PDF Inactivo

Momentáneamente los libros del autor no se editarán en versión gráfica, por lo tanto se interrumpe la bajada directa y sólo se editarán en formato PDF y puden solicitarce al correo: raspaggiari@gmail.com

El listado de libros se podrá observar en los blog administrados por el autor.

Para compartir y poder ver los libros PDF en la nube.

https://drive.google.com/drive/folders/0BxzkgnJxYLPnSUtxLXR4RXNHUVU?usp=sharing

lunes, 11 de mayo de 2015

¿QUE QEREMOS DECIR CON?


El Modelo

¿Que es “EL MODELO”? del cuál tanto se habla. Algunos lo alaban y otros se alejan de él. 
Es, sin lugar a dudas, una forma de hacer las cosas en el quehacer político o gubernamental que se impone como un ejercicio de cada administración intentar imponer, durante el ejercicio de su mandato.
Es la capacidad política de los gestores de dicho “Modelo” influenciar sobre la sociedad, convencerlos, con acciones o propaganda, de la bonanza de esas prácticas, para que las adopten como propias.
 
¿Estamos a favor o en contra? de este modelo, al que se ha dado en definir como: “Kirchnerista” que nos han convencido es el mejor, para todos nosotros.
      Están convencidos de su acierto y en muchos aspectos podemos respaldar esos sentimientos; pero cuidado que como todos los sentimientos y sensaciones, estos son alimentados por aspectos subjetivos que no siempre reflejan la realidad y generalmente hay que sopesar las cosas con miradas más inquisidoras.
      La publicidad o propaganda, generalmente subrepticia, subliminal, cumple un rol fundamental a la hora de evaluar el accionar de cualquier administración.
      El peso de los grupos de presión, a favor o en contra, juegan un rol importante en el pulso de la opinión pública.
      Por ejemplo, en mi caso,  me agrada este modelo de administrar el país. Pero tengo varias observaciones o críticas que lo hacen, a mi entender, “ambivalente”, posición que algunos rotulan,  (ejercicio muy argentino) como: “Demagogia”.
      Como solemos oír: “Se está haciendo mucho… pero falta mucho por hacer” Esta frase, hecha, vale para todas las administraciones o formas de gobernar, nadie puede hacer todo lo que hace falta, ni conformar a todos.
      Dicen que: “Hacer Política es el arte de lo posible” Desde la época del fundador de esta familia política, Néstor Kirchner, las contradicciones fueron expuestas con crudeza.
     “… Los indios que se dejen de joder , en el país los únicos indios son los que bajaron de los barcos…”
      Estas palabras que Néstor Kirchner expuso ante los representantes indígenas, consultado por ellos sobre él particular, en los comienzos de sus apetencias nacionales, habla a las claras de las ideas de los Kirchner en relación a ciertos temas, muy sensibles para muchos de nosotros, … Pero no para todos.
      El paquete con las políticas hacia ellos se le entregó a Alicia Kirchner sin abrirlo, y respetando el moño con el cual fuera atado por la administración anterior, que tampoco había aportado nada.
     Que digan lo que quieran, la causa indígena, su tratamiento o las políticas aplicadas para con ellos es, y de seguir en este camino, será una burla.
     Un burdo manejo político que encubre el miedo que siempre se le tubo a la organización de las naciones indígenas.
    Quitarles identidad, desvalorizarlas, humana y políticamente, marginarlas geográfica, humana y políticamente fueron prácticas históricas ejercidas desde siempre.
     Solamente con el advenimiento de la Democracia, en la década de los ochenta, durante el gobierno de Raúl Alfonsín, se llevaron adelante algunas propuestas, bien intencionadas y mejoradoras.
     No estoy seguro que fueran ideas de Dn. Raúl, lo que sí sé es que las respaldó y apoyó.
     Creo que se debió al pensamiento personal y bonhomía de los funcionarios como el Dr. Aldo Neri, ministro de salud y Acción Social y su Secretario de bienestar Social, el santafecino, Dr. Luis Romero Acuña.
     Esa es una verdadera actitud política, respaldar las buenas acciones o programas y Alfonsín así lo hizo.
     Fue durante su gestión que el mencionado funcionario de la Secretaría, que hoy maneja Alicia Kirchner, convocó a entidades y organizaciones indígenas y No indígenas para que trataran y aportaran soluciones al tema, se creó la Comisión de apoyo a las Comunidades Indígenas.
     En esa época el entonces Senador: De la Rúa, ventiló un viejo anteproyecto del gobierno del Dr. Ilia, cajoneado desde entonces, para elaborar una ley aborigen.
     Tema que, dos años después de su tratamiento, me inspiró para escribir “500 años después … La otra historia”. (PDF en www.editorialfps.com.ar)
     El INAI, el respeto por la aplicación de la Ley 23.302 lo que ella dicta y establece, son manejados e ignorados por una total negación de la causa indígena, una total ignorancia del tema.
     Haciendo uso de esa negación e ignorancia premeditada se ha utilizado a los aborígenes en el INAI para justificar sus errores y falencias.
     Podríamos afirmar que esa conducta ambivalente, de esta administración que más alimentan las supuestas conductas demagógicas, se manifiesta en las acciones de gobierno que se aplican a los más necesitados, los pobres, los humildes, jubilados.
     Asimismo las Carteras sensibles a cualquier administración, Salud, Educación, Trabajo, Obras y Servicios Públicos, son algunas de ellas que, con la atención sobre los subsidios al transporte público y la renovación implementada en los ferrocarriles, pueden ser tomadas como acciones demagógicas.
     Acciones que además de llevar el bienestar a miles de personas  ponen sumamente nerviosos a amplios sectores de la sociedad y preocupa a uno de los grupos de presión más afectados, los camioneros, de Hugo Moyano.
      La verdadera obligación de una administración es evaluar sus proyectos, programas y acciones de gobierno, cuantas personas se beneficiarán y cuanto podrían sentirse afectados por la medida.
      La sana y verdadera evaluación de las medidas adoptadas, son parte del modelo adoptado y define a una administración de popular o impopular.
     Generalmente será “Impopular” si las acciones benefician a los pobres, los más necesitados, la llamada clase media y media baja, donde se reúnen aquellos desprotegidos que no tienen voz para hacerse oír.
     Será impopular porque las clases más pudientes, sienten que pierden beneficios que les son propios, entonces utilizan todos los medios a su alcance para hacerle saber a la sociedad, lo equivocado “del Modelo”.
     Nada se logra dando subsidios al transporte público: Solamente se logra que los empresarios transportistas no incrementen el valor de los pasajes, y así se benefician los usuarios.
      Generalmente los que protestan no utilizan con asiduidad estos servicios, pero si pensaran, ellos también se ven beneficiados.
     Es un despropósito subsidiar a las madres solteras o primerizas y habilitarles programas de salud y asesoramiento pre natal: Una de las obligaciones más importantes de cualquier administración es velar por la salud de la población así que estas acciones se enmarcan en estos postulados y si pensamos que además se aporta a la economía del país convirtiendo a un ciudadano en un consumidor que aportará al PBI. Del país.
     Claro quienes pretenden no ceder en absoluto, mantenerse en las partes altas de la pirámide económica son los que no ven con buenos ojos cualquier acción de gobierno.
      Se debe ser crítico pero no obcecado y debemos darnos cuenta que cuanto más se  beneficia y otorga a los humildes o más necesitados del sistema,  más beneficios percibe, … en líneas generales, la sociedad global.
       La nacionalización de los ferrocarriles y reactivación de los ramales abandonados, es una luz de esperanza para esos grupos humanos que, desperdigados por todo el país, vieron cómo,  sin consultarlos los abandonaban,  quitándoles una vía importante de comunicación y crecimiento.
     Sabemos que: “ … Dios está en todos lados, pero indefectiblemente atiende en Buenos Aires.”
     Del mismo modo las corrientes opositoras, los grupos de presión, también surgen desde La ciudad autónoma.
     Alejados de los centros de poder, del ruido, las manifestaciones y cacerolazos, se hallan generalmente aquellos que definimos como: “Los sin voz”.
     Rara vez se  globaliza la protesta.
     Somos casi 41 millones de habitantes, de los  cuales casi 3 millones viven la ciudad Autónoma. (Censo nacional 2010)
     Tres millones de los cuales un gran porcentaje ostenta los más altos niveles del poder mediático y económico del país.
      La administración gobernante, sabe que lo hace para los 41 millones de habitantes, pero las mayores críticas salen de los sectores que pueden hacerse escuchar.
      Nosotros, debemos saber escuchar y evaluar esta situación para no cometer errores a la hora de tomar decisiones.

domingo, 3 de mayo de 2015

Pensamiento (SRA) Rural

Miopía social
 Al despertarme esta mañana, e intentar abrir esa ventana a la realidad, desde la bruma onírica de nuestra “Pequeña muerte”, hasta esa “Realidad aparente”, la vigilia activa del despertar de cada mañana.
     Encendí la pequeña radio que uso en mis entresueños, generalmente antes de que la radio despertador de las 09 horas, me sustraiga de esa bruma pegadiza, que transforma la cama, en algo más.
     ¡¡¡ Yo, sólo quería información climatológica!!!
     Estaba intentando levantar las persianas de mi consiente cuando las palabras de  Luis Miguel Etchevehere, Presidente de la Sociedad Rural, trajo a la memoria a mi viejo amigo José María Olivares.
     Amigo, consejero, instructor y maestro de mi paso por el mundo de la política; consejos y enseñanzas que me permitieron sobrevivir, con algunas heridas y cicatrices que me acompañarán mientras viva.
     José María, en aquellos lejanos años en Gral. Roca, Río Negro, sabía decirme: “… Cuando la Rural se queja de las acciones de gobierno e intente desarticular o minimizar la gestión gubernamental.
     ¡¡¡ Algo bueno está ocurriendo, para los más humildes, los más necesitados, para los trabajadores, los jubilados, en fin … para el pueblo !!!
     “…Por el contrario, si ésta (SRA) alienta la acción gubernamental, exaltando sus logros y realizaciones, se deberá estar alerta ya que:
     ¡¡¡ Alguien en la administración de turno está haciendo las cosas mal, en desmedro del pueblo, del país, en su conjunto.”!!!
     Seguí con la  radio para escuchar, en un tramo de su palabrerío  decir que hemos vivido “…12 años de atraso.”, afirmación que me es una evidente “Miopía social” y política que, indudablemente, apunta alimentar la “Lucha de Clases” intentando fortalecer un sitial preferencial, al que no pretenden claudicar.
     Aquella lucha que en el mundo civilizado, globalizado, multicultural, multiétnico, ha quedado atrás y que tanto daños ha dejado a la humanidad.
     La biodiversidad del mundo, hoy nos exige un compromiso único, como nunca se nos presentó antes a los seres humanos.
     La nave se achica y cada día que pasa somos más, queremos ser más humanos y tolerantes, erradicar la intolerancia del mundo implica: NO más GUERRAS. (beligerancia utilizada por los que gobiernan el mundo en las sombras, como reguladoras demográficas.)
     El sentido común, (El menos común de los sentidos.) nos dice que ha llegado la hora de abrir nuestro corazón, dejar de lado nuestros egoísmos, nuestra billetera, la caja del banco y compartir.
     Pero, como sucede siempre, eso lo pensamos “… Los de a pié” los que viven bien, por mérito propio o compartido, no quieren soltar ninguno de sus privilegios.
    Hasta la época de Duhalde y el “Momo” en la prov. de Buenos Aires no declaraban a sus peones rurales y muchos trabajaban en “Negro” allí comenzó el famoso “blanqueo” del que se jacta UATRE y que le sirvió de plataforma como consolidación gremial y social.
    Es cierto que no todos son “hacendados” y muchas veces algunos pequeños productores se ven perjudicados en esas políticas que se aplican con criterios no selectivos y discriminan; no se puede decir que el modelo contempla todas las soluciones, pero en la planificación, lo intenta.
    El campo es una parte de ese entretejido social que constituye nuestra riqueza, que forma la trama de nuestra Nación; tan importante como los demás agentes constitutivos de nuestra identidad productiva.
    Nada solucionaremos enfrascándonos en un enfrentamiento entre nosotros por una migaja de la torta, cuando podemos todos compartirla en armonía, todos los agentes del entretejido social deberán contribuir y ceder su parte.  
     Basta de sentirse los Reyes de la Corona, El linaje, los apellidos patricios, ya fueron, el pasado sólo es historia, no podemos vivir en él, sólo nos pasará facturas de nuestros errores de hoy, facturas que terminarán pagando nuestros hijos.
    “El presente”, como un regalo que deberemos COMPARTIR.