Para compartir y poder ver los libros PDF en la nube.

https://drive.google.com/drive/folders/0BxzkgnJxYLPnSUtxLXR4RXNHUVU?usp=sharing

martes, 27 de diciembre de 2011

En Democracia

Estoy observando la forma meteórica en que nos asombran las cámaras parlamentarias con su trabajo. Después de un año de inactividad casi vergonzoso, pasamos, con la mayoría oficialista, ganada las elecciones, a unas maratónicas sesiones parlamentarias , dónde, de la noche a la mañana se aprobaron leyes fundamentales para el ejecutivo nacional.

De fundamental importancia resulta la aprobación del Presupuesto con el que el Estado podrá manejarse durante el próximo año, la ley que restringirá o regulará la venta y tenencia de tierras en manos de extranjeros y el nuevo Estatuto del peón rural como así mismo la intervención del RENATRE organismo creado por el Sindicato de trabajadores rurales y estibadores creado y actualmente dirigido por el carismático Gerónimo Venegas.
Así como veo la importancia de leyes que contribuirán con el manejo de la gobernabilidad que se pretende por parte de la administración de Cristina Fernández de Kirchner no veo la razón para crear un nuevo estatuto para los trabajadores rurales, como también creo un grave error la intervención del RENATRE que sólo obedece a cercenar las capacidades operativas y políticas del hombre fuerte del sindicato como se ha demostrado lo es Gerónimo Venegas.
Cabría preguntarse dónde estaba el Estado cuando de la nada y con gran esfuerzo personal de los organizadores se fue construyendo UATRE y se pasó de unos pocos miles de trabajadores en blanco a más de 800.000 en campañas sucesivas realizadas a lo largo y ancho del país, sin poder de policía para actuar contra el trabajo en negro, como sí lo tiene el Estado, Venegas logró en pocos años aquello que se había propuesto cuando comenzó la construcción de su sueño.
Donde están los proyectos que UATRE envió al Congreso Nacional para crear el estatuto del trabajador rural bajando la edad jubilatoria a 55 años y no a 57 como aprobaron entre gallos y medianoche.
Nadie le regaló nada, por el contrario, muchas piedras fueron las que se pusieron en su camino sin embargo supo rodearse de fieles amigos y colaboradores que como él soñaban con un sindicato fuerte con presencia nacional que pudiera solucionar los problemas que aquejaban al sector.
Recuerdo en 1995/6 cuando en mi bicicleta cubría la distancia que me separaba de mi casa en el barrio playa de la localidad de Quequén, debía pasar por las seis esquinas para dirigirme a mi oficina de la redacción de D21 y Tierra Fértil en la ciudad de Necochea, allí podía verse a un grupo de hombres en la vereda de unas instalaciones, que después supe se trataba de la sede de UATRE – Quequén, compartiendo un sándwich y dialogando entre sí, allí conocí a Venegas y me dio su primer entrevista y me contó su proyecto.
Doy fe que nunca se olvidó de sus orígenes y sus raíces, la población de Necochea y la región sabe de ello, UATRE y en particular Gerónimo Venegas esta siempre que se lo necesite, presente en la comunidad con nuevos emprendimientos y proyectos.
Quizás no construyó su andamiaje político con el mismo criterio, la misma visión, eso le ha granjeado algunos problemas; Venegas no es uno de los “Gordos” que hacen del sindicalismo su negocio, aún cuando se relaciona con alguno de ellos, pero nadie puede decir que su logro mayor a sido el blanqueo y bienestar de miles de trabajadores rurales, a quienes siempre se ha dedicado.
Fue durante la gobernación de Duhalde y de Felipe Sola en la secretaría de agricultura y pesca de la Nación que recibió respaldo para actuar en la provincia y estar presente en cuanta feria agrícola y ganadera se realizara con sus servicios médicos, sus ambulancias y Folletería, hablando con la gente, rescatando del olvido, en el que por años habían estado al empleado del campo, y todo esto sin apoyo del Estado Nacional, de esa época viene su lealtad hacia Eduardo Duhalde a quién respaldó en la elecciones de Octubre, cosa que no le perdonan.
Un estado que ahora se queda con el trabajo ya logrado y que ignora el trabajo y los proyectos de los propios trabajadores rurales.
No es justo ni democrático es más una actitud autoritaria de quién no tiene otras herramientas para articular relaciones institucionales, sin perjudicar al sector, donde la política y sus intereses se impone sobre la razón.
Ahora deberá ser la justicia quién decida que criterio o camino adoptar será más justo para los trabajadores, en definitiva los únicos que deberían ser tenidos en cuenta en este tremendo contrasentido.

martes, 6 de diciembre de 2011

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Carta Abierta (La carta que originó esta respuesta busquela en indoamericano)

Intolerancia y Sectarismo


Recientemente me llegó a mi correo la nota realizada por el Prof. Pedro Godoy P. del Centro de Estudios Chilenos CEDECH referida a los indígenas y titulada “indios o Nacionales”. Nota que ya desde el título denota un desconocimiento supino de la realidad indígena del continente.
Me tomaré el trabajo de responder a sus términos en la medida que creo firmemente en salirle al cruce a estos personeros del sistema impuesto quienes confunden todo y lo meten en la misma bolsa, como sé hacia en la década de los sesenta y setenta en toda América Latina.
En primer lugar no existe la dicotomía “indios” o “Nacionales” toda vez que no existe nada más digno del “ser nacional” que nuestros indígenas.
Por otra parte nadie confunde, sólo los despistados, indigenismo con indianismo, es esta última concepción la que crece exponencialmente desde 1980 ante la intolerancia y el absolutismo militante de un indigenismo recalcitrante y paternalista.
Decir tan suelto de cuerpo “... La moda impide comprender que lo incaico, lo tiahuanocota, lo azteca y lo muisca así como lo araucano hoy son piezas de museo...” es en sí mismo una muestra cabal de lo despistado que el supuesto prof. está en su interpretación de la realidad.
Aquello que él llama moda es la permanente búsqueda de soluciones al despotismo en que desde 1492 se impuso como sistema para con los pueblos naturales del territorio, potenciado desde 1980 donde Fausto Reinaga realizó el gran llamamiento de Ollantaytambo que dio comienzo a la búsqueda de un indianismo militante que, como dije, creció desde entonces a pasos agigantados y hoy es la filosofía imperante en las luchas por una genuina reivindicación de los derechos ancestralmente adquiridos por los pueblos indígenas del Continente.
Decir con total desconocimiento de una realidad vivencial “... lo incaico, lo tiahuanocota, lo azteca y lo muisca así como lo araucano hoy son piezas de museo...” es desconocer que en América Latina las mal llamadas “minorías étnicas” en la mayoría de los Estados Nación son, en la pirámide de población de los respectivos Estados, una mayoría que reclama sus derechos: México tiene el 48% de la población, en el estado de Yucatán en el último censo se contabilizaron el 59% de población indígena que vive con sus propias pautas culturales y son tan Mexicanos como el que más. En Bolivia corresponden al 63% de la población global del país.
En Ecuador el 45% de la población es indígena y de ellos el 80% vive precariamente.
En su país, Chile, que posee la población Indígena más numerosa del Cono Sur, que junto con mi país Argentina, (3% contra el 1% oficial) tienen la tasa más reducida de población indígena del continente.
“... La población indígena de Chile, cifras oficiales, es hoy del 4,6 de la población global pero existen dudas según las propias palabras del mismo Sebastián Donoso, hoy Coordinador de Políticas Indígenas del Gobierno de Piñera, llamaba a no asombrarse por la baja de población y que esta correspondía a un interés político porque “para nadie es un misterio que la cuestión numérica es vital en el marco de las demandas etno-autonómicas de los grupos indígenas”.
Ahora Donoso está en la Institucionalidad y deberá enfrentar la disyuntiva. ¿Cómo era posible que el INE errara tanto el cálculo? ¿Cómo era posible que pasáramos de ser el 9,2% de la población a ser el 4,6%? Y en diez años se perdieran el 30,67% de la población indígena; ¡se habían perdido por prestidigitación estadística 306 mil personas!...”
La raíz misma de la causa indígena de América, polifacética y de características muy conflictivas para los Estados Nación obedece a la impronta que cada Estado Nacional les impusiera como premisa de supervivencia haciendo de los adjetivos que proliferaron en las décadas de los sesenta y setenta: Mestizo, campesino, criollo, eufemismos que intentaron desdibujar el verdadero peso de los derechos ancestralmente adquiridos y públicamente reclamados.
Es una mentira artera y solapada argumentar “... autonomía y hasta soberanía...” que buscan la creación de “nuevos estados” que se contrapone con la búsqueda de su genuina “Nacionalidad”.
La nacionalidad es la razón de existir de un pueblo en un entramado social en el que la lengua, religión o mística común, costumbres y formas de vida se integran en su cultura para otorgarle una identidad propia.
Llamarlos “Araucanos” es una falacia y una ofensa ya que es un gentilicio inventado por los españoles y muy utilizado para crear la falsa figura de una Guerra, la “Guerra del Arauco” que intentó justificar, con la valiosa ayuda de Alonso de Ercilla con su “Araucana” y su amigo el “Loco” Aguirre, (Lope de Aguirre) la conquista o usurpación del territorio de la región oeste del cordón Andino, actual Chile.
Le recomiendo leer “Economía Mapuche” de José Bengoa y Eduardo Valenzuela Ed.PAS, Chile; “Los Mapuches y la Tierra” de Gonzalo Bulnes A. Ed. PAS, Chile; “Un conflicto de identidad” y “La Cuestión Mapuche” estas dos últimas puede bajarlas gratuitamente en www.editorialfps.com.ar
Si lo lleva a usted a escribir, abordando el tema, asumiendo un compromiso sectorial y a mi a contestarle, mal hace en decir que “... son piezas de museo ...” por el contrario es una causa viva, militante que reclama, en el entramado social de “Hispanoamérica”, como usted la llama, a esta Amerindia originalmente Abya Yala que sufrió el flagelo de las potencias colonialistas y se construyó a sí misma para proyectarse al presente, ser incluida genuinamente e igualdad de posibilidades en la proyección de una nación.
Desde el moderno pensamiento social no reniego de mi identidad por lo cual mal sería negar nuestra pertenencia al mundo hispanoparlante y a la porción de esta Amerindia que se considera Hispanoamericana pero esta sería la única concesión posible hacia España.
Hablamos castellano, no español, español hablan en la península, donde se sabe tienen graves problemas con 36 regiones lingüísticas que reclaman la potestad de poder utilizar su lengua, que no significa autonomía o independencia política, es en definitiva el rasgo que identifica a un pueblo y le otorga nacionalidad.
Aún cuando el idioma oficial de España es el castellano.
Un principio de justicia y equidad para con nuestra propia identidad e independencia social, política, económica, reside en rescatar las cosa más simples en la conciencia colectiva de nuestro entramado social.
A esto no son ajenos el repudios a las fechas conmemorativas de hechos y sucesos ajenos a nuestra identidad, nacionalidad y valores principistas.
Conmemorar en nuestros respectivos países fechas como el 12 de Octubre significa convalidar un hecho que destruyó gran parte de este continente sobre cuyas ruinas edificó una nueva identidad que se pretende sea silenciosa y acepte calladamente su destino impuesto, cuestión que con justa razón, y derecho, hemos desoído para intentar rescatar nuestra verdadera identidad Amerindia.
Que lo festejen en España, nosotros aquí conmemoraremos silenciosamente y como corresponde el último día de libertad el 11 de octubre, día aciago para los pueblos del Continente.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Subsidios Sí, Subsidios No.

Esta cuestión antagónica, si se quiere nunca se nos presentó como un dilema a los Argentinos, los subsidios aparecieron en la vida económica de los usuarios para hacerles la vida “más llevadera”, de tal manera que justificara los negociados de los funcionarios que tenían en sus manos la relación con las empresas subsidiadas.

          El Estado Nacional debe hacerse responsable de haber otorgado estos beneficios a las empresas, aún cuando al hacerlos el usuario fuera beneficiado durante su articulación pero no fue consultado para su aplicación.
Es cierto que la actual administración ya se encontró con un Estado subsidiador pero no menos cierto es que sus funcionarios usufructuaron los beneficios de los subsidios a empresas deficitarias que jamás reinvirtieron aquello que el Estado les otorgaba.
Quién fuera Secretario de Transporte de esta administración, el cordobés Ricardo Jaime es la figura emblemática de este desquiciado sistema de subsidios inconsultos.
Quizás el único beneficio más genuino y autentico es haberle permitido a los usuarios transitar etapas difíciles de su economía familiar, con mayor soltura.
Sin embargo no menos cierto es que cada administración recibió a cambio la seguridad de un movimiento más fluido del trabajador a sus respectivas actividades.
Entonces ¿Porqué motivo el usuario debe opinar ahora sobre aquello que le impusieron, aún cuando le permitió un cierto alivio en su economía domestica?
No sería lo más correcto que el Estado hallara la forma de eliminar los subsidios manteniendo por un tiempo y en forma gradual las tarifas que el usuario debe pagar, creo que es no sólo una obligación sino un derecho que el usuario se ganó.


La Historia revisada

Claro que debe revisarse la historia y para ello sólo basta que quienes hacen esto lleguemos a ser dignos de aquello que se espera de nosotros.
No basta crear nuevas instituciones colegiadas o académicas para definir el estudio de la historia, simplemente debería ser una condición fundamental integrarse a las organizaciones, ya existentes, y desde ellas bregar por un revisionismo serio.
No permitir que se defenestre a un investigador, historiador o ensayista por el sólo hecho de discrepar con la historia oficial o plasmar una semblanza de un personaje encumbrado y abordar su vida como un ser humano simple y sencillo.
Existen historiadores mediáticos, que utilizan tanto las letras como la pantalla chica para promocionarse él y su obra.
Ensayistas que hacen de la historia una especie de “Intrusos” en el que relatan las historias cotidianas de los hombres y mujeres, abrevando en cartas intimas o personales, tomadas como documentos públicos.
Según mi forma de pensar nada de esto esta reñido por la ética en la medida que la ética misma se halle entre nuestros valores intrínsecos y sepamos hacer uso de ella.
Aún recuerdo lo mal que recibieron el “Don José” de mi querido amigo José Ignacio García Hamilton, (foto) aquellos que no se permitían ver al San Martín humano y preferían mantenerlo en el bronce.
No es creando nuevas instituciones para el estudio de la historia, divide y reinaras, como recrearemos la historia que escriben los que se imponen en el entramado social de una nación, sino haciendo una nueva revisión de los hechos que la construyeron e influyeron en la vida del país, sus hombres y mujeres hasta nuestros días.

Ruben Amilcar Spaggiari

miércoles, 28 de septiembre de 2011

“No hay peor sordo que el no quiere oír,ni peor ciego que aquel que no quiere ver.”


 

El Siniestro de Monte Grande

Un enigma que no es tal.



Aún resuena en la opinión pública la explosión de la casa en la localidad de Monte Grande, aún sin explicación oficial. Los destrozos causados, la muerte de una persona, las heridas a otras nueve, así como la disposición de los restos de los vehículos y escombros, hablan por sí solos de la calidad y tipo de siniestro que, el bolillero del destino, puso en juego en el Conurbano Bonaerense.
Para quienes tienen ojos para ver y oídos para escuchar, sin preconceptos.



     En el día de ayer lunes 26 los medios de comunicación mediante la intervención de colegas muy especializados en su profesión pero con una carencia meridiana de la mecánica o técnica de siniestros abordaron el tema más allá de la noticia en sí misma, cometiendo graves errores.
     Creo que es fundamental que el periodismo, si no sabe o no conoce el tema, No lo aborde más allá de la noticia en sí misma, ya que comete más errores y confunde a la gente.
     Es tan culpable quién difunde una falsa fotografía de un meteorito cayendo hacia la tierra, como aquel que habla sin saber, dando información errónea a las personas.
     Desde el principio las unidades de siniestros de la municipalidad se hicieron presentes en el lugar, bomberos, médicos, ambulancias y personal especializado con trajes especiales y mascarillas protectoras para cualquier eventualidad, biológica o radiactiva.

Hipótesis a).- Escape de gas.
     Desde el comienzo los bomberos se hallaron en el lugar y desconcertados buscaban una explicación a lo sucedido.
     Hacia media mañana uno de los oficiales de la unidad de bomberos actuante, ante una requisitoria periodística, este manifestó, sobre un supuesto escape de gas: “... No aquí no fue un escape de gas, primeramente que no hay red de gas natural y las garrafas existentes están intactas, no puede hablarse de un escape de gas...”
     Hasta donde yo sé esta declaración, en el lugar del siniestro, fue desestimada y no se aprovechó la posibilidad periodística de la repregunta.
     Ahora bien, para producir esa onda de choque y posterior devastación tiene que gestarse mediante un artefacto explosivo, una detonación contenida y focalizada.
     Cosa que no se produce con un escape abierto de gas y menos de gas envasado, sin la explosión de los envases.
     Si el escape abierto de gas se acumula en un recinto cerrado se forma un “bolsón de gas” que puede explotar a la menor inflamación.
     Lo curioso es que los testigos no acusan haber detectado olor a gas, tampoco existieron focos de fuego generalizado, como los que se producen con una explosión de gas.

NOTA:

     El gas de red o envasado es inodoro, o lo que es lo mismo carece de olor por lo cual en las empresas en los que se lo transporta, industrializa o utiliza se lo hace circular a través de unas trampas conteniendo unos fieltros embebidos en un producto, similar a un aceite liviano color púrpura, denominado “Etil Mer-Catan”.
     Este producto otorga al gas un fuerte olor de alta persistencia y gran poder residual que lo hace detectable.
     El gas de red es el mismo que el gas envasado, el de red viaja en el gasoducto a una presión suficiente para licuarlo dentro de la tubería.
     Para usarlo en los hogares solamente se descomprime, acción que se produce al abrir la llave del quemador y permitir que el gas salga, en forma gaseosa, por los picos, donde se enciende.
     Para cargar las garrafas se traspasa gas comprimido directamente de la red a los recipientes o de un recipiente grande 45 kg. a uno más pequeño, 15, 10 kg. o menos. Teniendo la precaución de colocar el pico vertedor en el gas liquido y no en la porción gaseosa del producto.
     La explosión que se produce es generalizada y produce inmediatamente fuego quemando todo en su radio de acción.
     Mínima es la acción de un escape de envases o garrafas que no hace estallar los recipientes no puede alegarse que un horno pizero causó este desastre cuando el cilindro de envase se hallaba intacto.
     Sin vestigios de fuego en su entorno.
     Aquí no existió fuego solamente se prendió el extremo de un poste, a la altura de los cables, que los propios vecinos talaron con un hacha para imposibilitar que el fuego se extendiera.
     Si realmente hubiera existido la mínima posibilidad de fuga de gas, el fuego se hubiera iniciado y mayor sería la cantidad de victimas.
     Como vemos se trató de una explosión limpia.
     El motivo de muerte fue aplastamiento motivado por derrumbe.
Otras Posibilidades.

     Por un momento se observó entre los escombros la tarea de hombres vestidos con unos enterizos blancos con capucha y mascaras que portaban instrumentos de medición en sus manos.
Vestimenta generalmente utilizada para operar en situaciones de riesgo bacteriológico o una primaria protección radiactiva.
     Digo primaria dado que de existir fuga radiactiva por alguna causa dichos trajes hubieran sido inefectivos para proteger a las personas en el lugar de niveles de grados Roentgen más o menos elevados.
     Ahora bien ¿Cuál fue la precaución, o la presunción que los llevó a abordar dicha contingencia con esos equipos y a medir en el lugar niveles de radiación o contaminación?
     En un momento de la cobertura periodística un representante de las fuerzas actuantes en el lugar manifestó que se había hallado un centro puntual de impacto y sin embargo esto fue desestimado, no se le otorgó trascendencia, pero fue lo que expresó.
     Lo mismo ocurrió con los vecinos, cuando en estos casos, sin una explicación a la vista, se aconseja escuchar todas las versiones del suceso, y en particular a personas sobrevivientes, victimas del hecho en cuestión, quienes manifestaron reiteradamente:
1°: Unas horas antes haber percibido pequeños impactos sobre las viviendas, vibraciones o luces.
2°: Ver hacia las dos de la mañana una “bola de fuego” descender desde el cielo, además de percibir un extraño olor.
3°: Ver la esfera cayendo y luego una explosión que convirtió la noche en día y después la destrucción.

Hipótesis b).- Posible cuerpo espacial.


     Se encontraba latente en esos días la caída de los restos de un satélite de los E.E.U.U. que la Nasa estaba monitoreando para determinar con la mayor aproximación el sitio de impacto.


     Hace más de una semana que la NASA advirtió sobre la caída inminente del UARS, la cual se esperaba para finales de septiembre o principios de octubre; en reiteradas ocasiones advirtieron de la probabilidad de que algunos de los fragmentos del UARS no se quemasen al entrar en contacto con la atmósfera terrestre y causaran riesgo vital para alguien era una en 3 mil 200. El satélite fue lanzado en 1991 para medir la capa de ozono y la atmósfera finalizando su misión en el 2005.En informes previos, la NASA indicó que los escombros del satélite caerían en la zona ubicada entre los 57 grados latitud norte y 57 grados latitud sur, es decir, una zona que abarcaba prácticamente toda la Tierra a excepción de los Polos. La NASA estimó también que las huellas que los escombros dejarán sobre la Tierra recorrerían un área de 800 metros.


"Si encuentra algo que piense que es parte del satélite UARS, no lo toque. Contacte a las autoridades locales pertinentes para asistencia," concluyó la NASA.

     Cuando un meteorito o aerolito (Es el mismo fenómeno visual, pero con diferente origen en el espacio) ingresan a la atmósfera terrestre, esta les produce al objeto un freno y simultánea fricción en su caída libre.
     Esta caída libre y su velocidad relativa, son proporcionales a su masa, en una trayectoria rectilínea dada.
     Esta fricción produce calentamiento de la masa del objeto hasta hacerlo incandescente e iridicente o luminiscente.
     Si la masa es lo suficiente grande, compacta o resistente a la fricción y a las altas temperaturas y logra sobrevivir al ingreso de las capas superiores podrá llegar a la tierra.
     Sin embargo precediendo a la masa del objeto y, dependiendo de esta, su trayectoria rectilínea, velocidad relativa, se forma una “burbuja de partículas aire ionizado, altamente compactado” que impactará sobre la superficie, sin dejar rastros destrozando todo lo que toque.
     Los únicos rastros que se podrán hallar posteriormente serán los que dejen la masa que produjo la burbuja, meteorito o aerolito, si hubiera sido lo suficientemente resistente para sobrevivir el ingreso e impactar en la tierra.
     Al ingresar un objeto natural, o reingresar uno artificial, puede fragmentarse y producir impactos menores, anticipándose al de mayor masa o núcleo, que por lógica obtiene un frenado de mayor magnitud.
     Razón por la cual no puede desestimarse a quienes alegan haber percibido señales que anticiparon la gran explosión.
     Este fenómeno no ocurre con aquellos objetos que en la atmósfera no adoptan una trayectoria rectilínea o de caída libre como en el caso específico de naves controladas, los transbordadores o cápsulas espaciales que ingresan en trayectorias orbitales previamente calculadas, en tiempo y forma con las radiaciones del cinturón de Van Allen.

      La NASA tendrá que dar explicaciones sobre lo que recogieron en el Océano Pacífico donde supuestamente terminó UARS y sus fragmentos, ya que si se puediera demostrar la hipótesis que establesería que lo ocurrido en Monte Grande fue causado por "Chatarra espacial" se estaría ante un caso de graves consecuencias.
     Cabe acotar que en las actuales circunstancias es casi imposible recomponer el sitio del siniestro que ha sido totalmente removido con maquinarias viales.
Sin embargo todavía contamos con los videos de los canales que atestiguaron todo lo ocurrido y las declaraciones de los testigos y damnificados.

Informes NASA

     El satélite UARS, Siglas por su nombre en inglés, (Upper Atmosphere Research Satellite) fue un satélite artificial de la NASA, lanzado el 12 de septiembre de 1991 desde el transbordador espacial Discovery; en 2005 el satélite se quedó sin combustible y dejó de operar y, pese a que estaba previsto que el satélite reingresara a la Tierra a finales de septiembre o principios de octubre, el fuerte aumento de la actividad solar la semana pasada ocasionó que se adelantara su caída. UARS cayó el domingo pasado sobre el océano Pacifico, sin que haya reportes de daños o heridos, aunque la agencia estadounidense continua investigando el paradero de sus restos.
     La NASA calcula que los restos del satélite cayeron a la Tierra en la madrugada, posiblemente sobre una franja de unos 804 kilómetros.
     Sin embargo, es difícil precisar el lugar donde cayeron sus escombros debido a la extensa dimensión del área."No sabemos dónde fue exactamente el punto de reingreso (a la Tierra), (ni) el campo con los deshechos... probablemente nunca lo sabremos", admitió Nick Johnson, principal científico de la NASA a cargo del programa para el manejo de "basura orbital". Ante la falta de datos claros, Johnson dijo que la agencia no descarta que algunos pedazos del UARS hayan caído en algún lugar del noroeste de Norteamérica, posiblemente incluso en el estado de Washington, en la costa oeste de EU.

domingo, 28 de agosto de 2011

Carta al asesor de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación Dr. Juan Carlos Tealdi.

Sr. Juan Carlos Tealdi Director de Bioetica
Hospital de Clínicas
Ciudad Autónoma                                     C/C Secretaría de Derechos Humanos de la Nación
Buenos Aires             

De mi mayor consideración:
                                             Me dirijo a usted con la finalidad de aclarar un punto fundamental de la “Muerte Digna”. Cuestión que ha tomado estado público debido al reclamo de familiares de aquellas personas que se encuentran en situación terminal y sin poder propio de decisión sobre su propia vida.
Si no existiera la necesidad de una legislación sobre el particular nada de esto hubiera ocurrido en tanto y en cuanto el tema de la muerte digna está planteado en la sociedad actual desde hace muchas décadas y más aún entre los profesionales de la salud.
Este año murió un símbolo de aquellos años, que como todos sabemos pagó muy caro su compromiso con sus pacientes.
Me estoy refiriendo a el Dr. Norteamericano de origen armenio Jack Kevorkian quién falleció el pasado 3 de junio.
En aquella época de los años cincuenta y sesenta “La Escuela del buen Morir” fue una corriente de pensamiento que separaba muy bien la “Eutanasia”, tan en boga durante las primeras décadas y mediados del siglo XX, de la “Muerte Asistida” como se la llamaba entonces.
Quisiera poder recordarle una cuestión que usted debe saber muy bien.
En la sociedad moderna con un entretejido social tan heterogéneo nada puede quedar librado a la subjetividad propia de la condición humana, cuanto más se escriba y norme el comportamiento colectivo de las personas, menos posibilidades tendremos de equivocarnos.
Como anticipándome a ciertos cuestionamientos, sobre el particular, escribí en la década de los ochenta “La vida Infinita” que publique artesanalmente, después realice otra edición ya con ISBN 9-789879-760406. Desde hace un año se encuentra en forma libre, gratuita en la página web de mi editorial www.editorialfps.com.ar/editorial
En su carácter de asesor sobre Bioética de la Secretaría de Derechos Humanos de La Nación usted esta en condiciones de marcar la diferencia en este tema, no puede equivocarse e inducir a ello a otros.
Lo que abunda no daña y una buena ley aunque perfectible dará un marco de adecuada seguridad y tranquilidad a los espíritus y corazones inquietos o doloridos.

Sin más que agregar saludo a usted, Atte.





Declaraciones a Cadena 3

El director de Bioética del Hospital de Clínicas y asesor de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Juan Carlos Tealdi, en diálogo con Cadena 3 aseguró que no hace falta que se reglamente una legislación para responder a solicitudes de “muerte digna” en la Argentina.


El profesional médico se refirió de esta manera al pedido de una joven mamá para que esa metodología sea aplicada a su pequeña hija de 2 años y medio, quien se encuentra en estado vegetativo irreversible desde su nacimiento en la provincia de Buenos Aires.
“El planteo de una ley marco siempre es bienvenida, pero tampoco hace falta para tomar una decisión en este caso. La ética profesional indica que durante un año hay que brindarle todo tipo de tratamiento y luego hay que acordar con la familia los pasos a seguir. No corresponde a la medicina ensañarse en seguir sola, pero tampoco es obligación dejar de tratarlo”, aseguró Tealdi.
“En situaciones como éstas, en las que el Estado está limitado, se tiene que dejar en manos de otros factores de la sociedad, que son los padres y los médicos. No hace falta una ley para que este caso pueda ser decidido. Esta chica nació en abril de 2009: lleva dos años ya. A partir de un año de tratamiento ya se podrían haber tomado decisiones. Queda reservada al ámbito de los profesionales de la salud con la familia”, sostuvo.

Muerte Digna

Generalmente se confunde “Eutanasia” con aquellos principios básicos que se intentan defender con la legislación pertinente a la “muerte digna”.
Debe dejarse en claro que se establece en las leyes que se encuentran en vigencia en otros sitios y desde hace muy poco en Río Negro y Neuquen defienden el derecho inalienable de los seres humanos a determinar libremente su forma de vivir y de morir, en tanto y en cuanto esta determinación no afecte a otros conciudadanos.
Negar este derecho ha sido parte del principio de autoridad que rige en la sociedad y que establece la sumisión al poder establecido de los ciudadanos mientras vivan, limitando su derecho al libre albedrío, en la medida que este derecho no afecte el derecho de los demás. www.editorialfps.com.ar ver en fondo editorial el libro “La vida Infinita” bajar libremente.

Observemos el alegato de quienes se oponen:

Es necesario dejar bien en claro nuestra posición a favor de la vida humana, la cual debe ser respetada hasta el final natural de la existencia. No se pueden consentir medidas que apresuren el fin de una vida, porque esto, además de ser indigno, puede conducirnos por un camino incierto cuyo final es difícil de predecir”, sostuvo la legisladora ultra católica en los fundamentos de su proyecto.
Agregó además: “Consideramos que lo más apropiado es conservar la vida mientras sea posible con todos los avances técnicos y científicos que para ello fueron creados con mucho esfuerzo, desechando totalmente la idea de acortarla”.

En ese sentido, califica a la eutanasia como “un acto moralmente inaceptable y arbitrario”, como “un homicidio totalmente contrario a la dignidad de la persona y al respeto por su vida”.
Como dijera se confunde a la “Muerte Digna” con eutanasia y lo que es peor se hace un panegírico de los logros tecnológicos para mantener a una persona con “Vida”.
La vida es uno de los preceptos más importantes en las creencias religiosas que profesan los seres humanos y es esa vida la que se trata de defender con la ley de “Muerte Digna”, una vida plena, pletórica de vivencias creadoras e interactiva con sus congeneres.
Curiosamente lo que se defiende es la autoridad para mantener respirando y un corazón latiendo en un cuerpo, por intermedio de la tecnología disponible, ya que no podría hacerlo por sus “propios medios naturales” ... ¿Cómo conciben ese final natural del cual hablan? ¿Es esto que proponen, “Natural”?
Hablemos a “Calzón quitado” sin eufemismos e hipocresía, lo que se intenta defender es el cuantioso negocio surgido de la tecnología aplicada en al arte de curar.
Por supuesto que la sociedad no reniega de la medicina y sus cultores, por el contrario tiene plena conciencia del rol importante que los agentes de la salud y sus prácticas tienen en el desarrollo de la sociedad que los contiene.
Sin embargo es claro que la medicina como todo ejercicio colegiado tiene un alto grado de compromiso y también un altísimo grado de intereses sectoriales que tienen más que ver con un gran negocio del que quedan excluidos los “Médicos” para ser manejado por “comerciantes”, quienes también pueden decirse médicos.
Porque extraña razón la mayoría de los egresados de la facultad quieren ingresar en los servicios de terapia y cada vez hay menos médicos generalistas o clínicos.
Porque extraña razón se ha perdido los médicos de cabecera.
Quizás podemos atribuir esto a que el mundo avanza y todo se renueva sin embargo en los países más avanzados en el terreno de la salubridad pública se está intentando rescatar la figura del “médico de cabecera” como así también la del “sanador natural” que había dejado de actuar en los grandes centros urbanos para hacer su reaparición en las zonas rurales ante la carencia de la “Nueva Medicina” o simplemente médicos y medicina.
En la sociedad moderna con un entretejido social tan heterogéneo nada puede quedar librado a la subjetividad propia de la condición humana, cuanto más se escriba y norme el comportamiento colectivo de las personas, menos posibilidades tendremos de equivocarnos.

sábado, 20 de agosto de 2011

La contundencia de las urnas

Reconocimiento al país que queremos



Siempre sentimos que el país que soñamos, aquel de los grandes hombres, los verdaderos de nuestra historia, Castelli, Moreno, Belgrano, San Martín, entre otros, se hallaba muy lejos del ideario colectivo de los argentinos.
Nos costaba aceptar que nuestra generación, poco o nada había aportado para lograrlo, hoy no podíamos entender este País que le dejábamos a nuestros hijos y nietos.





Desde el advenimiento de la administración Kirchner un atisbo de aire fresco comenzó a circular por el ambiente político y la administración estatal, aún cuando quién esto escribe se sabe poco afecto a los partidismos y menos a los oficialistas.
Ya por aquel entonces escribí ¿Qué nos pasa a los Argentinos? Donde si bien criticaba ciertos desatinos de la entonces administración y política de Néstor Kirchner (+) llamaba a la reflexión a mis conciudadanos e instaba a otorgarle un voto de confianza y mantener una actitud alerta y critica, pero de ninguna manera negativizar todo lo actuado.
Es cierto que desde sus orígenes esta administración pareció hacer un uso excesivo o abuso del autoritarismo para consolidar y expandir su fuerza política.
Estar con “K” significaba aceptar las reglas de juego, de lo contrario en la vereda de enfrente se encolumnaban los abiertamente opositores y aquellos a quienes se les inculcaba o convencía que los Kirchner no representaban un verdadero sentimiento nacional.
Se decía que utilizaban los derechos humanos, tanto tiempo postergados en el reclamo social, demagógicamente para obtener una imagen de prestigio que no tenían.
Esta puja entre los grandes contendientes de la escena Nacional se hacía notar constantemente en los medios más poderosos, que abiertamente tomaron partido para defender sus propios intereses.
El tiempo y la acción hablaron por sí solos y, si bien podría decirse que se confirmaba un cierto y muy bien enmascarado autoritarismo que emanaba de los actos de gobierno de los primeros tiempos.
En particular con las actitudes y palabras de los Fernández y de Moreno, los primeros verborragicos y contundentes y el segundo, secretario de comercio, parco en las palabras pero elocuente a la hora de poner el cuerpo para imponer sus ideas, actitud muchas veces criticada.
Se los tildaba de no ser “Peronistas” y de usufructuar el ideario peronista para obtener el reconocimiento de las bases militantes.
Sin embargo pasó el tiempo y el kirchnerismo se fue consolidando muchos que estaban en la vereda de enfrente, en particular intendentes y gobernadores, se vieron necesitados de encolumnarse para negociar la supervivencia política y económica de sus estados comunales y provinciales.
Esto hacía que la oposición cargara contra la administración Kirchner a la que acusaban de obligar a los gobernadores políticamente para obtener la correcta distribución económica para sus estados y lo mismo ocurría con los intendentes.
A estas alturas yo me pregunto, y le pregunto a usted lector, ¿Cuándo este manejo de la política fue distinto? ¿Es esta forma de hacer política diferente a aquello que se venía haciendo?
Claro que no, quienes, como quién esto escribe, vivió la política Argentina desde los años cincuenta sabemos que siempre ha sido así.
Sin embargo existe una gran diferencia y esta no ha pasado desapercibida por la sociedad y en particular por la juventud.
La diferencia radica en hacia quienes se dirige ese supuesto autoritarismo, del que hablan los opositores y quienes se sienten en cierta medida beneficiado, o tenidos en cuenta, por las políticas de la administración Kirchner.
Recuerdo en mis años de militante social un viejo y querido dirigente democristiano me expresaba, palabras más, palabras menos: “Si querés saber si un gobierno esta haciendo las cosas bien, quién se beneficia o perjudica, observá y escucha a quienes se quejan.
Si las quejas las hace La Sociedad Rural o los sectores de poder económico, te diría sin temor a equivocarme que el gobierno esta haciendo bien las cosas en particular con políticas tendientes a llevar una cierta recomposición de los sectores más marginados.
Por el contrario si los que se quejan son estos sectores y la Rural, o aquellos grupos de poder callan, o respaldan al gobierno, es seguro que nada bueno se puede esperar que permita suponer una cierta equidad o redistribución de la riqueza, para lograr mejorar la situación de los que menos tienen.
Es justamente esta diferencia la que preparó a la sociedad para alertarse sobre el genuino accionar de los “K”.
No nos engañemos, hacer política en Argentina implica conocer y hacer uso de las reglas de juego, no se puede hacer política sin una cierta cuota de autoritarismo ya que los grupos de poder financiero hacen exactamente lo mismo, independientemente de quién gobierne, ya sea para consolidar su poder, ya sea para incrementar sus ganancias que rara vez redistribuyen.
La inocencia en política es nefasta, aún los mejores e intencionados políticos se vieron rebasados en su lucha en las cámaras alta o baja por carecer de la “picardía” necesaria para enfrentarse a sus pares, algunos han pagado hasta con su vida este error.
La sociedad Argentina tiene algunas manifestaciones de estas actitudes tomadas por el cine en “La Patagonia Rebelde”, “Asesinato en el Senado de la Nación” y para algunos no puede haber pasado por alto el triunfo de Augusto Comte en las elecciones de 1983 que lo llevó al congreso como Diputado de la Nación y a su prematura muerte, desahuciado por las acciones y política imperante.
Es por este motivo que debemos dejar de mirar con ojos inocentes una militancia política que no lo es y nunca lo será, es el arte de lo posible, sin hacer maquiavelismo se puede hacer política sana, sí.
Si se gobierna para todos, pero se mira y prioriza las necesidades de los que menos tienen, ya que estos dependen del Estado para recibir aquellos beneficios que la Constitución Nacional establece.
Todo esto que estoy describiendo fue visto por la sociedad global, por los marginados, aquellos que no tienen voz quienes se sintieron identificados con la política del kirchnerismo.
Argentina desde siempre, con casi todos los gobiernos, a debido soportar la imposición de conductas económicas que generalmente perjudicaban a los sectores más vulnerables de la sociedad, esto siempre obedecía a los prestamos que las distintas administraciones solicitaban al Fondo Monetario Internacional, FMI o al Banco Mundial, BM quienes, como es lógico, imponían conducta económicas internas que limitaban el “gasto publico”.
Esta demás decir, todos lo sabemos, cuales fueron los sectores donde siempre se recortaba o ajustaba el “gasto público” Educación, Vivienda, Salud, inexistencia de créditos blandos, imposibilidad de mejorar los salarios de los trabajadores o el ingreso de los jubilados.
En definitiva el recorte sé hacia sobre aquellos sectores que el Estado Nacional tenía el deber inalienable de velar, manteniendo el gasto en los sectores de privilegio.
Solo un gobierno escapó a esta nefasta “Deuda Interna” y contribuyó a no acrecentar la “Deuda Externa” flagelo que agobió a todos los argentinos hasta años recientes.
Ese gobierno fue el corto lapso del Dr. Arturo Illia, que fuera derrocado por el golpe militar protagonizado por el General Juan Carlos Onganía en 1966, que dio comienzo a la larga noche del oscurantismo en nuestro querido país.
En cambio la administración “K” en su autoritarismo arremetió contra los desmedidos poderes económicos, las grandes empresas y corporaciones, entabló un dialogo de cierto control con el FMI y los acreedores externos y comenzó una lenta pero reconfortante recomposición de la economía interna bregando por recomponer del salario de los trabajadores los jubilados, mejorar el manejo de la política, el trabajo, la vivienda y la salud, sectores en los que falta mucho por hacer, es cierto.
Una cuestión sintomática es que con el advenimiento de la administración Kirchner ya no gobernaba el país un “Ministro de Economía” es más, muchos de nosotros desconocemos el nombre de los ministros de economía de los primeros años de Kirchner hasta el presente.
En cambio quién no recuerda a Martínez de Hoz, Celestino Rodríguez, Domingo Caballo, Machinea etc.
La sociedad hace mucho que perdió la ingenuidad, se ha consolidado en la búsqueda de sus propios objetivos y aún cuando no todas son rosas en este jardín de sueños inconclusos de un sistema perverso reconoce que la voluntad política de cambiar está en marcha y quiere continuar intentándolo.
Este es el motivo que llevó a las urnas a enviar el mensaje del pueblo argentino.



viernes, 12 de agosto de 2011

Adios a Solano López

         Buenas vacaciones, maestro.
Falleció a los 83 años de una hemorragia cerebral (12/08/11). Nacido en Buenos Aires en 1928, Solano López comenzó a publicar profesionalmente desde 1953, destacándose en su tarea en la editorial Columba. Cuando se incorpora a la editorial Abril, ya era un reconocido dibujante de aventuras es durante esos años que conoció a Oesterheld con quién comienza una gran relación profesional. La dupla con el guionista se inicia en 1955 en la serie Bull Rocket de la revista Misterix y luego Solano integró el staff de la editorial Frontera de Oesterheld: ambos pusieron a caminar los personajes de Rolo el Marciano Adoptivo, Amapola Negra, Joe Zonda, Rul de la Luna y el Eternauta, el personaje más emblemático de la Historieta Argentina.
                                

martes, 14 de junio de 2011

Nota II Las Madres

Las Madres y la ONG


Quién no ha tenido una Fundación no puede entender que las madres no supieran nada de los manejos de los Schoklender en la administración de la organización.
Generalmente la fundación es una figura administrativa que permite, mediante ciertos mecanismos de exención impositiva recaudar dinero de pequeños, medianos o grandes donantes.
Para así poder llevar a la práctica los proyectos o sueños que los fundadores propusieron al crearla.
                                                                                                            Por Ruben A. Spaggiari para D21-FPS y la web

          En definitiva una herramienta legal que puede ser efectiva si se tienen los contactos, del cual surgirá las RRPP, la experiencia, el profesionalismo, y la capacidad técnica para desarrollar los proyectos en cuestión.
Muchas veces los sueños son utopías tan grandes de nuestra juventud que se diluyen en el camino de la vida y terminan por ser eso, un sueño, que simplemente no pudimos concretar.
Cuando encontramos la herramienta o no acercan a ella creemos haber tocado el cielo con las manos y al tiempo nos damos cuenta que tenemos la herramienta pero carecemos de aquellos dones que se requieren para usarla, entonces ya es tarde.
Es entonces cuando aparecen quienes “saben” y nos pondrán en las manos el dinero suficiente para enfrascarnos en nuestros proyectos.
Finalmente encontramos la solución para poner en práctica nuestros sueños.
Tan enfrascados estamos en esto que “dejamos hacer las cosas a los que saben” y nosotros hacemos aquello que debemos, sin darnos cuenta que esto es aprovechado para beneficio propio.
Creer que todas las FUNDACIONES son malas es un error, simplemente es una herramienta utilizada por las exenciones impositivas del 33,33% de las ganancias de una empresa en cada ejercicio fiscal.
Mucho dinero si se piensa en los grandes contribuyentes, quienes prefieren perder algo pero no todo; ¿Entonces cómo hacen?
Muy simple utilizan el “retorno” o ustedes creen que los “ricos y famosos”, las corporaciones o quienes ostentan el poder económico son tan dadivosos que sueltan miles de dólares por ser “buena gente”.
Mientras que aquellos que tienen menos, son todos tacaños y no tan buenos.
Además si una corporación dona 100.000 dólares simplemente son ingresados a los libros de la entidad para ser utilizados.
Ahora bien si de esos 100, se reintegran al donante, la mitad sin ningún papel, simplemente en un sobre, parcial o totalmente y ese retiro es asentado en los libros de la entidad que fueron utilizados para proyectos, reparaciones de infraestructura, o cualquiera de los rubros contemplados, permitidos y aceptados por la administración, está todo dicho.
Los contables o administradores saben como hacerlo, de allí proviene la frase que dice que todos ellos, supuestamente son excelentes dibujantes.

El dinero ingresará al bolsillo del donante sin que este tenga que declararlo ya que así lo declaró en su ejercicio fiscal como donado a la ONG.
Además existe una forma menos sutil y muy utilizada de malversación.
Quién no vio “Día de la Independencia” en aquella famosa secuencia en la que el personaje que hace de padre de uno de los protagonistas explica como se mantiene el secreto de la “Área 51” y de donde salen los recursos para mantener esa infraestructura.
Cuando en la trama argumental el protagonista que se presenta como el presidente de los Estados Unidos hace esa pregunta el interlocutor, sarcásticamente le responde.
Usted no creerá que un inodoro vale 20.000 dólares o una resma de papel 6.000.
Quién esto escribe también acunó sueños e intentó plasmarlos mediante una ONG pero carecía de los conocimientos y experiencia detallados más arriba para la captación de fondo pero tenia otra cualidad, que en estas circunstancias tiene mucho valor, fue cobarde y miedoso, incapaz de cambiar las enseñanzas de sus mayores por concretar sus sueños. Nunca se animó a ceder ante la tentación de lograr más rápidamente los objetivos que se había propuesto y viendo como podían ser las cosas, estando comprometida su familia, cofundadores de la entidad, sabiéndose débil, cerró la Fundación Argentina Alexis Carrel en 1994, Siendo Granillo Ocampo Ministro de Justicia.
Puedo asegurar que en el período 1990 al 94 rechace gran cantidad de propuestas, muchas de ellas muy tentadoras, pero pudo más mi temor que los sueños, que aún mantengo y alimento, sabiendo que los sueños, como las utopías, no pueden venderse ni podrán ser arrebatadas.
Para que todo esta maraña sea posible deberá existir una cadena de corrupción partiendo de quién brinda el dinero, recibe el retorno, paga el sobreprecio, hace la vista gorda, o quién debiendo ejecutar los controles pertinentes, en tiempo y forma, hace caso omiso de su responsabilidad, por desidia o contubernio para un beneficio personal.
La justicia será quién deberá evaluar y discernir sobre esta cuestión en la cual, las madres están enfrentándose al sistema perverso en el que nacieron, paridas por el ideal de sus hijos de modificarlo.
Ideal que seguirá alimentando los sueños de nuestros hijos, y sus hijos, en la búsqueda de un mundo menos perverso.

martes, 7 de junio de 2011

Los Celulares ... otra vez

La nota que sigue puede ser hallada en D21 y el blog personal en el archivo de octubre de 2009 pero como es posible que hallarla signifique un engorro la traje a colación por las declaraciones en


Mendoza
Especialistas locales relativizan el efecto de los celulares en la salud
Médicos e ingenieros de la FUESMEN y la UNCuyo remarcaron que los estudios de la Organización Mundial de la Salud no son concluyentes. Sin embargo, aconsejaron tomar algunos recaudos.
07-06-2011

La que sigue es la nota que escribí en el 2009

martes 6 de octubre de 2009
¿Qué tienen en común el Petróleo y los Celulares?
“... Miente, miente, que siempre algo quedará...”

En el programa de Víctor Hugo Morales, el miércoles 13 del corriente, hicieron referencia a los efectos que los celulares tienen sobre la salud y si bien manifestaron que la OMS asegura no poder culpar a estos teléfonos de generar afecciones sobre los seres humanos, los miembros de dicha organización alertaron sobre su uso incontrolado.
Mientras los integrantes del programa, a su vez hacían referencia y algunas acotaciones sobre si dormir con el celular encendido tenía una acción perjudicial sobre nuestra salud.

Ruben Spaggiari

En la bajada pregunto que podemos observar tienen en común el petróleo, los celulares, si bien es una cuestión muy personal, creo poder asegurarlo sin temor a equivocarme, que aquellos aspectos que los une no es uno, sino varios, y a su vez la resultante, es la misma.
Para responder a la pregunta de la bajada, el título de ésta nota sería la mejor respuesta, pero quiero desarrollarla para clarificar porqué los une, la mentira.
Existen otros aspectos aglutinantes que hacen que ni siquiera la OMS se atreva a denunciar, aquello que saben perfectamente y que, paradójicamente, quienes trabajan en un medio radiofónico deberían saber, no sólo por aquellos hipotéticos conocimientos profesionales, que les deberían ser propios, sino porque de no ser así su vida sana estaría seriamente comprometida.
En primer lugar debemos saber que el organismo humano funciona por la acción e interrelación, o asociación, de corpúsculos bioeléctricos, las células, que forman la materia, energía compactada, aquello que llamamos cuerpo.
Si tenemos claro esto, como lo tienen todos los físicos, biólogos, algunos médicos y no muchos seres humanos, sabremos, o deberíamos, de que manera influyen o actúan en esos organismos, nuestros cuerpos, las cargas eléctricas externas.
Quienes trabajan con emisores de radio frecuencia saben que de ninguna manera deben exponerse a estas en aquellos sitios donde su incidencia es perjudicial.
Toda antena emisora tiene un “campo” eficaz y uno “negativo” donde las invisibles líneas de radiación no son eficaces.
De allí que una emisora, en proximidades de su fuente de emisión, pueda o no ser captada libremente o con espurias o interferencias desagradables.
Si un ser humano se expone a la fuente de radiación por un tiempo prolongado la respuesta de su organismo no se hace esperar y comienzan a surgir patologías que si bien la etiología, hasta hace poco tiempo, no se podía definir con precisión, desde la medicina alopática, la medicina oriental hace milenios que nos ha dado la respuesta.
Toda fuente emisora de energías radiantes, dependiendo de la potencia de sus radiaciones, es en mayor o menor medida perjudicial para la salud, dentro de su campo de acción.
Los celulares que son transreceptores, (Transmisores y receptores en un solo cuerpo físico) tanto cuando reciben, pero en particular cuando emiten, lo hacen a través de éste tipo de energías radiantes que en el caso de los celulares, es de muy pequeña potencia, motivo por el cual deben pulular las antenas de las empresas telefónicas por toda la ciudad y cada ciertos kilómetros en las áreas suburbanas.
Esa pequeña potencia es poco letal en la distancia, pero pegado a la cabeza o sobre la oreja es altamente peligrosa si se practica con asiduidad.
Si además tenemos en cuenta el parque creciente de celulares permanentemente en uso está todo dicho.
Un trabajador de equipos de radiofrecuencia tiene prohibido trabajar sobre la zona de radiación cuando se está emitiendo, esto lo saben los radaristas, los antenistas y deberían saberlos los trabajadores de la Radiofonía.
¿Porqué suponen que en las radios de AM los transmisores y antenas generalmente se hallaban fuera del sitio donde se encontraba el estudio, en pleno centro de la ciudad y se instalaban en las áreas abiertas de entonces, Pacheco, San Fernando? Luego estas instalaciones quedaron como parte del paisaje y ya nadie preguntó, pero si se siguen utilizando, ahora con áreas muy pobladas, ocurre lo mismo o similar, como con las torres de transporte eléctrico.
¿Porqué cuando se hacían juntos los estudios estaban en la base de la torre de la antena, cuyo basamento generalmente se hallaba en el patio de los estudios?
Justamente porque en ese lugar, la base física de la torre, se correspondía con el nódulo de incidencia negativa de la radiación, esto cualquier antenista, ingeniero electromecánico o electrónico lo sabe, y no es ningún secreto, está en los libros.
Una prueba curiosa para ver si estas antenas tenían “perdidas” consistía en colocar varios tubos fluorescentes sin conectar simplemente apoyados en la base de la torre para ver si se encendían ya que la radiación activaba el gas argón del interior del tubo.
Todo esto ocurre porque tanto el petróleo como los celulares son generadores de grandes ganancias y quizás, si las denuncias se concretaran y tuvieran resultados positivos, los males que se producirían serían mayores.
Hace mucho tiempo cuando vivía mi querido amigo Florencio Escardo, con quién colaboré en sus últimos años, escribí una nota de fondo titulada “Los Iones Negativos y la Salud” en la que resumía algunas de las experiencias que habíamos trabajado juntos aquí en Buenos Aires, que él utilizaba con sus pacientes, y que se estaban utilizando en otras latitudes con muy buenos resultados, sin embargo aquí se lo atacó rechazando a priori su tarea.
La Mentira es el aglutinante de todo esto, como resultante tenemos el creciente Calentamiento Global, no por la incidencia de aquellos derivados del Petróleo, o la perniciosa acción de la mano del hombre sobre nuestro ecosistema, no, nada de eso es el motor de lo que nos pasa y que nos esta llevando a la destrucción, el motor y generador de nuestros males es la estupidez humana.
Cuya más elocuente muestra la tenemos en nuestro país donde la audiencia prioriza a Tinelli, Susana, sigue a la “Señora” por cuarenta años, admira a “Pinti” pero no lo escucha, en cambio se idiotiza con “Los Midachi”, mientras programas como los de Vadía en canal siete o “La Segunda Argentina” se convierten en efímeras programaciones que intentan rescatar valores que parecen haber desaparecido del planeta.

Hasta aquí la nota que se publicó en el 2009.

Hoy 7 de junio de 2011 regresa el tema con declaraciones tan faltas de contenido de la OMS como aquellas que en esa fecha (2009) motorizaron mis opiniones.
A la OMS se suman “Expertos” que opinan sobre el particular intentando calmar los ánimos de las personas preocupadas por la falta total de precisión de los organismo competentes.
Estos expertos saben, esto no lo pongo en duda, que lo que yo expreso en mi nota es así.
Ninguno de ellos se expondría a las fuertes emisiones emanadas de equipos de radio frecuencia, no se expondrían a las radiaciones de un radar en su rastreo, no se expondrían a las emisiones radiofónicas dentro de su zona activa y esto es porque saben cuales serían las consecuencias.
Entonces cabe una pregunta, si suponemos, cosa que yo estoy seguro conocen, que saben que tipo de tecnología opera en un celular: a) El sistema exige la proximidad extrema del equipo con el cuerpo humano. b) El celular es un tranceptor que emite y recibe radiofrecuencias en una proximidad peligrosa con el cuerpo. c) Las afecciones o posibilidades de tener una acción perjudicial en el cuerpo humano son directamente proporcionales a la distancia entre el equipo y el cuerpo durante la transmisión y menor durante la recepción, debido a la distancia existente con la fuente de emisión.
Hasta cuando seguiremos siendo hipócritas y pretendiendo hacer un culto del rigor científico y esperaremos que las muertes confirmen nuestras sospechas.

Madres de Plaza de Mayo

Madres ... Por sobre todo

 
Enlodar el camino para ensuciar a los que transitan por él es una práctica del poder que reniega de todo aquello que no pueda controlar.
Las “madres” son en si mismas la expresión de la voluntad sobre el absolutismo y han caído en esta vieja, pero efectiva, trampa.
El libro de los libros nos dice en uno de sus pasajes que “... nada nuevo hay bajo el sol...” y la prueba de esto es el constante devenir del mundo; Como vamos asombrarnos de lo que están pasando las “madres”.

por Ruben A Spaggiari para fps/D21 y la web
     Sin embargo debemos utilizar aquello de “... separar la paja del trigo” y no ser jueces a priori.
La necesidad tiene cara de hereje dice un viejo proverbio y la falta de recambio generacional de una institución, tan cara al sentimiento argentino, ha contribuido a que se viera en el manejo de fondos para la vivienda una posibilidad institucional que permitiera consolidarla y proyectarla, independientemente o mancomunadamente con su ancestral lucha por la vida, hacia un porvenir, inserta en la sociedad.
Lamentablemente siempre existe un comodín que desarma el juego y en este caso fueron los Schoklender que llevaban sobre sí el precio de un triste pasado que los acompañará siempre.
La justicia dirá si las madres, seres humanos abnegados que abrazaron una causa que las arrolló, pero seres humanos al fín, pecaron de ingenuas, fueron tolerantes o cómplices en este afán por fortalecer una institución que vivirá mientras ellas vivan, pero dejará de estar en el ideario colectivo de los argentinos cuando sus estandartes dejen de estar entre nosotros, muy frágiles de memoria.
Mientras tanto nadie deberá dudar del abnegado sacrificio de estas SEÑORAS que nos dieron un ejemplo de vida, de lucha y de compromiso.

jueves, 2 de junio de 2011

La tan ansiada “Libertad de prensa”

La SIP atacó al gobierno y éste respondió siendo el propio presidente Néstor Kirchner quién replicó con dureza las expresiones del vocero de la organización de prensa.
La SIP a su vez volvió a expresarse sobre la libertad en Argentina siendo acompañada en sus críticas por distintas organizaciones de prensa como la Asociación de Entidades Periodísticas de Argentina, ADEPA.
Especial para FPS/D21 por Rubén A. Spaggiari.- (De archivo)

Los frecuentes enfrentamientos que el ejecutivo nacional tiene con quienes miran críticamente el desarrollo de sus políticas internas nos han descolocado, desorientado, y hasta podríamos decir asombrado.
Es que los Argentinos estábamos acostumbrados a obedecer en silencio y seguir cada acción de gobierno como meros espectadores de una situación que finalmente terminábamos sufriendo directamente.
Recordemos Argentinos, con esa frágil “memoria” de la que padecemos, que en las últimas décadas todos nos mintieron, votados y defacto, y cada uno de ellos nos usó, ocultando sus acciones fraudulentas.
Hasta sufrimos uno, elegido no sólo una sino dos veces, que no sólo mintió sino que reconoció haberlo hecho, “Si yo hubiera dicho la verdad nadie me hubiera votado” ¿Se acuerda de estas palabras?
¿Cuál es el motivo de que ahora nos rasguemos las vestiduras por tener un presidente, que nosotros elegimos, que en su campaña dijo que cada vez que alguien obstaculizara la gobernabilidad o sus acciones nos lo haría saber?
Nos corresponde a nosotros abrir los ojos y estar alertas ante los voceros de la libertad que salen a defender su “propia libertad”.
Una libertad que sólo beneficia a unos pocos “afortunados” por la mano de aquellos que nos mintieron y a quienes muchos de estos “críticos respaldaron” sino abiertamente sí con un silencio cómplice.
Me recuerda la gran hipocresía nacional de los primeros cacerolazos, no los genuinos surgidos en las barriadas de Buenos Aires, aquellos que efectivizaron, con razón, los ahorristas estafados por los bancos.
Yo me preguntaba entonces donde tenían guardadas las cacerolas esas señoras cuando se morían y mueren los chicos por desnutrición o mendigan en la calle a la vista de todo el mundo.
Hoy me pregunto dónde estaba y está la SIP y ADEPA ante la genuina limitación a la libertad de prensa que significa todo lo que se relaciona con Papel Prensa.
Sería muy largo de describir en esta nota los pormenores de esta enorme estafa al patrimonio de los argentinos tanto en valores monetarios como éticos ya que mediante el papel prensa se cercenó abiertamente, descaradamente la libertad de expresión genuina de los medios regionales o zonales que quedaron cautivos de quienes tenían el control sobre el papel periódico.
Claro ésta fue la única forma que tuvieron para sobrevivir y luego se acomodaron a las nuevas reglas de juego, otros no tuvieron tanta “suerte”.
Quiero aclarar que esta posición no es mi respuesta a la controversia que las organizaciones empresariales de la prensa tienen hoy con el ejecutivo nacional, por el contrario siendo miembro de ADEPA por algún tiempo, mientras pude pagar la cuota y mantuve Diario21 en su versión gráfica, critiqué en los mismos términos el accionar publico de la institución y de su comisión de libertad de prensa, que dirigía Guillermo Ignacio, ECOS diario, Necochea.
No nos engañemos ni que nos engañen, ¿Cómo, ahora que se está consolidando una aproximación a la identidad Latinoamericana surgen quienes se espantan de gobernantes como Fidel Castro, Húgo Chávez?
Yo no me animaba a comparar a otros dos mandatarios del Cono Sur, Néstor Kirchner y Lula Da Silva de Brasil con los lideres caribeños, ya que ellos representan, en el caso de Castro cincuenta años de resistencia a las políticas nefastas que Estados unidos quiere aplicar para el sur del Río Bravo.
Chávez, por su parte es, hoy por hoy, el líder indiscutido de una nueva visión latinoamericana que se enfrenta abiertamente con el poder del norte.
Los dos mandatarios de Sudamérica en cambio tienen otro carisma, otras actitudes, no tan tajantes con el poder político y económico que nos controla subrepticiamente desde hace años, pero juntos ya representan un problema en la región para las apetencias de poder de Norteamérica.
Los grandes medios siempre se acomodaron para recibir el mayor reparto en la división de la torta publicitaria estatal y los medios más pequeños debían mendigar las migajas mientras sus protestas jamás fueron escuchadas.
Hasta se las arreglaron para que un gobierno nefasto y corrupto les acomodara una Ley a la medida de sus intereses y así poder convertirse en “Multimedios” o “Grupo de Medios” comprando cuanto medio pudieran, monopolizando así la información y formación mediática que usted recibe.
Es por ello que tenemos la televisión en Argentina en tres grandes grupos que a su vez reúnen diarios y radios en un paquete mediático que la mayoría de las veces nos entrega material deplorable.
Porque la SIP o ADEPA entre otras no critica esto.
Justamente porque la mayoría de las entidades son empresariales o están dirigidas por empresarios de esos medios, y los otros somos simplemente miembros de número, que acatan o se van.
¿Que esta sucediendo con el Sr. Julio Bárbaro en el Comité Federal de Radiodifusión, CONFER? Simplemente cometió el error de querer modificar aquello que, usted y yo criticamos todos los días, la publicidad en las emisiones televisivas por cable.
Antes de que estas se convirtieran en un casi monopolio existían cientos de emisoras en el gran Buenos Aires, Capital y en el interior del país que cobraban su cuota al abonado y a su pago entregaban una publicación donde, además de la programación se le brindaba al abonado un valor agregado, y pasaban publicidad controlada. La mayoría institucional.
El cable es un servicio pago que por serlo no debe emitir publicidad, ni siquiera institucional, durante la emisión de la programación. Hoy sabemos como nos agobia la publicidad comercial e institucional sin respeto alguno por el abonado.
Nos redujeron los servicios (la publicación no la entregan) la publicidad supera con creces los tiempos de programación emitida, alegan que de no hacerlo se verían obligados aumentar las tarifas para el abonado.
Que pasaría si haciendo un boicot renegáramos todos del cable, ¿Porqué no lo hacemos si esto nos molesta? Simplemente porque estamos esperando que el Presidente llame al boicot para tener así a quién echarle la culpa.
Julio Bárbaro tiene razón y la ARTVC comete varios olvidos, indudablemente voluntarios, y errores en su solicitada en contra el interventor de ese organismo.
En fin, creo que esto no da para más, “... no hay peor ciego que el que no quiere ver, ni sordo que aquel que no quiere oír.”

Si no tienes nada que ocultar

¿ Quién oculta, Qué ?


La reciente información entregada por el sitio de internet WIKILEAKS a medios periodísticos importantes en todo el mundo, pone sobre el tapete de la discusión internacional, dejando además al descubierto, ante la opinión pública, la oscura trama de las relaciones “diplomáticas” y la intromisión de algunos estados en los asuntos internos de otros estados soberanos.



Especial para FPS/D21 por Rubén A. Spaggiari.- (De archivo)



Nunca ignoramos que las relaciones diplomáticas se valieron de estos artilugios, no siempre reñidos con la ética o la moral, o aquellos principios que hacen de la diplomacia el arte de las relaciones de buena voluntad entre los miembros de los estados para solucionar los posibles conflictos que pudieran surgir de dicha relación.
Sería hipócrita suponer o pensar que dado que no se hacían públicos estos sistemas o mecanismos no fueran utilizados, para anticipar o prever determinadas acciones o comportamientos de los líderes mundiales, sus respectivos gobiernos o los funcionarios de los mismos.
Lo que molestó a Hillari Clinton y a la administración Obama es saberse expuestos y vulnerables ante el mundo, pero en particular que se expusieran algunas formas subrepticias de inmiscuirse, en defensa, ¡claro está ! de los intereses Norteamericanos, en una determinada región, en las acciones o políticas de algunos Estados soberanos.
Sin embargo lo que se expone es en realidad aquello que el público debe saber o lo que se le oculta y quién desde el poder ejerce el derecho de veto de la información pública o bajo que lupa o mirada inquisidora nos hallamos los habitantes del mundo.
Desde siempre existe una constante lucha entre los gobiernos y la prensa por controlar y defender la libertad de información.
Según que poderosos sean los Estados más fuerte es la lucha entre ambos, los primeros que intentan frenar u ocultar sus manejos y la prensa que busca desnudarlos o desenmascarar los actos que se estima debe ser de conocimiento público.
Se dice que cuando surge un hecho punible y antes que la prensa se entere, ya las áreas de gobierno pertinente se encargan de crear una pantalla de distracción para desvirtuar o desprestigiar la veracidad de lo ocurrido.
Es sabido que el país más poderoso del orbe se ha valido desde hace varios años de este mecanismo de desinformación con temas muy conocidos por el público.
Los Ovnis, el caso Rockwell, la muerte o asesinato de J.F.Kennedy, entre otros sucesos que han conmocionado a la gente.
Recientemente lo mismo ocurrió el 11 de Septiembre, más puntualmente con el ataque al pentágono, al surgir la versión, lanzada por un estudioso francés que hablaba de un impacto de un misil sobre el edificio.
Ahora ingresa en este cúmulo de circunstancias llamativas la muerte de BinLaden que sus ejecutores, semiocultan con la versión del cuerpo muy deteriorado (?) ¿Cuándo les importó esto?
Sin embargo todo este cúmulo de cosas parecen no afectar la técnica de desinformación a la cual nos tienen acostumbrados las administraciones norteamericanas y ya nada se escucha sobre el caso WIKILEAKS.
Ellos, exportadores del sueño americano, parecen no incluir en él la libertad de expresión o de elección para discernir sobre que le conviene al ciudadano, quién deberá siempre ser conducido, como un infante para no cometer errores.
Largos periodos de un silencio absoluto, como en el que nos encontramos, sobre estos temas puntuales, atiborrado de información general, que conlleva en si misma una distracción, son parte de la estrategia de la desinformación.

viernes, 6 de mayo de 2011

Leyes endebles

La Ley hace la trampa



El poder legislativo es, para el pueblo, el simple ciudadano, el ámbito en el que se reúnen sus representantes para elaborar, tratar y aprobar leyes que les traerán mayor bienestar en el territorio nacional.
Se supone que las leyes tratadas en la Cámara Baja, Diputados, o Alta, Senadores, responderían a las necesidades de la población.
La búsqueda de consenso responde a diversos intereses sectoriales o políticos, a los cuales no son ajenos los representantes políticos de la sociedad global.

Ruben A. Spaggiari para fps/D21 y la Web.


Las respectivas leyes, aprobadas en ambas Cámaras, deberán luego ser reglamentadas para su genuina implementación para que, los deberes o derechos de ellas surgidas, puedan ser puestos en marcha por los respectivos estamentos gubernamentales o judiciales de la Nación.
Las leyes así surgidas han sido, se supone,  debidamente tratadas en las respectivas Cámaras, tanto por los bloques oficialistas, aquellos que responden al poder ejecutivo, gobierno o administración de turno, o la oposición, aquellos que se oponen a él.
La norma surgida a estas instancias debería tener la aprobación de todos los estamentos del poder político y no demorarse más en su pronta reglamentación para su puesta en marcha, tampoco debería esperarse su reglamentación para proceder a modificar, mediante artilugios políticos, el espíritu de la norma que surgiera con el consenso de los representantes del pueblo.
Sin embargo las administraciones políticas siempre han incurrido en esta falta grave, pero subjetivamente legal, que autoriza al Presidente de la Nación a introducir variantes en una norma Cap. III Art.99 Inc. 1,2 y 3, siempre y cuando éstas, las modificaciones, no incurran en la alteración del espíritu de la Ley.
¿Por qué digo subjetivamente legal ? Simplemente porque cada administración aduciendo razones de “... circunstancias excepcionales ...” y por “.. Razones de necesidad y urgencia...” factores previstos en el Cap.III, Inc. 3 párrafo tercero de nuestra Constitución Nacional, de un tiempo a esta parte ha venido modificando leyes que no han sabido defender debidamente en las deliberaciones de las respectivas Cámaras.
Ya sea por carencia de argumentaciones válidas o falta del poder político necesario para imponer su criterio propio han debido recurrir en los instantes de la reglamentación a las “Excepciones Reglamentarias” adoptando una subjetividad manifiesta al momento de interpretar y aplicar las prerrogativas que nuestra Constitución Nacional otorga a la figura del Presidente de la Nación.
Asimismo y con supina mala intención se ignora lo expresamente impreso en nuestra Carta Magna cuando no aclara en el Cap.III, Art. 99, Ic. 2 y 3 Cuando dice: (Inc.2) “ Expide las instrucciones y reglamentos que sean necesarios para la ejecución de las leyes de la acción, cuidando de no alterar su espíritu con excepciones reglamentarias.”
(Inc.3) El Poder Ejecutivo no podrá en ningún caso bajo pena de nulidad absoluta e insanable, emitir disposiciones de carácter legislativo.
Sin embargo contraviniendo lo expresado en el Inc.3 el ejecutivo a reglamentado y modificado la Ley 23.302 mediante el Decreto Reglamentario de la Ley 23.302 N° 155/89 publicado en el Boletín Oficial el 17 de febrero de 1989.
Con ese decreto no sólo se tergiversó el espíritu de la Ley que en su Art. 5° establecía para el INAI una genuina conducción indígena y un asesoramiento por parte de los representantes de los organismos oficiales de competencia sino que se creó una estructura burocrática en la que los indígenas quedan como meros espectadores.
En razón de esta actitud inconsulta, antojadiza y extemporánea emanada del Ejecutivo Nacional la Asociación Indígena de la República Argentina, AIRA entabla un juicio contra el Estado Nacional que tiene resolución favorable en 1°, 2° y 3° instancia fallos que intimaron al Estado a regresar a foja cero todo lo actuado, incluyendo la puesta en marcha del INAI en esas condiciones, imponiéndole una multa diaria por el tiempo en que el Estado incurriera en incumplimiento de dicho fallo.
Al día de la fecha el Estado nacional ha hecho oídos sordos al fallo judicial mientras los atropellos contra los pueblos indígenas siguen estando a la orden del día.
Esta burla política se intenta repetir ahora con la Ley que regula la actividad de la medicina pre-paga y por lo que vemos seguirá siendo una herramienta de poder en manos de quienes no tienen escrúpulos en interpretar las leyes a su antojo y torcer así la voluntad popular.
Si existe una ley que fuera genuinamente gestada por quienes serían sus beneficiarios, esa es la ley 23.302 que se aprobó en el Congreso Nacional y no la que surgió del decreto reglamentario 155/89.


jueves, 5 de mayo de 2011

24 de marzo 1976

                                                                El día “D”
de un proyecto latinoamericano


Cuando el 24 de Marzo de 1976 se desata en mi país el golpe cívico-militar más horrendo que viviría la sociedad argentina, para muchos, convenientemente desinformados, allí dio comienzo un orquestado plan de exterminio que, por varios años, pondría en práctica el “Proyecto de reorganización Nacional”.
Sin embargo ese día no fue más que un mecanismo para  blanquear una acción y situación política que se estaba gestando desde muchos años antes en toda América Latina y en el país.


Subvertir significa actuar en contra de las leyes instituidas y del orden público, sus agentes, para quienes deben velar por la buena marcha de la sociedad, son los subversivos.
Esta palabrita nefasta ya se había instalado en el vocabulario e ideario colectivo argentino varios años antes del 76.
Jesús fue un subversivo, un criminal, que trasgredió y se opuso con fuerza a las leyes instituidas por el poder de Roma en la Palestina del año 30 de nuestra era. (ver “Jesús en mala compañía” de Adolf Holl, Edit. Grijalbo, 1974)
Ser un criminal, un subversivo significa nada más que eso: Hallarse en contra de las leyes establecidas.
¿Quién las  imponía entonces?
Los romanos, ellos catalogaron a Jesús como trasgresor de sus leyes para la región de la Judea ocupada.
¿Quién las imponía en la Argentina de los años sesenta y setenta? 
¿Quiénes se beneficiaban con ellas en desmedro de la sociedad global y en particular de los desposeídos de siempre?
En 1966 un golpe militar encabezado por el general Juan Carlos Onganía derrocaba el gobierno constitucional del Dr. Arturo Illia.
Hoy todos sabemos que representó para el país la gestión de  este médico cordobés que con su tranquilidad provinciana, gestionaba pensando en el país y su gente.
Fue en esa etapa trágica de la historia reciente de los argentinos que se instaló un proyecto nacional cívico-militar que conduciría los destinos de los argentinos de allí en más.
Los artífices de esta conducción serían los militares en contubernio con gran parte de la sociedad civil y en particular con la aprobación del gobierno de Estados Unidos.
La derecha elitista más reaccionaria se sumó inmediatamente al proyecto respaldando cada uno de los actos y propuestas de los “salvadores de la Patria”.
Fue a partir de allí que las políticas implantadas, en concordancia con la política exterior para el hemisferio, que marcaba el país del norte, que ya se estaban aplicando en otros países de Sudamérica, generaron la reacción de los sectores populares.
La irrupción violenta en las universidades en la llamada “Noche de los bastones largos” el 29 de julio de 1966 no fue otra cosa que el comienzo de una escalada para destruir el libre pensamiento de la juventud, cercenando la posibilidad de acción de las generaciones futuras a tener ideas propias y poder ejecutarlas.
La toma de las Universidades por alumnos y profesores había respondido a la intención manifiesta del gobierno “de Facto” de intervenir las casas de altos estudios y anular el sistema de cogobierno vigente.
Siempre la derecha se opuso a la libre enseñanza y el acceso irrestricto a la universidad, esto generaba focos de sedición por el “uso inadecuado del pensamiento” “... Mucho pensamiento puede llevar al uso de conductas equivocadas...” fueron las palabras del ministro del interior de entonces.
Estados Unidos se hallaba enfrascada en la “Guerra Fría” temía al fantasma del comunismo en la región, y manejaba desde la “Escuela de las Américas” en Panamá el adoctrinamiento de los militares latinoamericanos para que en sus respectivos países actuaran en concordancia con las ideas de la Casa Blanca.
Así nació la idea de una región militarizada que respondiera a las directivas de Washington que premiaba esta alineación con el reconocimiento, apoyo logístico y económico para los militares en el poder.
El 30 de septiembre de 1974, se promulga la ley 20.840 de Seguridad Nacional, que en su artículo 1º reprime las actividades políticas que alteren o supriman el orden institucional y la paz social de la nación, por vías no establecidas por la Constitución Nacional y las disposiciones legales que organizan la vida política, económica y social de  la Nación.
Así nació el monstruo pinochetista en Chile del 73, el respaldo irrestricto a Stroesner en Paraguay y a “Tacho” Somoza Debayle en Nicaragua, quienes venían controlando sus respectivos países desde hacia varias décadas.
Esta situación en Nicaragüa llevó al asesinato de Somoza y a la revolución Sandinista de 1978.
Con el advenimiento de un Demócrata como Jimmy Carter a la Casa Blanca en 1977, comprometido con los derechos humanos, se rompe la totalidad del respaldo militarista en América Latina y comienza una etapa de restricciones que a los militares les costaba digerir.
Son constantes en esos años la tirantés existente entre nuestros militares y el gobierno de los Estados Unidos que por un lado les daba su respaldo a la supuesta lucha anticomunista pero les cuestionaba sus métodos, exigía respetar los derechos humanos, cosa que los militares no aceptaban.
Por entonces varias inspecciones de la administración Carter se realizaron en nuestro país, incluyendo viajes de Jorge Rafael Videla a Washington para explicar el accionar militar en Argentina.
Después del 66 la juventud vio que el objetivo de los militares no sólo era apoderarse del control del país sino exterminar todo foco de oposición, ellos y todo lo que representaban estaban en la mira.
Así nació la reacción a una acción.
Como ocurre en todo movimiento social, los sectores populares y pensantes de la sociedad  reaccionaron en contra de la imposición forzada de un sistema que los excluía, y destruía todos los logros democráticos, y la plena participación en la vida social y política de la Nación.
Los mayores tardaron en reaccionar, en darse cuenta de lo que estaba sucediendo, fueron los jóvenes quienes vislumbraron el devenir de la historia y se lanzaron a la lucha, una lucha desigual y desorganizada que costó miles de muertos, en contra de un aparato instalado en el poder del Estado.
Pero a partir de 1966 el desorden institucional fue evidente y en particular en las universidades que fueron verdaderos focos de resistencia.
Muchas fueron intervenidas, las más importantes y conflictivas, donde se convertían en una “isla de sedición” como ocurrió en Bahía Blanca con la UNS.
Bahía Blanca es una sociedad signada por la fuerte presencia de La Base Naval Puerto Belgrano a 26 kilómetros y en su propio ejido el 5° Cuerpo de ejército en Parque de Mayo, además es el lugar de residencia de la familia Massot dueños de medios de comunicación bien conocidos como el diario “La Nueva Provincia”.
Se entiende porque la universidad del sur se convertía en un punto neurálgico a ser controlado.
Para hacerlo fue nombrado el 3 de febrero de 1975 el rumano Remus Tetu Interventor de la Universidad Nacional del Sur (Bahía Blanca) y, por depender de ésta la Universidad nacional del Comahúe, (Provincia de Neuquen) que aún se hallaba en formación buscando su autonomía, cuestión a la que Remus Tetu se negaba rotundamente.
En ambos casos la colaboración de Remus Tetu con la triple “A” (AAA) creada y dirigida por el nefasto López Rega, era total y sus resoluciones eran, en la práctica, sentencias de muerte.
Fue nombrado como rector a propuesta de la Marina de Guerra que tenía un control político total del Ministerio de Educación a través del Subsecretario de Universidades designado por esta arma.
Toda esta etapa la viví porque trabajaba y estudiaba en la naciente Universidad del Comahue, me hallaba comprometido en la construcción del sindicato del personal no docente de la Universidad y para lograr su autonomía.
Vivencié en carne propia como operaban estos grupos y de que manera obligaban a los jóvenes, que no comulgaban con sus imposiciones, a rebelarse en su contra.
Existen referencias más que conocidas sobre esta etapa del militarismo que no sólo nombraba interventores universitarios sino que disponía de las provincias a su antojo nombrando interventores militares como ocurrió en Río Negro con el General Vicente Requijo.
Dicho militar, ya fallecido, fue gestor e instigador de una reacción popular en el Alto valle de Río Negro que se conoció como “Rocazo” por tener epicentro político en la Ciudad de Gral. Roca de dicha región.
De lo antedicho se desprende que el “Proceso de Reorganización Nacional” no fue más que un eufemismo para lograr la continuidad de un proceso de apoderamiento institucional del país haciendo que sus acciones pasaran a formar parte de un proyecto institucional, no clandestino, que permitiera, en el marco institucional de Estado, ser reconocido por otros países.

Esto no significaba dejar de lado la forma de hacer las cosas que había caracterizado a los militares hasta ese momento, pero sí una sistemática forma de repartirse la torta de los beneficios que instituyeron para cada arma: Ejército, Marina y Aeronáutica, el 33,33% de los cargos y puestos de relevancia en la administración Nacional.
A partir de ese momento se dejaron de lado antecedentes, concurso y todo tipo de selección especializada, pasando cada cargo o puesto a ser la prestación un servicio en el arma correspondiente, eso sí,  “sin goce de haberes” ...  sólo con goces de “Beneficios”. 
Los argentinos generalmente somos frágiles en materia de memoria, quizás porque preferimos ocultar nuestros propios errores esgrimiendo ésta falencia.
Con los antecedentes de nuestra historia reciente, luego del “Nunca Más” o del cúmulo de información que se ha dado a conocer, de primera mano, de lo sucedido en aquellos años, no puedo creer que aún subsista la idea de que todo empezó el 24 de marzo de 1976.
Ya en los años anteriores muchos militantes o simplemente quienes se encontraron de pronto involucrados en un accionar conflictivo en contra de esos poderes espurios o “de facto” que se imponían a la sociedad, fueron detenidos y puestos a “Disposición del Fuero Federal Antisubversivo”  que significaba ser juzgado por reglas militares y no civiles.
Nuestras fuerzas armadas fueron utilizadas para servir a fines personalistas y sectoriales, de ninguna manera se defendieron aquellos principios para los cuales fueron creadas, sirvieron a las ambiciones y alocados planes de unos pocos en desmedro de toda la ciudadanía.
En ese alocado plan se involucra a las fuerzas de seguridad y a todos aquellos que consustanciados con esta Argentina elitista se identificaron con ese sector militar que había accedido a lo más alto en la cadena de mandos, no sin antes haber gestado varios enfrentamiento entre grupos de poder, recordemos el enfrentamiento entre “Azules y Colorados”.
Debemos recordar el 24 de Marzo para que una instancia como ésta no vuelva a suceder en el país, pero también recordar con mayor persistencia que a esta instancia se llega permitiendo que destruyan o avasallen los derechos constitucionales, democráticos y humanos desde aquellas pequeñas situaciones que nos parecen insignificantes.
Recordemos que las cosas grandes se construyen con la sumatoria de actos pequeños.