PDF Inactivo

Momentáneamente los libros del autor no se editarán en versión gráfica, por lo tanto se interrumpe la bajada directa y sólo se editarán en formato PDF y puden solicitarce al correo: raspaggiari@gmail.com

El listado de libros se podrá observar en los blog administrados por el autor.

Para compartir y poder ver los libros PDF en la nube.

https://drive.google.com/drive/folders/0BxzkgnJxYLPnSUtxLXR4RXNHUVU?usp=sharing

sábado, 26 de noviembre de 2016

A los 90 años murió, Fidel Castro Ruz.

El último Rebelde

Líder de la revolución Cubana y uno de los símbolos del siglo XX.
Representó la lucha por  la libertad, para los pueblos del mundo, contra el opresor, de cualquier tenor, que la impidiera.

Aún, durante su vida, que cubrió gran parte del convulsionado siglo XX, (13/08/1926-25/11/2016) Ingresó en los umbrales de este nuevo siglo, ya anciano y enfermo, de gran lucidez;  fue, mal que les pese a sus detractores u opositores, una figura emblemática, tan contradictoria, como extraordinaria; admirado, vilipendiado, denostado, fue, indiscutiblemente un símbolo de las luchas populares guerrilleras que jalonaron el siglo.

Junto a su hermano Raúl Castro; Camilo Cienfuegos, Ernesto “Che” Guevara, y otros embarcaron en el mítico “Granma” para combatir en terreno de su patria a Fulgencio Batista.
Esta acción lo catapultó para representar en el ideario colectivo un ejemplo a otros pueblos en la misma o similar situación.
Como él mismo expresó: "Una revolución no es un lecho de rosas. Una revolución es una lucha a muerte entre el futuro y el pasado". 1959.
Su barba, convertida en arquetípica impronta de los revolucionarios del globo,  representaba para su pueblo, según él mismo manifestara: "Mi barba significa muchas cosas para mi país. Cuando hayamos cumplido nuestra promesa de un buen gobierno, me afeitaré la barba". Durante una entrevista con la cadena estadounidense CBS pocos días después del triunfo de la revolución en 1959.
Coherente y consecuente ante sus propias palabras, nunca se afeitó, ya que dudaba permanentemente de la tarea emprendida, de los logros de la revolución, que instaba a mejorar cada día; renunció, por su precaria salud, a hacerse cargo de la presidencia del Estado Cubano; privilegio que recayó en la figura de su hermano menor, compañero de lucha y actual presidente de Cuba.

Por sus firmes convicciones, su lucha y guía ante otros y por lo que represento en el transcurso del siglo, lo despido como a él le agradaba: Adiós Comandante, Hasta la Victoria, ¡Siempre!

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Lo que vendrá…

Ese loco loco …
Lo que vendrá… Supuestamente

En un país sistémico como Norteamérica, el poder se llevó un chasco que jamás se perdonará; Donald Trump utilizó las mismas armas, pero mejor que sus opositores y se llevó, contra los pronósticos mediáticos, el triunfo.

Nos vendieron que es un mostruo, un Mauricio Yanky” nosotros, sensibilizados por nuestras pequeñas tragedias, fuimos víctimas propicias, para esa campaña de desprestigio montada sobre su figura; ahora bien, si es así; ¿Cuál es la razón de su triunfo?
Esto lo digo para mis compatriotas: No confundir Donald Trump es un empresario que se hizo millonario a sí mismo, no es Mauricio, éste exponente vernáculo, ni siquiera se le aproxima; en última instancia e hilando con cuidado, Franco podría arrimar más que su heredero.
No obstante debemos reconocer que la campaña de desprestigio desnudada hábilmente contra Hillary Clinton dejó al descubierto, en el peor momento, una realidad irrefutable que terminó de asestar el golpe de gracia a la figura femenina de la contienda.
Por otra parte mientras Hillary recibía aportes y donaciones de corporaciones privadas para su campaña; más abultadas que la de su adversario, quien recibió donaciones individuales, de los seguidores, como se estila allí; luego se autofinanció, por lo menos en una oportunidad, por 60 millones de dólares. (Para el interesado en cifras más exactas se dispone de ellas en las páginas oficiales)
Nos vendieron que era un misógino empedernido y el 62% de mujeres blancas, sin educación universitaria, lo votó; se nos dijo enfáticamente del pensamiento retrogrado contra los inmigrantes y la inmigración, sin embargo en todos los estados donde ganó los hispanos se volcaron masivamente a darle su voto.
Las personas mayores de cuarenta y cinco  años prefirieron en un 53 % votarlo a Trump, aspecto que hablaría de un cierto crédito a la seguridad que les inspira su política.
Atento a mi sentimientos antiimperialistas, que trasuntan mis notas inequívocamente, debo reconocer que mi simpatía no es para ninguno de los dos candidatos, dada mi condición de sudamericano se que: ¡Gane quien gane! en el país del norte, sus políticas generalmente estarán alejadas de nuestros intereses, más cuando tenemos en la administración de nuestro país, un pichón gavilán que actúa como buitre.
Sin embargo a la hora de poner mi cuota de confianza en el futuro apuesto a Donald Trump ya que tengo mis serias dudas sobre la campaña mediática fabricada, ya que carece de historial político, intentaron vendernos una intemperancia mediática, no resultó; los hechos expresados por los votantes así me lo reafirman.
 Mientras que la historia política reciente de Hilary Clinton se sacó hábilmente en el momento oportuno, para que aquellos que no lo supieran, pudieran conocer las malévolas andanzas de Hillary; la Kissinger con faldas de la administración Obama.
Paradójicamente, a lo que se supone, la administración del primer presídete afroamericano en la historia de Norteamérica, fue la administración que más guerras impulsó y fomentó en el mundo; como contrapartida la academia sueca le otorga el Novel de la Paz.
En esa escalada guerrera del imperio se encuentra la industria armamentista que financia campañas y espera resultados.
Trump, no le debe su éxito a ninguna corporación, se pagó a sí mismo su campaña con algunas donaciones del interior, hacia el final, veremos que hace con ese tremendo capital que deja sus manos libres para manejar ambas las cámaras del senado; algunos presuponen que esto representa la suma del poder, que ningún mandatario ha tenido en los últimos años.
América Latina no debe esperar nada diferente, por el contrario las políticas Norteamericanas para su patio trasero, como se estipuló en Yalta, son a largo plazo, el funcionario del despacho oval sólo debe administrar, según las políticas establecidas.
Las pequeñas variantes circunstanciales, pueden deberse al afán de nosotros mismos por sacarnos ese yugo de encima; como generalmente ha sucedido en el pasado reciente, la presencia en nuestro suelo de esos “Criollos que nos venden” de los cuales nos hablaba Arturo Jaureche; Mauricio y su banda son de esa calaña, y ya en lo que lleva de gobierno, han dado debidas muestras de lo que son capaces.
De no mediar actitudes afines, en contrario a los intereses norteamericanos, no creo que nada cambie, lo dejarán seguir jugando a gobernar, mientras siga correctamente lo que se le indique.
Reitero, no estoy totalmente convencido de que el discurso mediático de Trump fuera para consumo general, creo que tenía un destinatario interno, que debía desencriparlo, baya si lo hizo.
Los giles, dentro y fuera de los Estados Unidos, compramos la propaganda mediática, no comprendimos el “metamensaje” es, a mi modesto entender, lo único que me permitiría tener una mayor comprensión de lo sucedido en este país plagado de contrasenjtidos. 

martes, 4 de octubre de 2016

Que sucede con la Paz en Colombia


Heridas muy recientes, difíciles de restañar, complican la gestión.

Desde la perspectiva externa, como vecinos e Indoamericanos, estábamos todos eufóricos y anhelantes por el acuerdo de paz logrado entre el gobierno Colombiano   y las fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC. que por 52 años mantienen una beligerancia que se ha cobrado más de 200.000 víctimas.

Los estados más relacionados con la guerra, la mayoría estados fronterizos, han optado por el SÍ; esta lectura es contraria a la lógica y razón, emergente de un conflicto que ha sangrado al país por medio siglo.
Se observa una cierta animadversión o rechazo contenido, de la sociedad colombiana al acuerdo que el Presidente Santos ha firmado con líderes de las FARC; ahora frente a la consulta que surgió de este plebiscito, no vinculante, dado que el gobierno podía firmar el acuerdo sin la necedad de recurrir a este ejercicio democrático, la respuesta social deja entrever el conflicto.
¿Estas son las causas de la negativa del 63% o hay algo más?
En primer lugar la sociedad colombiana sabía que el estado les estaba consultando sin tener ninguna necesidad de hacerlo; este aspecto sugería hallarse ante un artilugio político para convalidar un acuerdo que muchos ciudadanos, víctimas de esa sucia guerra, no aprobaban.
La guerra, presente en las víctimas, los heridos, sus familiares, amigos, no pertenecía al pasado,  es el presente; el rencor y el odio latente se perciben a flor de piel.
Muchos colombianos no aceptarían el paso, de los integrantes de las FARC, a la condición de ciudadanos, integrantes de pleno derecho, de la sociedad que diezmaron por más de cincuenta años.
Puede ser una razón válida, de gran fuerza para algunos, pero una condición negativa para el logro de una Paz genuina.
Este no es un armisticio entre dos fuerzas beligerantes enfrentadas en un hipotético frente de batalla; esta es una situación e4xtremadamente compleja de la sociedad colombiana, en su conjunto quien deberá reconocer que tanto ambos contendientes en este enfrentamiento son integrantes de su entramado social.
Les guste o no, víctimas y victimarios, son o fueron, integrantes de esa sociedad que se vio fragmentada, dividida, dolorida y asustada por más de medio siglo.
Ahora es necesario que esa sociedad, no sus partes resentidas, la sociedad en su conjunto, desprovista de dolorosas experiencias personales o familiares, especulaciones seudo-políticas, o venganzas personalistas; ese ejercicio de cordura, sensates y humanidad es lo que el mundo está esperando.
Que la sociedad colombiana realice un profundo acto de constricción y permita que se restañen las heridas en un nuevo entramado social del que surja el tejido de la nueva sociedad colombiana.
En un mundo donde jaqueado por la beligerancia y la estupidez humana, en la búsqueda del interés monetario y el consumismo generalizado Colombia un país Indoamericano puede demostrar que miramos hacia el futuro, con una perspectiva diferente.
Vamos hermanos Colombianos, de ustedes depende.

jueves, 29 de septiembre de 2016

¿Violencia Institucional?


No confundir



La violencia institucional que se manifiesta, en especial en una sociedad enferma, cuyas defensas inmunológicas se hallan debilitadas por años de despotismo, totalitarismo, liberalismo, neo-liberalismo o cuanta política nefasta se requiera implementar por testaferros corruptos que el poder absoluto envía contra nosotros.

No importa cuando sucede, solo basta elevar la voz por sobre sus obnubilados entendimientos, ser portadores de nuestra genuina imagen indoamericana, es suficiente para que estos sátrapas, desarrapados te rotulen “Negrito” y cuando no “Negrito de Mierda”; su cabeza no les permite entender la sutileza de la identidad indoamericana de hoy, crisol de razas.
“Garganta Poderosa” es un esfuerzo conjunto de los que supuestamente no “Deberían tener voz” pero la lograron y la hicieron escuchar, desde el ámbito de sus intereses hasta nosotros, los gentiles, que azorados nos desayunamos con frescas ideas y pensamientos genuinos que algunos, a quienes esas ideas molestas, piensan que deben ser silenciadas.
Siempre la delincuencia, y en especial la juvenil, surgida de las capas más humilde y desprotegida de la sociedad, es una respuesta al desajuste o desigualdad social, mesurada según circunstancias que ya se conocen, en nuestro medio; generalmente, se sabe es contraproducente utilizar violencia, ya que ésta sólo fomenta respuestas violentas, y muchas veces, son la chispa que alimenta protestas sociales extremas.
Hablar en una sociedad enferma de “Violencia institucional” es una forma de diluir la responsabilidad, disfrazar la culpa, “Patear la pelota al costado”, poner en una entelequia, la responsabilidad de un sistema corrupto impuesto que alimenta los odios personalistas, las “Luchas de Clases” que,  muy a pesar de los que piensan lo contrario, no se han terminado, está demasiada arraigada en nuestro inconsciente colectivo.
El germen de la violencia no es colectivo, como así también lo es el amor; anida en lo profundo del corazón humano, nuestra educación y formación extraerá, lo brutal de nuestro más primitivo estadio, para aflorar en nuestras acciones.
Ninguna INSTITUCION nos ordena o inculca ser salvajes inhumanos desprovistos de toda moral, “Somos lo que queremos ser, … o no seremos nada”.
Cuando fue aquel famoso juicio a las juntas militares se dilucido la famosa “Obediencia debida” detrás de la cual algunos desubicados se protegían; no existe obediencia a nadie, sólo a nuestra conciencia y razón, cuando esta por medio la vida humana.
Está claro, si continuamos adoptando posiciones aberrantes para con nuestros semejantes, es claro, elocuente, no existe eufemismo alguno que disfrace la inconducta social e individual de los hombres.

Conducta que generalmente, obedece y sigue lineamientos, sutiles, a veces inconscientes, de sus mandantes políticos de turno.

sábado, 17 de septiembre de 2016

INSTITUTO ANTARTICO ARGENTINO


No dejemos que nos quiten nuestro Instituto.

Fui asiduo usuario de la biblioteca del Instituto donde siempre recibí la mejor atención y asesoramiento en mis intereses comunes, al que-hacer de la institución; allí tuve el placer de conocer y dialogar con el gran hombre que lo dirigía, el Coronel Jorge Leal, Director,  gestor del Instituto, por varios años.
El tratado Antártico, es un protocolo “tratado” y aprobado por doce países con intereses directos en la región llamados, Signatarios, que: El 1 de diciembre de 1959, los doce países que habían llevado a cabo actividades científicas en la Antártida y sus alrededores durante el Año Geofísico Internacional (AGI) de 1957-1958 firmaron en Washington el Tratado Antártico. El Tratado entró en vigor en 1961 y ha sido aceptado por muchas otras naciones.
El entreguismo desembozado que intenta ejecutar la administración de testaferros, que hemos dejado controle el país, sabe que el instituto es la barrera natural contra los piratas, y aquellos que mantienen, en forma encubierta e hipócrita, sus apetencias Colonialistas en territorios de la región.
Entre los signatarios del Tratado hay siete países: (Argentina, Australia, Chile, Francia, Noruega, Nueva Zelanda y el Reino Unido) con reclamos territoriales, que en algunos casos coinciden en parte; Otros países no reconocen ningún reclamo. Estados Unidos y Rusia consideran que tienen “fundamentos para reclamar”.
En breve deberá ser refrendado, otros interesados podrán incorporar propuestas que deberán ser evaluadas por los países signatarios de 1959: Australia, Argentina, Bélgica, Chile, Francia, Japón, Noruega, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Reino Unido, Rusia, Estados Unidos; todos los años, los doce signatarios originales del Tratado y las Partes que demuestren su interés en la Antártida mediante la realización en ella de investigaciones científicas importantes, en conjunto denominadas las Partes Consultivas, se reúnen “con el fin de intercambiar informaciones, consultarse mutuamente sobre asuntos de interés común relacionados con la Antártida, y formular, considerar y recomendar a sus Gobiernos medidas para promover los principios y objetivos del Tratado”  
Cuando el Protocolo al Tratado Antártico sobre Protección del Medio Ambiente entró en vigor en 1998, se estableció el Comité para la Protección del Medio Ambiente (CPA). El CPA por lo general se reúne al mismo tiempo que la RCTA para abordar asuntos relacionados con la protección del medio ambiente y proporcionar asesoramiento a la RCTA. Además de las RCTA y las reuniones del CPA, las Partes Consultivas también convocan ocasionalmente Reuniones Consultivas Especiales del Tratado Antártico y Reuniones de Expertos con objeto de tratar temas específicos.
Debemos tener en cuenta que no es lo mismo armar una comisión ad hoc para que cada año se aboque a al tema que contar en forma permanente una institución con personal altamente especializado que defienda nuestros intereses.

Amigos, no debemos permanecer impasibles ante la arremetida de los testaferros del poder, que siempre, robe quién robe, el damnificado será usted y la Nación, no dejemos que desguacen las instituciones que importan.

miércoles, 24 de agosto de 2016

La mentira que "Ilumina"

Peligro tóxico
en las
Lámparas de supuesto
Bajo Consumo”

El entredicho  fue impuesto a nuestra sociedad actual  entre quienes alimentan y motorizan el consumismo y nosotros, los consumidores; que, en este triste caso, somos impotentes para rechazar, aquello que nos imponen.

Una de sus últimas creaciones es un producto industrializado, realizado para reemplazar a otro, sin “aparentes” mejores resultados.
Me estoy refiriendo a las lámparas, mal llamadas de “Bajo Consumo”, que nos obligaron a utilizar para suplantar las de “Incandescencia”.

Supuestamente una lámpara de las llamadas de bajo consumo que de ahora en más llamaremos “nueva” difiere de la “vieja” e incandescente lamparita, además de su construcción, en sus exaltadas y supuestas prestaciones, a bajo consumo.
Debo reconocer que han sabido recrear adecuadamente lo que ya se conocía para otros usos y re-direccionarlo para convertirlo de consumo masivo; para hacerlo desarrollaron una publicidad mentirosa que permitiera sacar del mercado las viejas de incandescencia.
Es de bajo consumo,  un artefacto de iluminación cuando entrega la luz requerida durante una unidad de tiempo determinada, ya que usted paga así el servicio de electricidad urbana.
Empaque de lámparas de 20 W que se publicitan, con lúmenes equivalentes a 100 W.
Aquello que quiero explicarle es que si usted tiene un aparato que consume 1000W/h, y lo conecta por una hora integra usted estará consumiendo 1K/w.
Los defensores alegan: que una lámpara de 20 W/h entrega, las mismas unidades de luz = lúmenes que una de 100 W/h; una halógena de 42 W/h entrega los mismos lúmenes que una de 60 W/h.
Si bien esta característica puede desde el punto de vista puramente técnico medirse para saber sus parámetros, el ser humano percibe la iluminación emitida, sus radiaciones de color y temperatura, mediante sensores corporales, que van desde la vista, sensores perisféricos en la piel que permiten el reaccionar del cuerpo a esos factores externos en el que el ser humano se halla inmerso.
Esto hace que cada individuo, como tal, reaccione a la luz de distinta manera; en cambio todos los seres vivos reaccionamos mal al bombardeo constante de los iones positivos.
Son los iones negativos los que suelen abundar en valles con buena vegetación y el correr de agua de un arroyo; o en bosques con mucha foresta, valles y quebradas; iones que pueden ser producidos y bombardeados en una habitación para producir un intercambi forzado que restablezca el equilibrio natural.
Las lámparas nuevas, no son nuevas sino el sistema de incandescencia utilizado en letreros luminosos, (Allí no se usaban con zócalos y los transformadores se ponían a la intemperie) los tubos fueron readaptados con un sistema de rosca universal y encendido hogareño.
Sistema que ya existía, tan nocivo, venenoso e insalubre para las personas como la nueva tecnología que nos obligan a consumir; me estoy refiriendo a los tubos fluorescentes.
Estos tubos de vidrio, llenos de gas flúor, gas que reacciona al ser calentado, mediante dos pequeños filamentos internos en sus extremos, que luego de encendido el gas, los filamentos se desconectaban.

Estos tubos, se alimentaban con un transformador y controlaba con un Arrancador, conjunto que se conectaba a la red eléctrica.
Las lámparas de Mercurio para las luminarias urbanas, antecesoras de las de bajo consumo pudieron salir antes por la sencilla razón que su balasto (Transformador) está fuera de la lámpara en si misma sino en el artefacto que la contiene, dentro de la tulipa, y por tener zócalo de rosca “Goliat” que no se usa para los hogares que utiliza los “Edison”.
Cuando se debían reponer por cualquier problema, se caían, o se rompían y soltaban el polvillo del flúor que es venenoso y muy perjudicial.
También se aconsejaba, en ambos casos, cuidarse de los trozos de vidrio al romperse por el veneno pegado en ellos, residuos de los gases de flúor y de mercurio.
Las lámparas halógenas, en bulbos de vidrio al vacío, son variables no tan perjudiciales para la vida, que recibieron el tratamiento de adaptarlas al mercado hogareño. 
Ahora bien hasta aquí debemos reconocer que con una publicidad o “Propaganda” engañosa, o al menos tendenciosa, nos obligaron, de la noche a la mañana, compulsivamente a cambiar por un producto efectivo, probado y seguro, como lo fueron durante décadas las lámparas de incandescencia, por otro, que sabemos dañino y perjudicial para la salud.
 Otras unidades como, los fluorescentes, fueron retirados del mercado, pero el daño ya estaba hecho,  como lo demostramos en “Los iones negativos y la salud” campaña que emprendimos con el creador de las terapias iónicas en la Argentina el Dr. Florencio Escardó, poco tiempo antes de morir.
Continué por varios años difundiendo lo pernicioso de la iluminación lograda a través de excitar un gas inerte.
Son justamente estos artilugios luminiscentes convertidos hoy en riesgosas necesidades que  envenenan y matan  silenciosamente generando al ambiente iones positivos, perjudiciales para la salud,  de los organismos vivos. 
En América Latina, donde todo está por descubrirse, muchos despertamos recién de nuestro sueño de mentiras;  otros no quieren saber para no ser tildados de paranoicos.
Los Iones y su accionar sobre la salud, son abordados por especialistas y centros asistenciales de todo el mundo, ya que los iones se hallan en el aire que respiramos, su variable coexistencia nos afecta directamente y no se hace necesario sumarle otros males.
La verdad está allí, al alcance del interruptor de la luz, no tiene que ir más lejos para darse cuenta del engaño articulado, que nos obligó a todos a consumir algo que nos mata en silencio.
Un mercado del consumo, en el cual nos incluyen como “Consumidores cautivos” por la sencilla razón de no poder, ni tener, otra opción o alternativa; lo mismo ocurre si usted quiere salirse del sistema de suministro y distribución de electricidad domiciliaria.
Todos son problemas e impedimentos.

lunes, 18 de julio de 2016

Días Negros


La verdad, siempre duele

Días negros

Siempre sentí que el terrorismo del odio, que solo lleva muerte y destrucción, es la respuesta que, los pueblos sometidos o acosados por múltiples medios, utilizan para combatir a su opresor, dado que les resulta imposible combatirlo en el mismo terreno.
Los países que han oprimido a otros pueblos con políticas totalitaristas, económicas, políticas o  acciones militares deben saber que la respuesta será, indefectiblemente, ser golpeados allí donde más les duela.
Todos sabemos, en el mundo globalizado actual, quienes son los que están pagando facturas vencidas, por sus acciones pasadas y presentes.
Los propios pueblos de esos países son víctimas, cautivas, y en cierta medida, complacientes de las políticas implementadas por sus respectivos gobiernos, pretendiendo mantener su forma de vida y sociedad, convalidan lo actuado.
Se dice que en esta confrontación no hay “Inocentes” porque seguimos o respaldamos a nuestros gobernantes, esparciendo dolor y muerte por el mundo.
Existen, supuestos atenuantes, en el ideario colectivo, pero no justificativos para esas políticas o acciones; pasa con Francia algo que se anida en el corazón desprevenido, sordo y ciego de una gran porción del pueblo francés y Europeo, no pueden entender: ¿Porqué ellos, son el foco de la violencia?
¿Se preguntan alguna vez cuales fueron las acciones que sus políticos llevaron adelante subviertiendo los derechos y la  autodeterminación de otros pueblos que debieron soportar el autoritarismo del poder sin poder oponerse?
Francia es una asociada a la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, y como tal responsable de cuanto desajustes se atribuyan a sus asociados; esto es más que suficiente para estar en la mira de quienes, planean, programan o ejecutan cualquier acción contra los responsables de los graves males del mundo.
Los franceses no deben olvidar su participación en los hechos y políticas de pos Guerras, la implementación de políticas de conveniencia,  que tejieron una trama de antojadizo poder, de unos contra otros; podemos poner el ejemplo más triste y doloroso, del  cual son copartícipes de la ocupación de la Península del Sinaí y la posterior, e inconsulta sesión de tierras a Israel, para luego, bajo cuerda, forzar la creación de un Estado en la región, el “Estado de Israel” en desmedro del Pueblo Palestino.
Un pueblo que se vio expulsado de sus tierras en la que había vivido siempre; un pueblo que hoy sobrevive disperso y en una franja de ellas, “Franja de Gaza” como refugiados.
La cultura de Occidente reconoce el aporte genuino que el pueblo francés le ha brindado, pero también es consciente de la gravedad de las políticas practicadas por ellos y sus asociados, en los últimos siglos, en desmedro de países vulnerables.

Hacen igual que sus “Socios”, hacerse los distraídos a la hora de buscar las razones que llevan a estas acciones; intempestivas que sólo buscan dolor y muerte, que expresan la “Bronca” contenida de los pueblos arrasados. ¿Qué esperaban? 

sábado, 5 de marzo de 2016

Pensar y comprender


Lógica, no sólo palabras

Poderosa Controversia disparó la Sra. Soraya Sáenz de Santamaría quien presidió la presentación del libro “Homenaje Universal  al idioma español” argumentando en la misma por qué el castellano goza de una salud inmejorable.
La controversia, que a mi modesto entender, se desliza en el uso de nuestra lengua, a saber: En palabras de algunos pobladores de la Península Ibérica, españoles, es común escuchar  identificar a quienes hacen uso de la lengua castellana-española como “Españoles” o simplemente como Hispanohablantes,  aún a quienes  viven fuera de la península, no son españoles, ni desean ser identificados como tales por el uso de castellano-español, ya que entienden no tuvieron opción de elegir, se les impuso.
Ninguna persona se siente a gusto con una nacionalidad que no es la propia, más si como ocurre en este caso específico, por la razón que expresé e intentaré explicar.
Este viejo conflicto o litigio que España tiene con los propios españoles, basta para ello reconocer los conflictos autonómicos, que aún se hallan latentes en la Península.
Con el concepto de “Madre Patria” que se acuñó hacia todas las tierras Conquistadas, tiempo después se traslado el conflicto de la identidad lingüística a las Comunidades Hispanohablantes de América; en ella, varios países o regiones hacen uso de la lengua castellana o española, que como lo reconoce la Constitución Española en su Art. 3º son sinónimos pero, también establece que la lengua del Estado español es el Castellano, reconociendo y estableciendo, muy claramente, a pesar de la reconocida sinonimia, ciertas diferencias entre ambas variedades dialectales.
De hecho, cuando deba escribir su nacionalidad en formularios en la red, o especificar su: “Idioma” intente poner “castellano”, si su dirección IP en el Continente Americano, o sea usted no es español por lo tanto “NO habla español” a lo sumo una lengua de raíz castellano-español modificada por cinco siglos de influencias y modismos regionales.
En las tierras “Nuevas” donde se impuso una mezcla abigarrada de dialectos y formas castellanas, españolas, con el tiempo los aportes de las lenguas autóctonas, desde Fray Ramón Pané en adelante, construyeron modificaciones dialectales que le imponen cada país o región un caleidoscopio fonético propio.
No debemos olvidar como se logró la imposición de esta nueva forma de expresarse  a los naturales, Es lógico que se mire a “La madre” con cierto recelo o velada resistencia a las injerencias culturales unilaterales, de cualquier tipo, que el estado Español o sus instituciones, intentan introducir en nuestras culturas.
Para el Quinto Centenario, (1992) (Personalmente experimenté, con varios  españoles que habían viajado a nuestras tierras con ese propósito, filmar y captar la identidad Americana, desde mi posición de asesor de la Asociación Indígena de la República Argentina, AIRA) Vimos renacer en el sentimiento de los españoles  un interés genuino por encontrar respuestas, que ellos requerían para sí.
En Buenos Aires se repudió el “Festejo o Conmemoración” de esta fecha y se realizaron distintos actos, el día 11 de Octubre, que los pueblos indígenas reconocían como el último día de Libertad, con la presencia de las entidades indígenas; para ese año de 1992 publiqué “500 años después… La otra historia”
La búsqueda de respuestas pretendía una mayor comprensión que les explicara mejor la resistencia de ciertos sectores de las sociedades latinoamericanas, a ser considerados “Comunidades Hispanohablantes” rehusarse a conmemorar el “12 de Octubre”, pretendían comprender las razones, pero no encontraban una fundamentación histórica, valida que la justificara.
Recuerdo que yo pensaba para mis pensamientos íntimos,  ¿Cuán grande habría sido para la sociedad de la corona del siglo XV español, el engaño, ocultamiento o distorsión de los verdaderos objetivos en la práctica que se intentaron desconocer, ocultar o minimizar, a tal extremo que se creyeron el engaño u autoengaño de la “Evangelización”.
Algunos, ante nuestra razones esgrimidas tibiamente para no ofender o enemistarnos con ellos, esgrimían la reconocida “Leyenda Negra” y las acciones de Fray Bartolomé de las Casas, que como saben fue uno de los primeros en denunciar, por escrito a la corona las atrocidades cometidas en el avance Conquistador, denuncias de las que se valieron los anglo sajones para construir y articular dicha “Leyenda”.
Entonces para no polemizar los remitíamos a los libros más importantes para comprender en su verdadera magnitud la cuestión: “La Resistencia Indígena ante la Conquista” de Josefina Oliva de Coll, Edit. Siglo XXI, 1974; “Relación Acerca de las Antigüedades de los Indios” de Fray Ramón Pané, Edit. Siglo XXI, 1974; “Ideologías Indigenistas y Movimientos Indios”, de marie-chantal barre, Edit. Siglo XXI, 1983.
Con el correr de los años llegué a pensar que España había madurado, como sociedad, ya que en el último lustro del siglo pasado y lo que van de este siglo XXI sus experiencias y los vaivenes económicos y políticos Globales a los que se vieron sometidos los españoles, le habrían aportado una mayor comprensión del sufrimiento humano, y quizás esta circunstancia les abría aportado el nivel de comprensión que requerían.
El Estado español, como todos los Estados y sus Instituciones, supongo, es afecto a los números y a las estadísticas; más si estas aportan cifras para su interés.
A continuación repetiré las cifras por el cual la Sra. Soraya Sáenz de Santamaría se enorgullecía, sin pensar que el costo de esas cifras de hoy fue un terrible despotismo ejercido sobre los pueblos de América, que podrán “Perdonar” pero se reservan para sí el derecho de “Jamás olvidar”.
470 millones de personas en todo el mundo tienen el español como lengua materna. (No es tan así)
45 millones de esos 470 no residen en un país donde el español sea el idioma oficial. Son 21 países los que tienen el español como lengua oficial. (No es español, después de cinco siglos de influencias regionales)
El español es la segunda lengua más hablada en el mundo y actualmente los hispanohablantes representan el 7,9% de la población total. (NO son Hispanohablantes son: colombianos; ecuatorianos; venezolanos; uruguayos; argentinos. Y pretendemos seguir siéndolo.)
Es el tercer idioma más utilizado en Internet, con el 8% de los usuarios. El uso del español en la red ha experimentado un crecimiento superior al 1.000%.
Según los informes del Instituto Cervantes, “Compartir idioma aumenta un 290% el comercio entre los países hispanohablantes”. (Fuente: http://www.jergasdehablahispana.org/)
Son más de 20 millones de personas en todo el mundo las que estudian español.
41 millones de estadounidenses tienen el español como lengua materna.
 En 2050 Estados Unidos será el primer país hispanohablante del mundo.
El orgullo de una Nación, si desea expresarse, no debe sustentarse en la opresión infligida sobre los otros, en el presente o el pasado, no es cuestión de tiempo sino de conciencia.