?
A esta altura de los acontecimientos y estando ya en campaña política para las elecciones del 28 de junio, se nos habla de defender el modelo que se impuso con el gobierno de los Kirschner o volver al caos del 2001.
Discurso que no hace más que revivir los fantasmas del pasado para asustar a los crédulos.
Desde cuando los argentinos le tuvimos miedo a los fantasmas si nuestros políticos se respaldan en ellos para mantenerse vigentes, al menos eso es lo que piensan.
Perón y Evita son nuestros fantasmas más cotidianos, a veces los radicales sacan a pasear al Peludo, pero lo que si no cabe ninguna duda es que no hay fantasmas que nos asusten, Gracias a la Madre María a Pancho Sierra y a las constantes zozobras que hemos padecido estamos inmunizados contra estos males.
Pero parecería ser que los políticos creen que estamos inmunizados contra todo, entonces que no nos quieran vender gordura por hinchazón que ya estamos creciditos.
¿De qué modelo están hablando?
La falta de un proyecto nacional y popular sustentable, coherente con el pasado real de nuestro país agrícola y ganadero, agroindustrial que llevó al mundo a llamarnos “El Granero del Mundo” y que se dio el lujo de contribuir con sus productos en países desbastados por la segunda guerra mundial.
La falta de serias políticas de ESTADO en los niveles más importantes para la población: Salud, Educación, Trabajo y Vivienda, que se vienen manejando con paliativos que calman los ánimos.
Un manejo autoritario y arbitrario de los guarismos estadísticos del acontecer nacional que nos delatan ante el mundo y nos ponen en ridículo.
Un antojadizo enfrentamiento contra el agro todo, no contra la oligarquía, con retenciones que, como siempre, afectan mayoritariamente al que menos tiene, retenciones que según se proclama se intentan redistribuir desde las arcas nacionales.
Redistribución que nunca llega o por lo menos no se observa reflejado en el accionar del estado para con la gente, mientras vemos azorados el uso de las cajas de jubilados y pensionados para fines ajenos a u verdadero destino.
Mientras tanto, las provincias deben mendigar sus coparticipaciones y los gobernadores hacer de marionetas útiles para conseguir dinero.
No obstante todas las cooperativas eléctricas del País, en su facturación cobran al usuario el 0,6% por ley nacional 23.681 de compensación para la Empresa de Servicios Públicos de la provincia de Santa Cruz. (?)
Un absolutismo y autoritarismo inconcebible, que los argentinos creíamos desterrado, pero vemos en ésta oportunidad está enarbolado por aquellos que “dicen pertenecer” a una generación de luchas políticas, de las cuales algunos, que las vivimos y tenemos memoria, les decimos: Entonces señores o nos mintieron antes o nos mienten ahora.
Yo creo sin temor a equivocarme, con profunda convicción, no haberles creído antes y tampoco creerles ahora, son y serán unos mentirosos, capaces de mentir, engañar y matar a sus compatriotas para lograr los espurios objetivos que surgen de la desmedida apetencia de poder y riqueza.
Todo lo expuesto hace que en estos momentos nos hallemos en una de las peores crisis de nuestra joven historia como nación.
Como paradoja, a las puertas del Bicentenario estamos a merced de una de las más profundas falsedades ideológicas de las que tengo memoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario