PDF Inactivo

Momentáneamente los libros del autor no se editarán en versión gráfica, por lo tanto se interrumpe la bajada directa y sólo se editarán en formato PDF y puden solicitarce al correo: raspaggiari@gmail.com

El listado de libros se podrá observar en los blog administrados por el autor.

Para compartir y poder ver los libros PDF en la nube.

https://drive.google.com/drive/folders/0BxzkgnJxYLPnSUtxLXR4RXNHUVU?usp=sharing

viernes, 25 de diciembre de 2015

Hoy y Mañana

Autoanálisis

Continuando con mi autoanálisis, de conducta cívica, ese que trato de plasmar en “Visualizando el porvenir”, es importante destacar que adherí al modelo de “Inclusión y Justicia Social” pero sabía que esa impronta, tenía fallas y  así se lo reproche en reiteradas oportunidades al Ejecutivo Nacional.


No estaba ignorante de las falencias u omisiones de la administración pero consideraba, y aún lo sigo pensando, pudieron existir fundamentos o motivaciones de mayor peso que desconozco.
No justifico pero intente comprender; que motivó la férrea resistencia de Néstor Kirchner a considerar “La Cuestión Indígena”, conociendo la cuestión a fondo, tema por demás caro a mi interés personal, cuestión que no permití obnubilara la comprensión  del todo, en cambio, siempre fue uno de los primeros temas de controversia con la gestión.
Los dirigentes políticos suelen sentirse impotentes o desbordados ante los grandes desafíos que les presenta la “Causa India” que prefieren ignorarla. Otros optan por atacar los problemas coyunturales de los grupos aborígenes, bloqueando las grandes cuestiones.
            Cuestiones que indefectiblemente nuestra sociedad les ha negado y como vienen las cosas, les seguirá negando; como dije adhería a ese “Modelo de Inclusión Popular”, indudablemente selectivo, demostrando por los hechos.
Hechos que refrendan el sentir de un sistema perverso que nos dice que muchas veces:   “Quién puede lo más, … no puede lo menos” o no lo quiere, y lo rechaza.
Podemos adherir a una gestión siendo críticos, no destructivos ni obsecuentes, aquello que está mal, no se podrá desdibujar por muchas buenas acciones que se realicen y en todo momento manchara la gestión y será alimento para los detractores.
Quienes adscribimos a la gestión anterior sin ocultar nuestra preferencias, no debemos hacerlo ahora. debemos seguir manteniendo y defendiendo nuestras convicciones.
Desde ya sabemos que no adhiero de ninguna manera a la “banda” que con Macri a la cabeza, maneja esta gestión, y aquí me exuda bronca e impotencia por el electorado que los puso allí.
Que no es ninguna novedad, sabemos quiénes son y a quienes representan en el país y el mundo, idiotas útiles, con ciertas cuotas de poder que nos han perjudicado desde siempre.
Los podemos identificar a través de sus referentes o portavoces en la actividad política. económica y social de nuestro país, en cada gestión en la que pudieron rapiñar su cuota de poder.
Son los Cavallo, Martínez de Hoz, Prat Gay, los Bullrich; en educación y seguridad y otros de las nuevas generaciones, fieles exponentes de un Neoliberalismo “Salvaje” que agobia y enluta, los países que les dejan controlar.
Son representantes de las políticas del “Libre Mercado”, exponentes del viejo imperialismo y capitalismo, herramientas sociales y políticas, tan desprestigiadas que debieron reconvertirse,  ajironarse para subsistir y mantener el control.
Los Argentinos los sufrimos a casi todos, los “Memoriosos” sabemos a qué y quienes responden.
Hoy, 25 de Diciembre de 2015 a poco más de una semana de asumir el nuevo gabinete, con rechazos e impugnaciones nos dio muestras de lo que nos deparan su gestión; estemos atentos y alertas no dejemos que esos “Idiotas útiles” funcionales a la democracia nos dicten nuestro presente y nuestro futuro.

viernes, 18 de diciembre de 2015


miércoles, 25 de noviembre de 2015

Hipocritas del mundo … Uníos. (II)

La caída del Imperio Romano de Occidente, dueño del mundo conocido, en el siglo VI,  marca el comienzo de un extraordinario reacomodamiento de fuerzas en las tierras de ese mundo.

El imperio Romano de Oriente, conocido como “Bizantino”, sobrevivió por bastante tiempo pero luego cayó en mano de los Otomanos que se apoderaron de la famosa capital, Constantinopla, nacería lo que sería el último Gran Imperio del mundo “El Imperio Otomano” que se consolida e ingresa en la modernidad conformando las bases geográficas y políticas de la  actual y gran Turquía.

Cuando el Imperio Otomano estaba agonizando, debido a estrictas razones políticas; los pueblos Árabes que lo componían, mayormente dispersos, comenzaron un proceso de unificación en Estados Nacionales.

Simultáneamente surgidas, de la Edad Media y el Renacimiento, las nuevas Naciones imperiales y colonialistas, nacidas y educadas en las guerras, invasiones y rapiña emergentes de estas acciones miraban con creciente interés las apetencias de los pueblos emergentes de ese Imperio, ese nuevo panorama geopolítico de los siglos XVII al XIX

 

¿Por qué pasa, lo que pasa?

 

Ya expliqué que todo esto principió a pasar después de la caída del Imperio Otomano comenzando la rapiña comercial, financiera y humana y la puja de intereses por ver quien se quedaba con la mejor parte.
Como expresa el refrán: “… A río revuelto ganancia de pescadores.” Y para nuestro caso los pescadores eran los judíos de Europa que vieron en ese desorden la posibilidad de  “ … Llevar agua para su molino.”
En Agosto de 1897, un judío, vienés, periodista, se había convertido en portavoz de un movimiento que se convertiría en un Movimiento que bregaría por la creación del Estado de Israel en Palestina.
Después de su libro “El Estado Judío” publicado en 1896, Teodoro Herzl, su autor,  había sido catapultado al liderazgo indiscutido de una corriente de pensamiento que pregonaba con fuerza y convicción un Estado propio, en una tierra propia, utilizando el respaldo de los países poderosos.
Como dije, en agosto de 1897 convoca en Basilea, Suiza, el primer Congreso  Sionista Occidental en el cual se forma la Organización Sionista Internacional de la cual Teodoro Herzl es nombrado Presidente.
El programa que se redactó en dicho congreso, precisó las bases del Sionismo Occidental, tal como lo conocemos,  declaraba que los objetivos del Sionismo eran:
… Una “Patria públicamente reconocida, legalmente asegurada, en Palestina” que debía lograrse mediante la organización, la colonización y la negociación bajo la égida de las potencias imperialistas.
            Esta posición impuso una impronta al movimiento judío surgida del mandato sionista que determinó que el objetivo del Sionismo, y por lógica, de todo judío:
“ Crear para el pueblo judío  una patria en Palestina, asegurada por la ley pública.”
Ya en su libro de 1896 Herzl enunciaba la posibilidad:
“… Si su Majestad, El Sultán, (del moribundo Imperio Otomano) nos diera Palestina, nos comprometeríamos a sanar las finanzas de Turquía. Para Europa formaríamos allí parte integrante del baluarte contra el Asia: Constituiríamos la vanguardia de la cultura en su lucha contra la barbarie. Como Estado neutral mantendríamos relaciones con toda Europa que, a su vez, tendría que garantizar nuestra existencia.”
En el Congreso de Basilea amplió estos conceptos, expresados en su libro:
“… Es más y más en interés las Naciones civilizadas y de la civilización en general que un enclave cultural se establezca en el camino más corto a Asia. Palestina es ese enclave y nosotros los judíos somos los portadores de cultura que estamos dispuestos a dar nuestras propiedades y nuestra vida para lograr su creación.” 

                                   ============================
 

Esta no es nada más que el comienzo, las gestiones de T. Herzl recién comenzaban y para concretar su plan se encargó de captar a los Ingleses a través Secretario  J. Chamberlain y los buenos oficios de la oficiosa y muy encumbrada familia Rothschild, contando para esto con el respaldo de Lord Rothschild, que a decir de Herzl: “… Fue la fuerza más grade y efectiva que ha tenido nuestro pueblo desde su dispersión.”
Está demás decir que las propuestas y negociaciones de T. Herzl encontraron en los imperialistas y colonialistas ingleses una predisposición a respaldar el Estado de Israel en Palestina.
En Octubre de 1902 Lord Rothschild y T.Herzl se reúnen con Chamberlain logrando que el Secretario Colonial Inglés aprobara y apoyara la idea y sus propuestas, como le explicara Herzl, sería con el auspicio del esfuerzo Sionista el imperio británico no sólo sería más grande con una colonia rica, sino que diez millones de judíos:
“… tendrán todos a Inglaterra en el corazón, si mediante una acción se convierte en la potencia protectora del pueblo judío. De un golpe, Inglaterra tendrá diez millones de súbditos secretos pero leales, activos en todas las clases sociales de todo el mundo.

Ante una señal, todos ellos se pondrán al servicio de la nación magnánime que da una ayuda largamente deseada … Inglaterra tendrá diez millones de agentes para su grandeza y su influencia. Y todo el efecto de esta clase de cosas generalmente se difunde de lo político a lo económico.”
Después de las guerras mundiales, la toma de Egipto por parte Inglaterra, la construcción del canal de Suez, que se construyó con dinero que el primer Ministro inglés Disraeli, recibió de la acaudalada familia Rothschild. Con ese dinero Inglaterra pagó su canon de ingreso a participar del proyecto.
Esta propuesta de Herzl es tomada por una parte de la comunidad judía en la diáspora y los sectores sectarios y chauvinistas del imperialismo occidental, captados por estas ideas y propuestas.
Estas propuestas además de apuntar a lo más sensible de los intereses judíos tocaban el punto más álgido de los intereses del imperialismo Occidental ya que ofrecía como contra prestación de servicios convertirse en una cuña Occidental en el Mundo Árabe y esto para promover la imposibilidad de unificación y la creación de Estados Nacionales Árabes, era un atrayente plan.
Plan que Inglaterra comienza a concretar al otorgar la Península del Sinaí al pueblo de Israel y expulsar a los Palestinos iniciando con ellos los planes de desunión de los pueblos Árabes de la región.
Cabe señalar aquí la grandeza de espíritu de un pueblo que, equivocado o no, buscó  su identidad y unidad siempre se mantuvo coheccionado, aún en la diáspora; lo expuesto desnuda las viles artimañas y mecanismos de la diplomacia, las “Alianzas” políticas que intentan ocultarle al mundo como forma de eludir responsabilidades.
Eludir la responsabilidad e inventar un “terrorismo” allí donde hay luchadores que responden a sus agresiones, muchas veces programadas.

domingo, 22 de noviembre de 2015

Hipocritas del mundo … Uníos.

 Cuidado a la reacción que los fabricantes de conflictos, promueven y esperan.
Hay quienes se rasgan las vestiduras por lo que ocurrió con la espontánea y eufórica adhesión mundial de repudio a lo ocurrido en París que multitudinariamente se expresó, en las redes sociales, con la bandera de Francia superponiéndole un pendón negro en señal de luto o recogimiento por los caídos.
François Hollande, presidente de Francia, reaccionó en caliente, tal como se lo pedía la opinión pública y los familiares de las víctimas del atentado; esto es lo esperaban los generadores del odio; Su actitud respondió a quienes buscan siempre un conflicto con el cual justificar su industria armamentista.

Lo  que ocurre en el mundo hoy es conocido mayoritaria y globalmente por todos aquellos que dicen estar vivos; hacer de ese conocimiento de la información otorgada y filtrada por los medios masivos, sea una formación personal, que contribuya a la formación y construcción social o individual, es simple y llanamente una cuestión muy propia.
El 90 % de la población mundial que se reconoce francófilo por educación, formación o por simple descendencia, identifica su sentimiento con la bandera tricolor representativa de ese país o su símbolo pos industrial como la torre Eiffel.
Esto de ninguna manera significa desconocer la historia, medianamente reciente, de Francia durante acontecimientos mundiales, sus aciertos y errores, aquellos que justamente le valieron enemigos que hoy respondieron con ese dolor y muerte, hecho que se repudia.
El uso de los “Símbolos Patrios” para expresar  “Consternación, pena o dolor” por los tristemente sucesos ocurridos en París fue una respuesta espontánea y emotiva.
En nada es una adhesión o repudio a las políticas que Francia ha llevado adelante, que motivaran esta irracional respuesta.
Cada uno de nosotros: … “Sabe dónde le duele el zapato”  pero creo que a cualquier ser con corazón se ha sentido consternado por lo ocurrido en París … Que … Paradójicamente, viene ocurriendo en varias regiones del globo y no se ha visto hubieran reaccionado en forma similar.
Respuesta:  “… Lo cotidiano deja de ser “Noticia” e impacta cada día menos.” no es maldad, desidia o indolencia es costumbre, que despierta y se horroriza ante un nuevo acto; por eso aquellos que saben esto realizan hechos que duelan y espanten cada vez más.
Esto hace que a veces uno se pregunte: ¿Cómo éstas personas pueden vivir, cada día? esperando volar por los aires con una bomba, un misil, un explosivo o simplemente por un disparo.
La respuesta es clara y nada agradable, ya en nuestros países emergentes y muy jóvenes; más todavía si se piensa que estos países comprometidos, desde siempre con el devenir de la humanidad y la creación de nuestra cultura Occidental,  tal y como la conocemos.
Son artífices y responsables de lo bueno y lo malo que nos ha sucedido a través de los años haciéndonos coparticipes solidarios de aciertos y errores.
Esta compartida responsabilidad está dirigida por las políticas que los gobernantes articulan, pero que los gobernados avalan, respaldan o deben aceptar; esto nos hace solidariamente responsable de errores y fracasos.

                                          ============================
La caída del Imperio Romano de Occidente, dueño del mundo conocido, en el siglo VI,  marca el comienzo de un extraordinario reacomodamiento de fuerzas en las tierras de ese mundo, signadas por constantes luchas intestinas, territorios y riquezas.
Mundo Árabe actual 
El imperio Romano de Oriente, conocido como “Bizantino”, sobrevivió por bastante tiempo pero luego cayó en mano de los Turcos Otomanos que los acosaban desde hacía tiempo, se apoderaron de su famosa capital, Constantinopla.
Nacería lo que sería el último Gran Imperio del mundo “El Imperio Otomano” imperio que logró sobrevivir reajustando su geopolítica y se consolidó como una de las Naciones del mundo moderno, la  actual y Gran Turquía.
Los pueblos Árabes que lo integraban, mayormente dispersos, comenzaron un proceso de unificación en Estados Nacionales, cuestión que fue minando el poder y organización del imperio.
Simultáneamente surgidas, de la Edad Media y el Renacimiento, las nuevas Naciones imperiales y colonialistas, nacidas y educadas en las guerras, invasiones y la rapiña emergentes de estas acciones, miraban con creciente avidez comercial la región.
La potencialidad comercial y demandas de los pueblos emergentes de ese Imperio estaba en la mira de esas grandes potencias; ese nuevo panorama geopolítico de los siglos XVII al XIX, forjo un mundo convulsionado que nos daría la 1ª Guerra mundial y abriría las puertas al Nacional Socialismo de La Alemania hitleriana.

¿Por qué pasa, lo que pasa?
Ya expliqué que todo esto principió a pasar después de la caída del Imperio Otomano comenzando la rapiña comercial, financiera y humana y la puja de intereses por ver quien se quedaba con la mejor parte de ese desmembrado Imperio.
Como expresa el refrán: “… A río revuelto ganancia de pescadores.” Y para nuestro caso los pescadores eran los judíos de Europa que vieron en ese desorden la posibilidad de  “ … Llevar agua para su molino.”
En Agosto de 1897, un judío, vienés, periodista, se había convertido en portavoz de un movimiento que se convertiría en un Movimiento que bregaría por la creación del Estado de Israel en Palestina.
Después de su libro “El Estado Judío” publicado en 1896, Teodoro Herzl, su autor,  había sido catapultado al liderazgo indiscutido de una corriente de pensamiento que pregonaba con fuerza y convicción un Estado propio, en una tierra propia, utilizando el respaldo de los países poderosos.
Como dije, en agosto de 1897 convoca en Basilea, Suiza, el primer Congreso  Sionista Occidental en el cual se forma la Organización Sionista Internacional de la cual Teodoro Herzl es nombrado Presidente.
El programa que se redactó en dicho congreso, precisó las bases del Sionismo Occidental, tal como lo conocemos,  declaraba que los objetivos del Sionismo eran:
… Una “Patria públicamente reconocida, legalmente asegurada, en Palestina” que debía lograrse mediante la organización, la colonización y la negociación bajo la égida de las potencias imperialistas.
            Esta posición impuso una impronta al movimiento judío surgida del mandato sionista que determinó que el objetivo del Sionismo, y por lógica, de todo judío:
“ Crear para el pueblo judío  una patria en Palestina, asegurada por la ley pública.”
Ya en su libro de 1896 Herzl enunciaba la posibilidad:
“… Si su Majestad, El Sultán, (del moribundo Imperio Otomano) nos diera Palestina, nos comprometeríamos a sanar las finanzas de Turquía. Para Europa formaríamos allí parte integrante del baluarte contra el Asia: Constituiríamos la vanguardia de la cultura en su lucha contra la barbarie. Como Estado neutral mantendríamos relaciones con toda Europa que, a su vez, tendría que garantizar nuestra existencia.”
En el Congreso de Basilea amplió estos conceptos, expresados en su libro:
“… Es más y más en interés las Naciones civilizadas y de la civilización en general que un enclave cultural se establezca en el camino más corto a Asia. Palestina es ese enclave y nosotros los judíos somos los portadores de cultura que estamos dispuestos a dar nuestras propiedades y nuestra vida para lograr su creación.”

                                   ============================

Esta no es nada más que el comienzo, las gestiones de T. Herzl recién comenzaban y para concretar su plan se encargó de captar a los Ingleses a través Secretario  J. Chamberlain y los buenos oficios de la oficiosa y muy encumbrada familia Rothschild, contando para esto con el respaldo de Lord Rothschild, que a decir de Herzl: “… Fue la fuerza más grade y efectiva que ha tenido nuestro pueblo desde su dispersión.”
Está demás decir que las propuestas y negociaciones de T. Herzl encontraron en los imperialistas y colonialistas ingleses una predisposición a respaldar el Estado de Israel en Palestina.
En Octubre de 1902 Lord Rothschild y T.Herzl se reúnen con Chamberlain logrando que el Secretario Colonial Inglés aprobara y apoyara la idea y sus propuestas, como le explicara Herzl, sería con el auspicio del esfuerzo Sionista el imperio británico no sólo sería más grande con una colonia rica, sino que diez millones de judíos:
“… tendrán todos a Inglaterra en el corazón, si mediante una acción se convierte en la potencia protectora del pueblo judío. De un golpe, Inglaterra tendrá diez millones de súbditos secretos pero leales, activos en todas las clases sociales de todo el mundo.
Ante una señal, todos ellos se pondrán al servicio de la nación magnánime que da una ayuda largamente deseada … Inglaterra tendrá diez millones de agentes para su grandeza y su influencia. Y todo el efecto de esta clase de cosas generalmente se difunde de lo político a lo económico.”
Después de las guerras mundiales, la toma de Egipto por parte Inglaterra, la construcción del canal de Suez, que se construyó con dinero que el primer Ministro inglés Disraeli, recibió de la acaudalada familia Rothschild. Con ese dinero Inglaterra pagó su canon de ingreso a participar del proyecto.
Esta propuesta de Herzl es tomada por una parte de la comunidad judía en la diáspora y los sectores sectarios y chauvinistas del imperialismo occidental, captados por estas ideas y propuestas.
Estas propuestas además de apuntar a lo más sensible de los intereses judíos tocaban el punto más álgido de los intereses del imperialismo Occidental ya que ofrecía como contra prestación de servicios convertirse en una cuña Occidental en el Mundo Árabe y esto para promover la imposibilidad de unificación y la creación de Estados Nacionales Árabes, era un atrayente plan.
Plan que Inglaterra comienza a concretar al otorgar la Península del Sinaí en 1948 al pueblo de Israel y expulsar a los Palestinos iniciando con ellos los planes de desunión de los pueblos Árabes de la región.
Cabe señalar aquí la grandeza de espíritu de un pueblo que, equivocado o no, buscó  su identidad y unidad siempre, se mantuvo cohesionado, aún en la diáspora; lo expuesto desnuda las viles artimañas y mecanismos de la diplomacia, las “Alianzas” políticas que intentan ocultarle al mundo como forma de eludir responsabilidades.
Eludir las responsabilidades no nos libera de ellas y todos somo copartícipes de estas acciones. 

sábado, 10 de octubre de 2015

Nada que festejar un 12 de ocubre de 1492

Así se decidió

Contrariamente a la corriente, los pueblos Indoamericanos, de profunda raíz indígena se oponen
a los festejos que les recuerdan el comienzo de su esclavitud.
Como contrapartida los representantes de los pueblos aborígenes reunidos en la  Asociación Indígena de la República Argentina, AIRA convocan a la plaza de la República, donde se llevaría el acto central del 12 de Octubre de 1992, que festejaría y recordaría los 500 años de ese nefasto día.
En ese momento determinan conmemorar el día 11 como el “Último día de libertad” de los pueblos del continente.

La constante lucha de los pueblos indígenas del Continente, hermanados en objetivos comunes de autodeterminación, los llevan a repudiar actos como los que festejan y recuerdan los Hablantes hispanos de este territorio.
A las luz de las modernas concepciones revisionistas de la historia, la sociedad global, está en condiciones de entender e internalizar lo equivocado de “festejar” una fecha como la que nos ocupa.
No se puede juzgar con los ojos del presente las atrocidades históricas, dicen algunos interesados, que son los mismos que nos dicen que no existió oposición de los indígenas y que los europeos fueron recibidos entre acuerdos e intercambios.
En cambio los hay quienes dicen que no es no es cuestión de juzgar sino de “Conciencia”, (Josefina Oliva de Coll, La resistencia indígena ante la Conquista, Edit:SXXI)
No confundir hoy los indígenas, herederos de la sumisión, el despojo, la perdida de la autodeterminación aspiran a recuperar su dignidad y el respeto que igualitariamente se merecen.
Aquellos que se oponen a que los pueblos se auto determinen, que tienen un miedo atávico a los indígenas organizados; esos personeros de los grandes poderes,  de adentro o fuera de nuestros territorios.
Los mismos que por años han negado a los pueblos originarios su voz y su identidad, los mismos que nos venden en el contexto internacional al mejor postor.
Es por ese motivo que hoy  la CAUSA INDÏGENA es la causa de todos los pueblos de esta América, de raíz indígena, con un fuerte entrelazado de identidades que produjeron aquí en el continente una amalgama única.
Dejemos que quienes siguen pensando como Conquistadores o Colonialistas, continúen festejando el 12 de octubre, allá ellos.

sábado, 19 de septiembre de 2015

En memoria de:

                    Florentino Ameghino

 El mayor sabio que dio nuestro suelo, ya que si bien nació en Italia, sus padres lo trajeron consigo a las pampas donde se nutrió y forjó, a la criolla, una circunstancia que los “Académicos” le reprocharían, sólo el reconocimiento internacional,  su tesón y hombría de bien, terminó por vencer el antagonismo entre quienes no le perdonaban su osadía.
Ameghino incorporó al catálogo de nuevas especies Paleontológicas aproximadamente 900 variedades;  contó con la inestimable colaboración de su hermano Carlos, como especialista de campo, quien le remitía a su hermano, laboratorista, investigador y vocero de los trabajos, las muestras para su estudio y catalogación.
Esa dupla, que le aportó a la naciente ciencia territorial un encumbrado podio, ante los estudiosos del mundo, que reconocían y valoraban esta tarea emprendida por Ameghino a quién consultaban y citaban en sus trabajos.
         La vehemencia de Ameghino lo llevó a aventurarse en una disciplina de la cual se sabía poco en estas latitudes,  la datación y catalogación de un espécimen, que aventuro como el “Hombre Fósil del Plata”, influenciado por Darwin y su teoría evolucionista, de la cual nuestro sabio fue un defensor acérrimo, cuestión que desató una enorme polémica, no podía ser ignorada por quienes se suponía, voceros de la verdad en la ciencia de vanguardia.
        El Instituto Smithsonian de Norteamérica designó al Prof. Alex Hrdlicka un antropólogo Checo, radicado en Estados Unidos y autor de la teoría Monogenista-Asiática, que en ese momento se hallaba en la cúspide de su profesión.
        El citado profesional después de una larga estancia en nuestro suelo y de haber estudiado las muestras y las conclusiones de Ameghino, las desestimo aduciendo que las fechas propuestas por nuestro sabio, no concordaban con los especímenes de los cuales se pretendían pronunciar y desestimó rotundamente la posición de Florentino Ameghino.
        Este rechazo a las propuestas de Ameghino no sólo contribuyó al descrédito del incansable hombre que fuera Ameghino sino que retrasó cualquier investigación posterior que algún despistado aventurara en estas latitudes.
       Después como corolario a esta postura surgió Rodolfo Casamiquela con la suya,  extrema o extremista o absolutista de: “Concusiones Definitivas” en los “Cuadernos del Sur” de la Universidad Nacional del Sur que amplió y contribuyó a frenar a cualquier osado que intentara refutar estas posturas.
       Esto se mantuvo así hasta que Gustavo Politis comenzó en el sitio de “Arroyo Seco”, próximo a la localidad de Tres Arroyos, provincia de Buenos Aires y abrió la caja de “Pandora” en la cuestión de una mayor antigüedad de la presencia humana en las llanuras pampeanas.
      Así lo manifiesta el propio Politis en la apertura de la nota en “Ciencia Hoy” Nº 2 Vol, 1, marzo de 1989, Cuando expresa: “… ¿A qué época se remonta la presencia humana en la Argentina? Desde una posición extrema que llegó a sostener el mismo origen de la humanidad en la Pampa, se pasó luego, como contrapartida a creer que el poblamiento de América era un fenómeno relativamente reciente …”
     Mucha agua siguió pasando bajo el puente; tanto como Politis, la ciencias antropológicas y paleontológicas todas siguieron avanzando, como era de esperarse, y aportando datos que contribuyen a pensar en una mayor antigüedad del hombre en estas latitudes aproximándonos cada vez más al “Pensamiento de Ameghino”. que las nuevas generaciones deberían conocer.
 
 
 
 

 

viernes, 4 de septiembre de 2015

(Cosecharás lo que siembras)


La humanidad que construimos

                                                  
El mundo se enfrentó, en el siglo pasado (XX) al dilema de tener que elegir entre: Izquierda o derecha; capitalismo  o socialismo; Comunismo o liberalismo; estas dicotomías, desdibujadas en las sociedades modernas, se hallan vigentes en la sociedad globalizada de este siglo.
  Ni la Gran Guerra, (1914-1918) sería la última, como se pregonaba, solo el prolegómeno de la segunda Guerra Mundial que dejó como saldo un mundo dividido, repartido como un pastel entre los vencedores. (Acuerdo de “Yalta”)
  Ya Alemania había sufrido la imposición del “Tratado de Versalles” en 1919, documento en el cual Franceses, Rusos e Ingleses imponen unilateralmente la degradante condición de la rendición Alemana que no hace más que aquietar las aguas de ese mar embravecido.
  De ese degradado, sometido y humillado pueblo germano se valió Hitler para exacerbar el sentido nacionalista de una sociedad dolida, aletargada e impulsada a la II Guerra.
  Ese período incierto que sobrevino a la segunda guerra y que llamamos “Guerra Fría” continuidad diplomática de un conflicto, sin confrontaciones manifiestas, pero de grandes enfrentamientos estratégicos donde las apariencias y demostraciones de poder tuvieron sus momentos relevantes.
  El desmembramiento del poderío oriental  con la caída del Muro de Berlín y la Perestroika impulsada por Mijaíl S. Gorbachov, Secretario General del Partido Comunista de la Unión Soviética de 1985 hasta 1989 y presidente de la Unión Soviética de 1989 a 1991 dio el puntapié inicial para el gran cambio hacia la modernidad.

  Sí  Mijaíl S. Gorbachov, cambió la faceta del mundo al eliminar estas dicotomías y dar paso a la globalización.
  En 1992 cae el Muro de Berlín y la desarticulación  de La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, (U.U.R.R.S.S.)
  También esto contribuyó al desmembramiento del partido comunista como aglutinador político.
  La globalización, convertía a las sociedades mundiales interactuando en todos los aspectos del entramado social económico y político, en una unidad cultural.
 
A esto contribuyó grandemente la impulsión en las comunicaciones que ampliaron la interacción de las sociedades, independientemente de su situación geográfica.
  Hoy el mundo se rasga las vestiduras por el horror de los refugiados que escapando a la hambruna y la violencia en sus respectivos países, buscan la seguridad de la Europa Occidental.
  Una Europa que se halla dividida por un signo monetario unificador, que indudablemente no tuvo el criterio aglutinante que se esperaba; parecería que la Alemania de Ángela Merkel quisiera pasarle facturas del pasado a la Europa aliada y recordarle el tratado de Versalles que debieron aceptar.
  Países, cuyos pobladores, en las primeras décadas del siglo XX, escaparon hacia nuestras tierras. a causa de la guerra se niegan hoy a recibir a los refugiados.
  Inmigrantes que contribuyeron al desarrollo, crecimiento y construcción de Latinoamérica haciendo de Indoamérica un caleidoscopio de culturas que fructificaron en estas latitudes, tierras donde hallaron un hogar y la paz.
  Es que eso no les dejó ninguna enseñanza.

domingo, 26 de julio de 2015

Quince años, Tampoco

     Mirando el hoy, predecir el mañana

Hace quince años, como escalón al milenio,  escribía la nota, “ El tesoro del fin de siglo” un texto que me sirvió como catapulta para  escribir en varias publicaciones sobre el tema y otros similares como “Energías alternativas, para un país limpio”.
Notas que luego, fueron cedidas reiteradas veces para ser publicadas en ediciones periódicas o esporádicas,  regionales, del país.

Creo, sin temor equivocarme que escribir sobre el porvenir es una cuestión de saber sobre aquello que se aborda, con total seguridad; siempre me cautivó la capacidad humana para permitirse innovar sobre la marcha, autodestruirse a cada paso, asimismo buscar alternativas para superarse y mejorar.
            De hecho cuando se realizó el “Congreso de Aguas Subterráneas” en Mar del Plata, 2001, me incorporé a la prensa acreditada y participé de las deliberaciones y entrevistas con especialistas de un tema preocupante, como lo demostró el  congreso del que participaron especialistas de varios países del mundo.
En su oportunidad pude dialogar y ampliar mis conocimientos con algunos especialistas que reafirmaron algunas posturas  sobre el tema, de nuestro país  Liliana Teruggi; la Dra. Bocanegra o el Dr. Daniel Ronen del servicio hidrológico y Microbilogía de la Universidad Ben Gurión, de Israel.
También pude compartir momentos muy esclarecedores con uno de los mayores especialistas en sistemas costeros de España, que por su interés por nuestra costa y su erosión creciente, llevé a Necochea, para reconocer nuestro litoral.
Es un constante aprendizaje de los temas que me ocupan y preocupan lo que me permite abordarlos con soltura y marcar puntos de inflexión, anticiparme a lo que vendrá, marcando la diferencia; en este contexto no puedo sustraerme al momento crítico del país y mi región.
Hoy en vísperas de elecciones, tengo que reconocer que ninguno de los candidatos, nacionales o locales reflejan la búsqueda de soluciones a los problemas que ya tenemos los argentinos y necochenses: la comunidad de Necochea-Quequén, localidad Atlántica costera distante 136 Km. Aprox. De Mar del Plata.
            Municipio que tiene características propias; de su proximidad con la ciudad de Mar del Plata, adquirió su imposibilidad de proyectarse como polo turístico, siendo siempre, en la mente de sus habitantes, la hermanita menor de la Costa Atlántica, incapaz de superar a su hermana mayor.
En esta línea de pensamiento, reitero las características propias de este enclave balneario que otrora fue reducto de las escapadas vacacionales de las familias de la elite porteña que se refugiaba en sus arenas subes, extensas y amplias.
Era tal la relevancia de las playas Que construyeron su propio hotel famoso por aquellos tiempos de caudillos y poder, el “Hotel Quequén”.
Hoy, como mudos testigos de esas épocas de esplendor, se yerguen entre los duros arbustos, vegetación rala y arisca, de las dunas costeras, al que la inventiva humana arrebatara el actual ejido urbano de la ciudad portuaria, el vetusto pero mantenido “Hotel Quequén”, reconvertido en edificio habitacional.
La colonia de vacaciones, hoy sede  de una delegación regional de la Universidad del Centro y varias construcciones, otrora señoriales, “Castillos de Quequén” majestuosas estampas de esa época de esplendor.
La delegación local de la Prefectura Naval funciona en una construcción de la época.
El Río Quequén y su particular ecosistema, es parte de la geografía y característica de la región; río que termina desaguando en el mar conformando un estuario natural de aguas profundas que dieron origen al puerto homónimo; moneda de cambio para los enjugues políticos entre Provincia, titular de su gestión y de los eventuales administradores que hacen, durante su ejercicio, sus propios negociados a espaldas del municipio.
Complejo portuario de real importancia para la comercialización de los productos agropecuarios de la región y el país; le otorgó esta posición de relevancia agroindustrial pero tampoco fue suficiente para que se pudiera erigir en un polo de desarrollo para el sector.
La inoperancia de las gestiones, los enfrentamientos operativos, las discrepancias políticas, Quizás las desmedidas apetencias de sus gestores, han relegado el crecimiento de la región.
Este desmadre operativo perjudicó al municipio impidiendo que este pudiera adquirir su propia identidad.
Acuífero Guaraní
Vimos la construcción de una planta acopiadora de fertilizantes en su recinto provincial a l que la ciudadanía toda se opuso, ante tal perspectiva debieron dar marcha atrás en su construcción.
            Después la empresa Ponal instaló tanques para almacenar fertilizantes alegando ante el reclamo de los vecinos, hacerlo bajo estrictas normas de seguridad, contra posibles derrames, haciendo que cada TK estuviera dentro de un recinto o piletón antiderrrame.
http://juventudporquequen.blogspot.com.ar/2007/11/ponal-deber-relocalizar-tres-tanques-
Aspectos que la comunidad rechazó cn protestas en el predio pero tanto la empresa como los gestores de estas instalaciones saben que las protestas se agotan y la gente se desalienta y cansa, allí están los TK y quién autorizó su puesta en marcha, más rico.
Con estos antecedentes, y muchos otros que en los últimos años preocuparon a la población, como la calidad del agua potable para la ciudad y el desecho de las aguas negras que como toda la comunidad sabe desagua en el mar en la llamada “Punta Carballido”.
La rotura de un caño que originó un seria alarma en la población que la municipalidad debió acometer a la brevedad.
Asimismo la creciente conocida contaminación del curso del río Quequén, receptor de aguas escurridas en las napas de decantación, de los agroquímicos utilizados por los agricultores aguas arriba.
Contaminación que la comisión tripartita de gestión de la Cuenca, siempre ha negado a pesar de los informes brindado por especialistas de la Universidad de Mar del Plata.
Ante esta perspectiva uno esperaría que alguno de los candidatos a la inminente contienda electoral expresara alguna preocupación sobre estos eventos y manifestara posibles soluciones.
Son los menos y utilizan el tema con aspecto electoralista, sin un programa o proyecto que respalde sus dichos; esta actitud,  al hombre de la calle, al ciudadano común, se le presenta como un argumento para la rapiña, el puerto seguirá siendo un negocio para algunos y los problemas seguirán creciendo.
 Ante lo expuesto reitero lo que dije, no hace falta ser un visionario.