PDF Inactivo

Momentáneamente los libros del autor no se editarán en versión gráfica, por lo tanto se interrumpe la bajada directa y sólo se editarán en formato PDF y puden solicitarce al correo: raspaggiari@gmail.com

El listado de libros se podrá observar en los blog administrados por el autor.

Para compartir y poder ver los libros PDF en la nube.

https://drive.google.com/drive/folders/0BxzkgnJxYLPnSUtxLXR4RXNHUVU?usp=sharing

jueves, 29 de octubre de 2009

Los Iones negativos y la salud.


Su influencia en el comportamiento humano en áreas de clima extremo o de variables prolongadas.

Comunicación experimental (Hipótesis de trabajo)


Especial para FPS/Diario21/Rubén A. Spaggiari.-
Esta comunicación experimental se viene desarrollando bajo la guía del autor en la zona desde febrero del corriente año tras la permanente sequía que azotó el Sudeste de la Provincia de Buenos Aires. Sin embargo la experiencia del mismo se retrotrae a los años ochenta en trabajos realizados colaborando en la consulta del Dr. Florencio Escardó, quién trataba distintas patologías dermatológicas con la exposición del paciente, en su área afectada, a un constante bombardeo de iones negativos, con los equipos de fabricación del autor.
El interés por retomar esta investigación obedeció a la falta de prevención que se observa en los profesionales de la medicina y los centros asistenciales de la salud locales ante la de ciertas afecciones que obedecen a la exposición prolongada de un clima altamente “seco”, la más notoria es la proliferación con un efecto multiplicador alarmante es el de las vías respiratorias, como bien lo hace notar el Dr. Ruiz en una nota del matutino local del mes de mayo.
Recientemente, 3 de agosto, las lluvias recomenzaron en julio, en comunicación personal con el mencionado facultativo, le manifestó al autor que “...se habían reducido los casos sustancialmente”.
Como disculpa para quienes no observan nada “extraño” en éstas anomalías frecuentes asociadas a variaciones en el clima, podemos alegar que no se puede “ver” aquello que no se sabe que existe, o no les enseñaron a percibirlo en la facultad, y por supuesto los laboratorios no tienen fórmulas terapéuticas contra estas patologías que afectan a los seres vivos, muchas veces sin ellos saberlo.
Así surge este trabajo durante su transcurso ocurrieron sucesos en la localidad de Necochea, sitio de residencia del autor, que toma conocimiento a través del matutino local Ecos Diario, que intensificaron su interés.
El autor se hallaba intentando esbozar las distintas afecciones que, a raíz del cambio eléctrico de las cargas de las partículas del aire, afectan ostensiblemente la salud de la población, tal como lo han demostrado los trabajos que se realizan en Israel, donde en los tiempos que sopla el Sharav, también llamado Hamsin por los árabes, algunos tribunales lo contemplan como atenuantes de sucesos delictivos graves. Lo mismo ocurre en Suiza e Italia cuando sopla el viento de “Las Brujas” o Mistral que se abate sobre el Sudeste de Francia y gran parte del norte de Italia.
En nuestro territorio existen pocos estudios sobre la influencia del viento Sonda o el Pampero sobre la vida de las personas pero con el advenimiento de la Psiónica o Psicotrónica, las nuevas fuentes de inspiración que representa la Física Cuántica, que nos abren un mundo nuevo de posibilidades para reinterpretar a los seres vivos y su relación con su entorno, como los enormes avances de la biología molecular y genética, se está abriendo un nuevo campo de investigación e interpretación del comportamiento humano en ciertos períodos de tiempo que se conjugan con variaciones climáticas ostensibles, como el caso que me ocupa.
Lejos de creer, como sucedía hasta hace muy poco tiempo, que el hombre muere a causa de la falta de oxigeno, y sólo el oxígeno, podemos decir que si a éste le extraemos las cargas eléctricas pero mantenemos el oxígeno en sus niveles normales el ser vivo afectado muere irreversiblemente.
Este proceso ya se conocía hacia 1920 pero en realidad poco podía hacerse al respecto; el aire esta formado por moléculas, cada una de estas tiene un núcleo de protones de carga positiva y electrones de carga negativa, en la misma cantidad o proporción, girando en su derredor en equilibrio inestable, pero equilibrio al fin, pasivo y estable, que la naturaleza se encarga de producir.
El electrón es 1.800 veces más liviano que el protón, cuando existen agentes externos que altera éste equilibrio algunos electrones se desplazan de su órbita, produciéndose así un desequilibrio ya que queda una “molécula libre” de carga positiva, o sea donde predomina los protones sobre los electrones, ión positivo.
Asimismo el electrón libre se incorpora, es atraído por ella, a otra molécula que se carga con más electrones dándole una carga predominante negativa, ión negativo.
Cargas de igual signo se repelen y de diferente signo se atraen.
Cuando ese equilibrio natural se rompe el aire todo se carga de iones positivos que respiramos.
Estas cargas son transportadas por la radiación solar y los corpúsculos radiactivos de todas las sustancias sobre la tierra tienen tres tamaños definidos y son los más pequeños los que absorben los seres vivos, desconociéndose por el momento como los restantes influyen sobre nosotros.
La tierra en sí misma tiene carga negativa por lo cual repele las cargas negativas de los iones, atrayendo las moléculas positivas.
Esto nos permite determinar la existencia en superficie de alta concentración de iones positivos mientras que a mayor altura predominan los negativos. Trabajos realizados en la Universidad de California permitieron determinar que existen mejoras en los cultivos con mayor concentración de iones negativos que en aquellos donde están en minoría.
Si tenemos en cuenta que nuestra alimentación en casi el 80% corresponde al proceso de fotosíntesis de los vegetales y que ésta no puede producirse sin las cargas eléctricas del aire, estamos ante un fenómeno a tener en cuenta.
Ahora bien si entendemos que el aire ionizado es parte activa en nuestras vidas, ¿Cómo la afecta que ese aire por momentos o a intervalos, sea de carga negativa o positiva?
La naturaleza actúa permanentemente en la búsqueda de un constante equilibrio, para mantener la natural proporción de cinco cargas positivas contra cuatro negativas.
Esto nos demuestra que un ambiente “Normal” es significativamente positivo, en cuanto a cargas se refiere, sin embargo si éste desequilibrio sutil se acentúa, se convierte en perjudicial para el ser humano y cualquier ser viviente, mientras que si se logra el desequilibrio negativo la salud y el bienestar de los seres vivos se mejoran.
Si bien el hombre o la humanidad se ha encargado de crear sus propias fuentes de producción de iones positivos, perjudicando notoriamente nuestra vida y haciendo que la naturaleza deba reforzar sus esfuerzos por la búsqueda del equilibrio ambiental.
No obstante ella también produce normal, metódica y sistemáticamente desequilibrios por altas dosis de iones positivos generados en las distintas expresiones que la naturaleza tiene de manifestarse: La fricción de las partículas del aire; el arrastre de granos de arena y polvo friccionándose entre sí; Los vientos arrastrando grandes cantidades de polvo que chocan contra la tierra y las rocas, todo esto produce un exceso de iones positivos que ocurridos en días polvorientos o de mucha humedad se convierten en masivo ya que los electrones dispersos se combinan con las partículas de polvo perdiendo su carga, lo que hace, por su ausencia, más positivo el aire.
Es muy común escuchar que en la montaña o cierras, como en valles y en proximidad de cursos o saltos de agua el estado benéfico de las personas es magnífico y su estado de animo mejora sustancialmente, esto se debe a que en las zonas montañosas donde el aire es más limpio, sin tanto polvo en suspención, recuérdese que las partículas de polvo se combinan con los iones negativos y por eso éstos pierden su carga, y dado que las rocas son más radiactivas que las otras conformaciones geológicas de la corteza terrestre, contribuyendo a la mayor concentración de iones negativos
El corrimiento del agua genera gran cantidad de iones negativos dado que los iones positivos se mantienen con las gotas o partículas mayores mientras que los negativos se dispersan en la atomización de las gotas o partículas más pequeñas del agua.
Esta característica hace que donde existen saltos de agua en los que ésta golpea con fuerza la costa o las rocas y se atomiza en una especie de nube o llovizna, la existencia o concentración de iones negativos es muy alta.
El autor ha podido medir en las Cataratas del Iguazú o en las rompientes de la costa contra la escollera en Necochea en ciertos días una producción de iones negativos superior a los 150.000 por centímetro cúbico, mientras que a cinco metros del lugar de la medición bajaba a valores normales, corroborando las anteriores mediciones realizadas por el equipo de investigadores del Stanford Research Institute en las cataratas del Niágara en el Yosemite Valley de los Estados Unidos.
En momentos previos a una tormenta o cuando ésta se está gestando en la alta atmósfera, la fricción de las nubes produce cargas positivas de alto potencial eléctrico que se descargan sobre la tierra, ya que por ser cargas contrarias, la tierra es negativa y las cargas de la fricción de las nubes positivas, se atraen yendo hacia la tierra en forma de rayos o relámpagos, destruyendo las dosis excedentes de iones positivos.
Por momentos el frente eléctrico es más rápido que el frente atmosférico por lo que, en los días y horas previas a una tormenta, el aire se halla terriblemente cargado de partículas de carga positiva, iones.
Es en estos momentos cuando los seres vivos reaccionan en comportamientos alterados a lo que sería habitual en ellos.
Pasada la tormenta el aire se encuentra “limpio” y nos sentimos bien, el equilibrio se ha restaurado, en realidad el saldo es un exceso de iones negativos.
En los casos extremos de influencia de los iones positivos en las personas, se agudiza un sentimiento de angustia, ansiedad y depresión que indefectiblemente suele afectar su comportamiento habitual, esto que a nuestros ojos es inalcanzable, o inexplicable para nuestra comprensión, que no podemos ver, oler, tocar, o percibir con nuestros sentidos normales, producen efectos que agudizan o amplifican las afecciones psicológicas, psicosomáticas o psicosociales a extremos insospechados.
A este punto podemos decir que bajo ciertas circunstancias se conjugan efectos climatológicos con aspectos psicológicos que culminan en toma de decisiones drásticas por parte de ciertas personas que no logran comprender u imaginar siquiera el grado de alteración en el que se hallan y las causas por las que se ven impulsadas a ellas.
Recomiendo a quien quiera ampliar esta información consultar la copiosa bibliografía al respecto o ingresar a los sitios serios de Internet que traten este tema donde hallarán artículos y notas en castellano ya que la mayoría del material editado realmente serio sobre el particular se halla en inglés.


Rubén A. Spaggiari
http://www.fps.com.ar/
raspaggiari@fps.com.ar
raspaggiari@argentina.com



De acuerdo a lo expresado en la introducción que titulara “Comunicación Experimental” desarrollaré la investigación de las circunstancias que motivaron la concreción de siete suicidios y cuatro intentos durante los meses de abril y mayo en la ciudad de Necochea, Sudeste de la provincia de Buenos Aires Costa Atlántica, simultáneamente con un prolongado periodo de sequía que cubrió el área desde diciembre de 2004 a los primeros días de junio de 2005.
Tal como estaba previsto y contando con un equipo de colaboradores intentaremos seguir un patrón que nos permita conocer al detalle quienes fueron, en vida, las víctimas, trataremos, con la colaboración de familiares, amigos y conocidos de conocer la mayor cantidad de detalles sobre sus costumbres, hábitos, tipo de ropa que utilizaba, donde vivía y dormía, donde pasaba su tiempo libre y todos aquellos datos que nos permitan tener un perfil exacto de la persona y como pueden haber afectado, las condiciones meteorológicas su toma de decisiones, por las elevadas cargas positivas reinantes en el aire durante ese lapzo.
Negative ions and health.
His influence on human behavior in areas of extreme weather or long variables.
Communication experimental
(working hypothesis)
Special FPS/Diario21/Rubén Spaggiari .-
This communication is being developed experimental guided by the author in the area since February this year after standing drought that hit the Southeast of the Province of Buenos Aires. However, the experience of it goes back to the eighties collaborating on work performed in the office of Dr. Florencio Escardó, who tried various dermatological diseases with patient exposure in your area affected, to a constant bombardment of negative ions with manufacturing equipment of the author. Interest in return to this research due to the lack of prevention observed in the medical professionals and health care centers at the premises of certain conditions that result from prolonged exposure to an atmosphere highly "dry", the most noticeable is the proliferation in a alarming is the multiplier effect of the airways, as well as Dr. Ruiz noted in a footnote in local morning of May. Recently, 3 August, the rains started again in July, in personal communication with the aforementioned optional, told the author that "... the cases had been reduced substantially. As an apology for those who do not observe anything "strange" in these common abnormalities associated with variations in climate, we can argue that you can not "see" what is not known to exist, or not taught to perceive it in college, and course laboratories do not have therapeutic formulas against those diseases that affect living things, often without them knowing it. Thus arises this work during their course events occurred in the town of Necochea, place of residence of the author, who becomes aware through the local morning Echoes Journal, which intensified his interest. The author was trying to outline the different conditions that, following the change of the electrical charges of particles in the air, ostensibly affect the health of the population, as demonstrated by work done in Israel, where at the time blowing the Sharav, also called Hamsin by Arabs, some courts see it as mitigating serious criminal events. The same applies to Switzerland and Italy when the wind is from "The Witches' or Mistral that is battering the Southeast of France and much of northern Italy. In our territory there are few studies on the influence of the probe or the Pampero wind on the lives of people but with the advent of Psionic and Psychotronic, new sources of inspiration as quantum physics, we opened a new world of possibilities to reinterpret living beings and their relationship with their environment, as the enormous advances in molecular biology and genetics, is opening a new field of research and interpretation of human behavior in certain time periods are combined with climatic variations overt as the case that concerns me. Far from believing, as was the case until very recently, that man dies from lack of oxygen, and oxygen only, we can say that if you draw this electric charges but maintain the oxygen at normal levels being Live irreversibly affected dies. This process was known by 1920 but in reality, little could be done about it, the air is made up of molecules, each of these has a nucleus of positively charged protons and negatively charged electrons in the same amount or proportion, turning around them in a precarious balance, but balance at the end, passive and stable nature takes to produce. The electron is 1800 times lighter than the proton, when there are external agents that alter this balance some electrons moving in its orbit, thus producing an imbalance because it is a "free molecule" of positive charge, ie predominantly protons on electrons, positive ion. Also incorporates the free electron is attracted to her, to another molecule that is loaded with more electrons, giving it a predominantly negative charge, negative ion. Like charges repel and attract a different sign. When this natural balance is broken all the air is laden with positive ions we breathe. These loads are carried by solar radiation and radioactive corpuscles of all substances on earth are three defined sizes and are the smallest ones that absorb all living things, unknown at the moment as the other influences on us. The land itself is negatively charged and therefore repels the negative charges of ions, molecules attract positive. This allows us to surface the existence of high concentration of positive ions while at higher altitudes predominantly negative. Work performed at the University of California have revealed that there are improvements in crops with higher concentration of negative ions than in those where they are in minority. If we consider that our food in about 80% corresponds to the process of photosynthesis of plants and it can not happen without air electric charges, this is a phenomenon to consider. But if we understand that the ionized air is an active part in our lives, how it affects the air at times or intervals, whether negative or positive charge? Nature works constantly in search of a constant balance to maintain the natural ratio of five positive charges against four negative. This shows that an environment "Normal" is significantly positive in terms of charges is concerned, however if this subtle imbalance increases, it becomes harmful to humans and any living thing, while if it achieves the negative imbalance health and welfare of living improved. While the man or mankind has been responsible for creating their own production of positive ions, damaging our lives and doing well that nature should strengthen its efforts to the search for environmental balance. But it also produces normal, orderly and systematic imbalances by high doses of positive ions generated in the various expressions that nature has to manifest: The friction of air particles, the drag of grains of sand and dust rubbing together; The winds dragging large amounts of dust hitting the earth and rocks, all this produces an excess of positive ions that occurred on days of high humidity or dusty become massive since the scattered electrons combine with the dust particles lose their load, which does, by its absence, the more positive the air. It is very common to hear that in the mountains or close, as in valleys and near waterfalls courses or charitable status of people is great and greatly improves mood, this is because in the mountainous areas where air is cleaner, without so much dust in suspension, remember that the dust particles combined with the negative ions and therefore they lose their charge, and because the rocks are more radioactive than the other conformations geological crust, contributing at the highest concentration of negative ions The shifting of the water generates many negative ions as positive ions remain with the beads or particles larger than the negative while dispersed in the spray of droplets or small particles of water. This feature makes it where there are waterfalls where it hit hardest by the shore or rocks and is atomized into a cloud or mist, the presence or concentration of negative ions is very high. The author has been measured in Niagara Falls or in the surf off the coast against the breakwater at Necochea on certain days of negative ions production greater than 150,000 per cubic centimeter, while five meters away from the measurement down to normal values, confirming previous measurements made by the team of researchers at Stanford Research Institute in Niagara Falls in Yosemite Valley in the United States. In the moments before a storm or when it is brewing in the upper atmosphere, the friction of clouds produces positive charges of high electrical potential is discharged on land, since they are loads contrary, land is negative and burdens Friction positive cloud is going to attract the earth as lightnings, destroying surplus doses of positive ions. At times, the electric front is faster than the weather front as in the days and hours before a storm, the air is awfully full of positively charged particles, ions. It is in these moments when living in disturbed behaviors react to what would be normal to them. After the storm the air is clean and we feel good, balance is restored, the balance is actually an excess of negative ions. In extreme cases of positive ions influence on people, sharpens a sense of anguish, anxiety and depression which inevitably tends to affect their behavior, that which is unattainable in our eyes, or unexplained to our understanding, we can not see , smell, touch, or perceive with our normal senses, produce effects that exacerbate or amplify psychological disorders, psychosomatic or psychosocial to extremes. At this point we can say that under certain climatic circumstances combine with the psychological effects that culminate in making tough decisions by certain persons who fail to understand or even imagine the extent of alteration in which the causes are and why they are driven to them. I recommend to anyone who wants further information consult the voluminous literature on this subject or enter serious Internet sites that address this issue where find articles and notes in Castilian as the majority of published material on the matter really seriously is in English.
Ruben A. Spaggiari
According to what was stated in the introduction that "Communication Experimental research will develop the circumstances leading to the realization of seven and four attempted suicides during the months of April and May in the city of Necochea, southeast of the province of Buenos Aires Atlantic Coast, simultaneously with a prolonged period of drought that covered the area from December 2004 to early June 2005. As expected and with a team of people try to follow a pattern that allows us to know in detail who they were, in life, the victims, we will try, with the help of family, friends and acquaintances to know as many details about their customs, habits, type of used clothing, where he lived and slept, where he spent his spare time and all the data that allow us to have an accurate profile of the person and as may have affected the weather conditions making decisions for the high positive charges prevailing in the air during that lapzo.

viernes, 23 de octubre de 2009

La Práctica de ignorar y cohesionar

Sistema utilizado por el poder político


Los acontecimientos que se suceden ante los genuinos reclamos de los grupos más destacados del entramado de la sociedad Argentina, Médicos, trabajadores de la salud, docentes, pueblos indígenas, por sí o a través de sus organizaciones, que se ven compelidos a recurrir a manifestaciones en la vía publica, en particular en la ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Rubén A. Spaggiari para D21/fps y la Web.

Por aquello de que: “... Díos está en todas partes pero atiende exclusivamente en Buenos Aires...” como expresaba el gran dirigente indígena Eulogio Frites, se producen estas movilizaciones que tanto alteran y molestan a la ciudadanía en su conjunto, que debe sufrir las consecuencias del accionar de estas organizaciones.
Obligadas a este tipo de acciones por un poder que no solamente hace oídos sordos a sus reclamos sino que desoye los fallos de la justicia, los ignora y deja pasar el tiempo sin dar respuestas que agravan más el origen del problema.
Tanto desde el gobierno Nacional como el de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se repudia el accionar de las organizaciones para hacer efectivo sus reclamos pero no aportan señas de buscar soluciones efectivas a los problemas que las genera.
Como muestra baste mirar la demanda que la AIRA a realizado contra el Estado Nacional por la mala implementación de la Ley 23.302 y la conformación inconstitucional que se ha producido del INAI organismo emanado de dicha norma y que fuera manejada en su organización administrativa en forma totalmente antojadiza desvirtuando el espíritu original de la ley.
La justicia dictaminó en 1°, 2° y 3° instancia, después de múltiples apelaciones por parte del propio Estado Nacional, ahora en manos del matrimonio Kirchner, a regresar lo actuado a foja cero y resolver la conformación del organismo mencionado como lo establece la norma aprobada en 1984, y no como al poder de turno se le antoja viable y le impuso una multa pecuniaria diaria al propio Estado Nacional por cada día que no cumpliera con el dictamen de la justicia.

Causa 4001/91 “ASOCIACIÓN INDÍGENA ARGENTINA (REPRES. POR GUANUCO R. ) Y OTRO C/ MINISTERIO DE SALUD Y ACCIÓN SOCIAL S/ PROCESO DE CONOCIMIENTO”.
Buenos Aires, 4 de Diciembre de 2008.

AUTOS Y VISTOS:

1 .- Que a fs. 1366/1369 se presentó la parte demandada acompañando copia de la resolución INAI Nº 130/2008 a efectos de acreditar el cumplimiento de la sentencia dictada en autos. Alegó que mediante el acto mencionado se integró el Consejo Asesor del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI).
Rogelio Guanuco Presidente de la AIRA y uno de los impulsores de la demanda contra el Estado Nacional. Asimismo, a fs. 1370/1375 agregó copia certificada de la resolución INAI Nº 182/2008, según la cual se integró el Consejo de Coordinación, puntualizando que se había convocado la primera reunión para los días 24 y 25 de junio del corriente año en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires cuya orden del día se adjuntó. Por otra parte, aclaró que se incorporó con carácter provisorio a los delegados de las Comunidades Indígenas, con las personas nominadas en el Anexo a la resolución INAI Nº 42/2008, lo que completaría la lista de quienes integrarán el mencionado Consejo.
Corrido el pertinente traslado, a fs. 1377/1386 la parte actora lo contestó solicitando el aumento de las astreintes oportunamente fijadas. Sustancialmente, sostuvo que ninguno de los actos realizados por la contraria han cumplido lo dispuesto por la ley. En cuanto a la resolución INAI Nº 42/08 puntualizó que, contrariamente a lo establecido en el artículo 10 del decreto 155/89, no reconoció que la designación de los participantes indígenas debe ser resuelta por el Poder Ejecutivo. Tampoco incorporó al Consejo de Coordinación al representante del Ministerio de Comercio, Relaciones Exteriores y Culto, en contraposición a lo establecido en la ley 24.375 ratificatoria del Convenio sobre la diversidad biológica; ni al representante del Ministerio de Defensa a fin de que coordinara el apoyo, especialmente movilidad o traslados que dotaría de capacidad operativa al INAI. Indicó que en la resolución INAI Nº 182/08 nada se dijo respecto a los representantes de las seis provincias mencionadas en el Anexo 1, ni se menciona que los funcionarios hayan sido designados por los Gobernadores.
Posteriormente, a fs. 1388/1394 la parte demandada aportó copia certificada de Acta Nº 1 del Consejo Asesor y del Consejo de Coordinación del Instituto.
A su turno la parte actora, sin cuestionar la autenticidad de las actas aportadas, adujo que los órganos que se encuentran en funcionamiento resultan ilegítimos en tanto la designación de representantes indígenas no ha sido por decreto, y que los miembros designados en el Consejo de Participación Indígena no pueden ser los responsables del proceso eleccionario sino los del Consejo de Coordinación según lo establecido en el Decreto 155/89. En tal sentido, destacó que existiría una incoherencia en la Resolución INAI Nº 42/2008 porque los delegados deben ser uno por comunidad – pueblo – etnia, y no uno por etnia y por región, debiendo ser elegidos los primeros por el Poder Ejecutivo, y los segundos serían – en una segunda etapa – designados representantes por cada comunidad – pueblo – etnia, debiendo ser reconocidos por el Presidente del INAI.
Por otra parte, subrayó la ausencia a las reuniones de los representantes ministeriales designados en la resolución INAI Nº 182/2008, en especial del representante del Ministerio del Interior por donde correspondería se hubiera procurado las designaciones de los representantes de las provincias.
Rogelio Gunuco Presidente de la AIRA
Finalmente, encontrándose los autos con llamado de autos para resolver y con solicitud de pronto despacho, la actora se presentó acompañando constancias relativas a la actuación desarrollada en función del Consejo de Coordinación integrado por la demandada – cuya ilegalidad se afirma – alegando que no existe forma de acreditar fehacientemente el funcionamiento efectivo del Consejo si los delegados no son designados por el Poder Ejecutivo, asignándoseles los recursos económicos y los medios materiales para hacer efectiva su misión.
2 .- Que para comenzar cabe recordar que en la resolución de fs. 1361/1362 se impuso una sanción conminatoria equivalente a cien pesos diarios por cada día de demora, hasta tanto se acreditara fehacientemente en autos el funcionamiento efectivo del Consejo de Coordinación y del Consejo Asesor del INAI.
Sin perjuicio de ello, también se puntualizó que la resolución INAI Nº 618/07 en cuanto reglamentó el procedimiento de convocatoria y funcionamiento del Consejo de Coordinación y del Consejo Asesor, configuraba una acto necesario a los efectos del cumplimiento de la sentencia y que las críticas formuladas contra la misma se encontraban fuera del objeto de debate, de modo tal que “…con independencia
Manifestación de los pueblos
indígenas ante el Congreso nacional
de las objeciones que le merezca a la actora dicha resolución, lo cierto es que la postura asumida no hace más que obstaculizar el trámite de creación de los Consejos.”.
3 .- Que desde ya debo adelantar que el art. 1º de la resolución INAI Nº 182/08, suscripta por el señor Presidente del INAI, en cuanto dispuso la integración del Consejo de Coordinación se encuentra en clara contradicción con las facultades previstas en el Decreto 155/89.
En efecto, tal como puntualiza la parte actora, en el art. 5 del decreto 155/89 se estableció: “El Presidente será titular del INSTITUTO NACIONAL DE ASUNTOS INDÍGENAS y como tal tendrá autoridad para dirigir sus trabajos y responsable de sus actividades. En particular: (…) d) convocará y presidirá las reuniones del Consejo de Coordinación y dictará su reglamento. (…) j) Invitará a las provincias a adherir a la Ley 23.302 y a enviar representantes a las reuniones del Consejo de Coordinación. k) .- Convocará las reuniones del Consejo Asesor. Las resoluciones del Presidente son recurribles en los términos de la Ley de Procedimientos Administrativos y su reglamentación.”
Por otra parte en el art. 9, se señaló que “Los integrantes del Consejo de Coordinación serán considerados representantes de los titulares de los Ministerios que integren y de los gobernadores de las provincias a que pertenezcan. Cumplirán sus funciones sin perjuicio de las que ejerzan en sus organismos de orígen y sin retribución adicional. Deberán tener una categoría no inferior a 24 o equivalente.”
A su vez, en el art. 10, se indicó que “Las comunidades indígenas estarán representadas en el Consejo de Coordinación por delegados designados por aquellas una vez institucionalizados los mecanismos de elección previstos en el artículo 3, inciso 11), a razón de UN (1) Delegado por etnia y por región de las delimitadas en el artículo 1. El Presidente del INAI podrá modificar este criterio mediante resolución fundada y previo dictamen del Consejo de Coordinación, pero en todo caso deberá asegurarse la representación de todas las etnias existentes en el país y de las distintas realidades socio - económicas regionales. Mientras el sistema electivo no esté definido, el PODER EJECUTIVO NACIONAL designará UN (1) delegado por cada una de las etnias del país, a propuesta del Presidente del INAI, a través del MINISTERIO DE SALUD Y ACCIÓN SOCIAL.” En igual sentido, en el art. 12, se estableció que “Los representantes de las comunidades indígenas al Consejo de Coordinación durarán TRES (3) años en su mandato, salvo los inicialmente designados por el PODER EJECUTIVO NACIONAL, que durarán DOS (2) años. Podrán ser reelegidos.”.
Asimismo, de debe recordar también que en el art. 14 del decreto 155/89 se estableció que sería el INAI quien se haría cargo de los gastos de desplazamiento de los representantes de las comunidades indígenas; debiendo asignarles un viático y el reembolso de salarios caídos o los ingresos no percibidos.
4 .- En ese orden, en la resolución de fs. 1300/1302, la Sala II de la Exma. Cámara de Apelaciones del Fuero también destacó que según el artículo 10 del decreto 155/89 se previó “…que mientras el sistema electivo no esté definido el Poder Ejecutivo Nacional designará un delegado por cada una de las etnias del país, a propuesta del Presidente del INAI, a través del Ministerio” (v. consid. IX) y que “…corresponde que en cumplimiento de las normas citadas, se instrumente reglamentariamente el mecanismo de elección de los delegados que lo integrarán, el modo de su participación, y las restantes acciones previstas en la ley y el reglamento citados” (consid. X, quinto párrafo). Por esas razones ordenó intimar a la demandada para que acreditara de modo fehaciente la conformación del Consejo de Coordinación y del Consejo Asesor, indicando sus integrantes y la modalidad de su actuación.
5 .- Consecuentemente, de las normas transcriptas surge claramente que, hasta tanto las comunidades indígenas designen sus delegados, la elección de los integrantes del Consejo de Coordinación debía ser efectuada por el Poder Ejecutivo; y en tanto en los términos del último párrafo del art. 3’ del decreto - ley 19.549, ante la falta de texto reglamentario que así lo indique, no es posible interpretar que haya mediado delegación del Poder Ejecutivo en el Presidente del INAI, es claro que al haber el mismo designado los miembros del mencionado Consejo, se ha excedido en su competencia.
Ello no impide, sin embargo, que la decisión sea ratificada por el Poder Ejecutivo de acuerdo con lo establecido en el art. 14 - inc. B - y art. 19 - inc. A - del decreto ley 19.549; con lo cual, deberá el Presidente del INAI efectuar los trámites a fin de acreditar en esta causa el cumplimiento de tales extremos.
6 .- A distinta conclusión se arriba con respecto a las objeciones formuladas en torno a la designación de los representantes de los Ministerios en el Consejo de Coordinación, toda vez que la parte actora, sin acreditar que la elección no haya contemplado el requisito al que alude el art. 9 “in fine” del decreto 155/89 – categoría –, centra su impugnación en que de la resolución INAI N’ 182/08 no surge que se hubiera cumplimentado dicho requisito. En suma, es claro que al momento de efectuarse la ratificación por parte del Poder Ejecutivo, las objeciones de la actora se verán satisfechas mediante el refrendo de los titulares de los Ministerios comprometidos.
7 .- Que relativamente a la impugnación formulada respecto de la integración del Consejo Asesor, también se debe puntualizar que en los considerandos de la resolución INAI Nº 130/08 se dejó constancia de haberse solicitado la designación de los representantes de los respectivos organismos, con lo cual, no puede endilgarse en este aspecto que haya mediado incumplimiento del Presidente del INAI. A mayor abundamiento, nótese que ni en la ley 23.302 ni en el decreto reglamentario 155/89 se prevén requisitos específicos para la designación de los representantes del Consejo Asesor.

8 .- Finalmente, corresponde rechazar la pretensión de la parte actora en cuanto a la incorporación al Consejo de Coordinación de representantes de los Ministerios de Comercio, Relaciones Exteriores y Culto, y del de Defensa, toda vez que no ha sido prevista en la Ley 23.302 – cuyo cumplimiento fuera objeto de autos -, que no ha sido modificada por la ley 24.375. De allí que lo solicitado por la parte actora excede notoriamente el marco de la presente incidencia, la que se limita a dictar las medidas de ejecución de los pronunciamientos dictados en la causa a fin de que se cumpla con la previsiones de la ley 23.302 en cuanto a la conformación de la estructura del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas.
En ese mismo orden, en atención a los recursos previstos en el último párrafo del art. 5 del decreto 155/89, cabe desestimar las demás críticas formuladas a los reglamentos dictados con relación a la conformación del Consejo de Coordinación y del Consejo Asesor, como así también las demás omisiones que imputa a funcionarios y órganos diversos, a cuyos efectos la parte actora deberá promover los recursos legales que resulten pertinentes.
9 .- En función de lo expuesto, si bien en la resolución de fs. 1361/1362 se tuvo por demostrado que el accionar administrativo tendía a dar cumplimiento a la sentencia y al resolutorio de la Alzada obrante a fs. 1300/1302, se advierte que no ha existido el correspondiente avance por cuanto no ha sido suscripto el proyecto de decreto acompañado a fs. 1323/1325.
De tal modo, cabe concluir, al igual que a fs. 1361/1362, que los instrumentos anejados sólo denotan un intento por realizar gestiones tendientes a conformar el Consejo de Coordinación previsto en el art. 5 de la ley 23.302; que deberán ser complementadas mediante la correspondiente ratificación por el Poder Ejecutivo, con el refrendo de los ministerios correspondientes.
En las condiciones expuestas, corresponde intimar al Presidente del INAI a fin de que eleve las actuaciones administrativas a los fines de la ratificación de la resolución INAI Nº 182/08, en los términos de los considerandos 5 y 6 del presente pronunciamiento, a cuyos efectos se establece un plazo de diez (10) días, bajo apercibimiento de responsabilizarlo en forma personal del incumplimiento que se verifica en autos (conf. CNCAF, Sala IV in re “VICENCONTE M c/ Estado Nacional”, de fecha 2/6/98). Y. aumentar la sanción conminatoria decretada a fs. 1361/1362 a la suma diaria de PESOS DOSCIENTOS ($ 200), los que comenzarán a computarse a partir de la notificación de esta resolución y hasta que se encuentren ratificados los representantes del Consejo de Coordinación.
Las costas de la incidencia se imponen a la demandada sustancialmente vencida (art. 68, primera parte del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).
Regístrese y notifíquese.

CLAUDIA (ilegible) VIDAL
JUEZ (ilegible)

CECILIA M. SAAVEDRA

SECRETARIA FEDERAL INTERINA

sábado, 17 de octubre de 2009

¿Qué es la Paleopatología?

Recientemente se realizó el III Congreso de PAMinSA - 14 al 16 de Octubre de 2009 que se realizó en la ciudad de Necochea en el marco de las reuniones bianuales programadas para Sudamérica por la Organización Internacional Paleopathology Association, (PPA) entidad que aglutina a los estudiosos de las disciplinas que convergen en lo que se ha denominado Paleopatología.

Debemos entender por Paleopatología: el estudio de las enfermedades o patologías (Palabra que en realidad deriva de la palabra griega Phatos = Sufrimiento) en el pasado, de (Paleo = Viejo)
Los estudiosos e investigadores de ésta disciplina, muy joven ya que nació hace apenas unos 35 años pasó por varias etapas antes de afianzarse con éste nombre.
Aún coexisten asociaciones o sociedades surgidas simultáneamente que expresan las distintas ópticas con que cada profesional observaba el objeto de su propio interés.
Así nacieron “Asociaciones de Antropología Médica” o “Sociedades de Medicina Antropológica” cuyos contenidos epistemológicos diferían conceptualmente entre sus integrantes.
Generalmente los primeros interesados surgieron de una conjunción entre Antropólogos-Médicos o Médicos-antropólogos quienes comenzaron a observar alteraciones óseas en los restos de los especimenes de estudio que daban cuenta de afecciones o alteraciones de los huesos, producto de alguna enfermedad.
Hasta el siglo XX muy poco podía hallarse en libros o bibliotecas sobre esta disciplina o corriente de intereses convergentes de la medicina y la antropología.
En Argentina profesionales de la Antropología abordaron desde siempre la Etiología de las enfermedades, el abordaje de las distintas culturas a través de la magia, el shamanismo y la herboristería con la practica de los extraordinarios herbolarios Sudamericanos y la gran variedad botánica que le proveía el continente.
Son claves para entender la medicina estudiada por los Antropólogos en las palabras de Francisco Pizarro cuando en una carta al Rey de España que le ofrece enviarle médicos desde la Península, el conquistador le dice: “... que no es necesario ya que aquí los hay y muy buenos ...”
Mientras que el antropólogo en los comienzos no centraba su objeto de estudio, en la enfermedad en sí misma, sino en su contexto social, geográfico y cultural, estudiaba los orígenes en la magia o prácticas Shamánicas.
Cuando las disciplinas médicas y antropológicas se cruzaron, como no podía ser menos teniendo el mismo objeto de investigación, ocurrieron varias circunstancias que aceleraron éste proceso a mediados del siglo XX, las dos grandes guerras europeas, el enorme desarrollo del antiguo “Arte de Curar” se comenzó a perfilar como las nuevas “Ciencias Médicas” trayendo aparejada una enorme tecnificación en aparatología médica y un gran cambio en la relación médico-paciente.
Esto llevó paulatinamente al desarrollo de las Ciencias Médicas como tal pero a un alejamiento de la medicina con el enfermo, que muchos profesionales cuestionaban.
La interacción entre antropología y medicina fue un principio integrador tendiente en ésta etapa a buscar la humanización de ésta medicina tecnológica que estaba surgiendo desprovista del humanismo que en sus orígenes pregonaba y se comenzó a afianzar como una nueva disciplina hacia los años setenta.
Algunos diferencian la “paleopatología” de la “paleomedicina”, Antropología Médica o “Medicina Antropológica” tomando la primera para el estudio de los rastros de enfermedad dejados en fósiles y momias de humanos y animales y a las manifestaciones culturales expresadas en la arqueología, o distintas manifestaciones del arte, incluyendo en su objeto de estudio el análisis de signos relacionados con la enfermedad proveniente de rastros arqueológicos.
Otros en cambio, como ocurre con las corrientes de Medicina antropológica o Antropología Médica analizan la enfermedad aislándola y tomándola como la acción que produce la enfermedad para ser estudiada por la medicina.
No obstante ambas disciplinas toman la enfermedad como parte activa de un contexto sociocultural en la que interaccionan agentes fundamentales como la propia etiología de la dolencia, sus causales y quienes en dicho contexto abordan el tratamiento llámese Sanadores, Shamanes, médicos o curanderos, quienes utilizando diversas técnicas y agentes terapéuticos que van desde el simple abordaje psicológico o magia simpática al uso de plantas medicinales, mezclas de materias minerales, orgánicas, algunas previamente disecadas, y posteriormente trituradas, hasta lograr finos polvos que se introducen en la mezcla en cuestión.
Entonces ahora podemos decir que: “La Paleopatología es el estudio de las enfermedades en el pasado del hombre en forma integral desde las disciplinas médicas y antropológicas” pero fundamentalmente orientada al estudio de las malformaciones óseas dejadas por la enfermedad en el registro esqueletario.
Este enfoque integrador nos permiten la posibilidad de conocer el origen y evolución de ciertas patologías y observar como evolucionaron o se extinguieron y, eventualmente que secuelas dejaron en su tiempo o, en el mejor de los casos poder estudiar como actúan ahora sobre el hombre moderno.

lunes, 12 de octubre de 2009

Leslie Orgel, Francis Crick, Lucy, Ardi e Ida

Sujetos de una ley común

Recientemente la cadena Discovery publicó “Ardi al Descubierto” un audiovisual sobre uno de los hallazgos más impactantes de la paleoantropología de los últimos tiempos, que junto con Lucy 1979, IDA, 1983 representan el camino inexorable hacia un pasado plagado de interrogantes, y por supuesto de “respuestas” que deberán digerirse sabiamente ya que nos obligan a replantear nuestras ideas más importantes sobre nuestro origen.

Siendo muy joven suscribí el lanzamiento, por parte de uno de los grandes de la biología molecular como fue Francis Crick, en un trabajo que realizó con Leslie Orgel, que llamaron “teoría de la Panspermia Dirigida” : “Puede parecer ahora improbable que organismos vivos extraterrestres puedan haber alcanzado la Tierra ya sea como esporas llevadas por la presión de radiación de otra estrella, o como organismos vivos incrustados en un meteorito. Como alternativa a este mecanismo del siglo 19, nosotros consideramos la Panspermia Dirigida, la teoría que dice que organismos fueron transmitidos deliberadamente a la Tierra por seres inteligentes de otro planeta. Concluimos que es posible que la vida haya alcanzado a la Tierra de este modo, pero que la evidencia científica es inadecuada en el presente para decir nada sobre su probabilidad”.
Claro está que a quienes estábamos enrolados en el pensamiento extraterrestre de los años 60/70 esta posibilidad nos venía como anillo al dedo y fue, quizás lo que más jugó en contra de una postura, para nada descabellada.
En el contexto de los ufólogos y platillistas, que buscaban mucho más allá del objeto en sí y nos debatiamos sobre aquellos aspectos de contenidos científicos y filosóficos para entender esas manifestaciones que no podíamos explicar, la Panspermia Dirigida fue un disparador genial, en particular por las figuras que se hallaban sustentándola.
Los que estábamos en ésta línea de trabajo no deteníamos nuestro accionar a los avistajes o a la fenomenología en sí, por el contrario intentábamos encontrar una explicación desde otras áreas del saber y para ello, desde su disciplina de interés la incorporó, con las debidas fundamentaciones y formuló una “hipótesis de trabajo”.
Ultima Hora, Lima, Perú, Pag 17,
miércoles 9 de marzo de 1977.

Ésto es lisa y llanamente una propuesta para encauzar una investigación, no pretendía ser una “Teoría” ya que carecía de bases y fundamentos para postularla y nosotros de los reconocimientos académicos o científicos para proponerla o sustentarla, solamente intentábamos desde el periodismo, expresar nuestras inquietudes y aquello que pensaba un sector de la sociedad.
Proponer una “Hipótesis de Trabajo” es un gran desafío ya que se puede caer en el ridículo o, en el mejor de los casos, hallar personas que se interesen por la propuesta y amplíen la investigación.
Claro está que si esta propuesta se realiza en los claustros adecuados en los cuales se centraliza la búsqueda de conocimiento, allí donde suelen funcionar equipos interdisciplinarios, este tipo de interrogantes pueden fructificar mejor.
Lanzado así desde el simple acto periodístico o desde las filas de la ovnilogía más parecía una postura alocada, descabellada y hasta delirante de los amantes del género.
Pero estaba claro que eso cabía nosotros pero no para Francis Crick y a Orgel, cuyos logros tenían reconocimiento mundial.
Esta “Hipótesis de trabajo” fue tomada por el periodismo como “Teoría del Paralelismo Genético” y así se conoció en la década de los setenta, aún a pesar de la infinidad de aclaraciones realizadas al respecto.
Asimismo la prensa, no siempre equilibrada, incorporó ciertas dosis sensacionalistas que, bien manejadas “vendían”, a quienes estaban ávidos de respuestas a ciertos interrogantes populares.
El hombre común busca respuestas concretas, próximas a él, que respondan en el hoy y ahora aquellas preguntas que le preocupan, pero por supuesto no le quitan el sueño, sus prioridades circulan por andariveles más concretos y cotidianos.
En este contexto la prensa tomó nuestra propuesta y la lanzó a la calle como caramelos en el patio de una escuela.
Titulares como “Los Monos: Hombres que degeneraron”, “Los Ovnis y el Pasado” o “Remotos abuelos del Hombre tripulan los platillos volantes” fueron algunos, que en su momento se utilizaron para “vender”.
Y entonces quienes estaban involucrados preferimos callar y dejar que el tiempo borrara las huellas de nuestra equivocación, la metodología incorrecta utilizada no sólo había tergiversado nuestra propuesta, también desacreditaba y ridiculizaba a quienes habían plasmado las bases de este pensamiento.
Las Ultimas Noticias, Chile,
Pag.7, martes 5 de junio de 1979.
Hoy creo que la opinión publica a cambiado un poco y un cierto grado de comprensión y tolerancia se cierne sobre quienes tienen experiencias o especulan sobre estos sucesos. Sin lugar a dudas que esto se debe a la enorme divulgación bastante seria y equilibrada que han realizado los grandes medios de comunicación televisivos como Discovery, The History Channel e Infinito entre otros, que han permitido al publico tener una visión más completa y comprensiva del suceso y de las circunstancias que lo rodean.
Esto la ha permitido discernir entre el investigador serio que, con verdaderos recursos científicos y tecnológicos a su alcance propone un abordaje integral desde diversas disciplinas, al simple sujeto interesado, con una libreta y un grabador, y verlo ya no como un delirante o un loco alucinado. Clarín, Bs.As.Argentina Pag.26, lunes 20 de agosto de 1979.
No obstante aquello quedó en el cuarto mental de las cosas viejas, archivadas pero nunca olvidadas, por quienes mantenemos viva la llama de nuestros intereses e inquietudes.
La ciencia se muestra lenta a los inquisidores ojos públicos, pero su lentitud se debe a la rigurosidad con la que debe modelar sus propuestas surgidas del trabajo meticuloso y profundo de los investigadores que deben buscar las respuestas en restos que han permanecido dormidos y enterrados por millones de años.
La gran conmoción y el escepticismo de 1977 fue mayúsculo cuando Mary Leakey dio a conocer las pisadas de Laetoli, África. Dos homínidos caminando erguidos y juntos sobre la ceniza volcánica de 3.590.000// 3.770.000 años, como se demostró mediante datación de potasio-argón.
Situaciones similares de escepticismo se vivieron con los 3.500.000// 3.770.000 años de “Lucy” que determinó el equipo de Donald Johanson en Olduvai, África en 1979.
En esos años hablar de 3 a 4 millones de años era impensado si tenemos en cuenta el hombre de Neanderthal se hallaba datado en 75.000 años.
Nadie aceptaba de buen grado que homínidos caminando erguidos pudieran haber existido hace tanto tiempo, las muecas de sorna y la duda constante sobre la veracidad y autenticidad de los trabajos, fueron el comentario permanente en los entre “profesionales” a quienes simplemente las comunicaciones en Natura o Sciencie les aportaban meridiana credibilidad.
Hoy los cambios que aporta al conocimiento científico sobre los seres humanos, el trabajo de más de diez años sobre el hallazgo del Ardipitecus Ramidus, Ardi, para los amigos, es tan impactante que habrá un antes y un después de ella, ya que sin lugar a dudas deberemos replantearnos nuestros orígenes.
Las palabras del Dr. Wite y Lovejoy hacia el final de la presentación en el ciclo de Discovery Chanel del domingo 11 de Octubre del Ardipitecus Ramidus, Ardi, hallado en la región de Afar en Etiopía, fueron tan significativas para mí que, repasé una a una las declaraciones del equipo y las características propias de este extraño homínido, para que los investigadores expresaran: “... Si bien todos pertenecemos a un árbol común Ardi nos demuestra que pertenecemos a ramas diferentes a la del chimpancé de los que hasta ahora suponíamos descender. Ahora sabemos que hemos evolucionado juntos en ramas diferentes, Ardi demuestra que en esa etapa evolutiva cierto homínido se ramificó y evolucionaron en forma paralela...”
Esto es ni más, ni menos, lo que proponíamos en 1976/79 de allí que la hipótesis comenzó a llamarse para la prensa y el público “teoría del paralelismo genético” ya que proponíamos que si bien, tal como lo planteaba la teoría de la evolución de las especies habíamos evolucionado de formas distintas y debía existir en un lejano pasado un tronco común, hasta ahora no encontrado, las especies conocidas de simios, primates u homínido habíamos evolucionado en forma independiente y paralela, de allí que todavía no se hubiera hallado punto de unión de las ramas evolutivas de primates y simios sino representantes antiguos de una y otras forma.
Con Lucy se avanzó, sustancialmente y, destacábamos entonces, 1979, que aún habiendo dado un salto cuantitativo hacia atrás en el tiempo, Lucy tenía más de homínido que de simio, de hecho caminaba erguida y el bipedismo marcaba la característica más destacable de su humanización.
IDA representa un salto enorme tanto en el tiempo como en la información de cierta rama de la evolución, si bien representa un pequeño primate, en tránsito hacia la humanización marcada por un incipiente bipedismo, aun no a dejado de ser un primate.
Sin embargo Ardi y su conformación extraña, sobre todo por lo prensil de sus pies, los científicos han demostrado que su locomoción no fue “Sobre los nudillos”, como lo hacen los simios más próximos a nosotros, los chimpancés, sino que se desplazaba sobre sus extremidades inferiores, caminando erguida.
Tanto Ardi, y los desafíos que representa, como IDA, no son un hallazgo más en la cadena evolutiva, no representan solamente la posibilidad de un nexo entre los primates, propiamente dichos, y los homínidos, como lo intuía Darwin, también son la llave para que, aquellos que ignoraron hasta hoy esos desafíos descabellados e incongruentes, abran esa caja de Pandora, vedada al lego, pero dispuesta a brindar información a quienes desprovistos de soberbia, rindan culto al saber científico.
Una nueva concepción de la evolución esta en marcha, el comienzo lo plantearon evolucionistas de la talla de Elliot J. Gould y Niles Eldredge y mucho queda por decir.
Observo maravillado el devenir de nuestra capacidad de comprender y entendernos como seres humanos, nuestros descubrimientos, el desarrollo de nuestra tecnología y debo decir que mantengo viva la llama del asombro en lo cotidiano.
Darme cuenta que, aún con las enormes reservas que instalaron en el ideario colectivo ciertas especulaciones sobre nuestro pasado, que contribuí a formular, hoy me encuentro ante la constatación de aquello que intuíamos hace 38 años.
Quizás el tiempo ponga sobre el tapete la verdad, siempre relativa, pero que ya existe como lo demostraron los estudios realizados por los geólogos y biólogos sobre los cráteres de impacto, así tanto Svante Arrhenius, Francis Crick y Leslie Orgel desde sus campos de competencia puedan ser valorados en el abordaje de este tema específico.
Rubén A. Spaggiari
Periodista

jueves, 8 de octubre de 2009

El Patrimonio Arqueológico y Cultural

Una responsabilidad de todos, una ley para pocos.

Exclusivo para Diario21 por Rubén A. Spaggiari
Colocado (200-42-74-202.wll.prima.net.ar) Fecha: Lunes, 13 Septiembre 2004, at 9:23 p.m.

En uno de los suplementos Ñ de Clarín del mes de septiembre del año 2004 se publicó una nota con la firma de Ezequiel Sánchez en la que se desgranaban opiniones encontradas sobre el patrimonio cultural y en particular sobre la preservación del “Patrimonio Arqueológico” de los argentinos y la controvertida Ley 25.743. Este artículo refleja mi opinión y observaciones al respecto.
En el año 1972 estando radicado en la Provincia de Río Negro, en la ciudad de General. Roca desde 1967, trabajando y estudiando en la Universidad del Comáhue, colaboraba con el antropólogo Miguel Hangel González, quien más influenció en mi orientación profesional, social y humanística, en un anteproyecto de Ley provincial sobre la “Defensa y preservación del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico” de la referida provincia.
En éste emprendimiento nos hallábamos desde el Instituto de Ciencias Sociales de la ciudad de Gral. Roca, dependiente de la UNC. Junto con el paleontólogo Rodolfo Casamiquela, oriundo de la Capital de la provincia, Viedma desde donde ejercía una suerte de liderazgo de las ciencias afines.
Miguel H González era un antropólogo llegado a la ciudad y a la provincia desde la Capital Federal y desde un corto período como funcionario en la provincia de Chaco.
Egresado de las primeras promociones de la carrera de antropología de la UBA era muy respetado por sus pares y maestro a muchos de los cuales conocí y con los cuales trabé una gran amistad, Ciro René Lafón, Blas Alberti, entre otros.
Había decidido que los aires del Alto Valle de Río Negro serian más propicios para su forma de pensar y sentir las ciencias sociales que Buenos Aires después de la “Noche de los Bastones Largos” Yo, por entonces estudiante de filosofía y letras y asistiendo a los cursos de antropología y afines, desarrollados en el instituto, me convertí en un entusiasta aficionado a la antropología, a la antropología social en particular, disciplina que luego asumí como propia y que aún hoy cultivo desde el llano, complementando mi actividad periodística. Por supuesto que en aquellos años mi posición era interesada y afortunadamente había recibido mis primeros pasos en el tema con el Rdo. Padre Marchesotti de la orden Salesiana con quién había colaborado, viajando por toda la Patagonia, en la reorganización de los museos dependientes de esa orden o de sus instituciones educativas.
Ya conocía las necesidades y graves falencias de dichas instituciones, de precaria existencia por entonces, como así también las propuestas, peticiones y reclamos de coleccionistas y eventuales arqueólogos y paleontólogos aficionados que interactuaban con ellos.
Conocía del valor inconmensurable de la actividad desarrollada por estos inexpertos pero voluntariosos “buscadores” en un territorio tan extenso como imposible de controlar por autoridad alguna.
Comprobé su dedicación en tiempos libres a su pasión por la búsqueda de “restos antiguos o dinosaurios” que, por supuesto hacían poniendo sus vehículos, dinero y tiempo con el secreto afán del gran descubrimiento, que por supuesto pocas veces se daba.
También sabia de la enorme preocupación, de siempre, de los especialistas por poner límites a una depredación incontrolable.
Por esos años asistí a un curso de arqueología de campo en la sede Neuquen de la UNC con Juan Schobinger en el que participaron muchos de estos aficionados de dicha localidad y algunos de localidades vecinas y uno de los temas que se trataron fue justamente la revalorización genuina de ese trabajo y la imperiosa necesidad de buscar una alternativa viable que no fuera solamente la prohibición, casi imposible de practicar en las actuales condiciones de entonces.
Hoy la cosa en este aspecto poco a cambiado y sería igualmente imposible.
Muchos de los “buscadores” de entonces formaron con las colecciones privadas sus propios museos que, por mucho tiempo fueron los únicos establecimientos donde los interesados y el público podía ver nuestro pasado en su propia ciudad.
De lo contrario el fuerte de ésta actividad se centraba, hasta no hace mucho, en La Plata, Buenos Aires o en las capitales de provincias, Córdoba, Santa Fe. Tucumán, Salta, San Juan, Mendoza, La Rioja, entre otras, donde existían importantes Museos, que curiosamente muchos de ellos fueron iniciados con las colecciones privadas donadas por sus dueños.
Por todo esto valorizábamos la importancia de éste proyecto en una provincia que, al igual que el país, se ocupaba poco de proteger y preservar, su patrimonio e identidad cultural vigilar y controlar su depredación. Sé hacia necesario instruirlos y convertirlos en agentes de un proceso de cambio sustancial que contemplara dichos objetivos y para ello nada más efectivo que incorporarlos y comprometerlos con ésta filosofía.
Por eso en nuestro anteproyecto se creaba la “escuela de arqueología y paleontología de campo” de carácter volante para instalarla allí donde se hallaran los grupos interesados.
Con éste fin hablamos con autoridades de la congregación de Don Bosco ya que un compañero de estudio en filosofía y letras era el Pdre. Martín Dunrrauf, prestigioso docente y luego director de varios establecimientos de dicha congregación.
Esta se comprometía a brindar el espacio físico para impartir las clases en sus escuelas, y es sabido que estás se hallan allí donde existe un poblado en todo el territorio patagónico.
Si esto se lograba podría contarse con colaboradores inestimables de los profesionales, celosos vigilantes del patrimonio cultural, con conocimiento para fotografiar, comunicar el hallazgo, registrarlo en los mapas y colaborar en las excavaciones siendo parte activa del descubrimiento.
Hoy los modernos Paleontólogos que formó en su mayoría el gran maestro Bonaparte, tanto en el Museo de La Plata Como en el Bernardino Rivadavia, saben lo que significa un buen colaborador en el terreno, cuando uno se halla en los trabajos de investigación, en el laboratorio o en la difusión y divulgación de la tarea conjunta.
A todos debiera haberle servido la experiencia de Carlos Ameghino y su hermano Florentino, quién recibía el material que el primero le enviaba desde sus excavaciones.
Es cierto que se cometieron muchos errores, otro tiempo otra ciencia, pero como muda pero eficaz corroboración del acierto están las más de 900 especies que F. Ameghino ingresó en el catálogo de la paleontología colocando por entonces a nuestro país y su incipiente ciencia en el mapa mundial de la paleontología.
Su obra es maravillosa y mucho de ella se debe al trabajo silencioso de dos autodidactas, que paradójicamente son ignorados en su país de origen y admirados, me consta, en toda Latinoamérica.
Regresando al proyecto, está demás decir que los especialistas y en particular Casamiquela se opusieron a que "no profesionales" se incorporaran a una actividad privativa de los “especialistas”, el mismo lenguaje que utiliza el Director del Museo Etnográfico “JuanBautista Ambrosetti” José Antonio Pérez Gollán en la nota del suplemento Ñ de referencia cuando dice: “...la arqueología es la única herramienta para el estudio de la historia más antigua.
En tanto disciplina científica actual, la arqueología tiene el compromiso...”. ¿Quién discute que esto sea así? Nadie por cierto.
Sin embargo este pensamiento reduce a un privativo coto para intelectuales que por lo general se enquistan en los sitios de poder académico, el uso de dicha herramienta que según Gollán lo reconoce, “en tanto disciplina actual” por ser de joven factura deja un pasado rico sin su valiosa guía.
Yo le pregunto que hacemos con lo que ya se realizó y como se ejercerá en el futuro el rol de vigilador del patrimonio nacional, si sólo hacemos una Ley prohibitiva y castradora del entusiasmo que debe canalizarse y no atrofiarse.
Tal como lo expresa Edgardo Krebs el patrimonio cultural es de todos y el Estado no representa a todos.
El pueblo es el responsable de su preservación y debe vigilar que se actúe con diligencia y efectividad participando en las determinaciones sobre el particular y no aceptando calladamente el la postura de unos pocos.
No se puede atacar libremente a quienes desde hace años el trabajo que deberían haber hecho los Gollán, los Casamiquela o el Estado, lo que deberíamos haber hecho todos nosotros con nuestro dinero y no mirar para otro lado.
Creer que el Mercado Negro de arte o piezas arqueológicas se terminará por la puesta en vigencia de una Ley, es inspirador pero poco práctico y hasta infantil e hipócrita.
Para defender nuestro patrimonio no basta estar dentro de la legalidad y que esto sea manejado desde los claustros académicos por especialistas, es menester como en toda actividad responsabilidad de todos la participación de la sociedad global, ejerciendo la educación de los sectores interesados creando conciencia sobre la gran importancia que ésta tarea tiene para la sociedad presente y futura.
¿Quién preserva más, aún con leyes restrictivas, un estado inexistente, con los organismos de contralor colapsados y totalmente desacreditados y sus fuerzas de seguridad desprestigiadas, superadas y jaqueadas? O aquellas personas que hoy sólo cuestionamos porque formaron sus colecciones privadas.
Es cierto debemos evitar que de ahora en más se vendan piezas al extranjero y al mejor postor, indiscutible pero no debemos mezclar todo en la misma bolsa.
Una cosa es frenar el comercio y otra cosa es cercenar el trabajo genuino que tan buenos frutos ha dado o se olvidan de los logros paleontológicos, de las tres últimas décadas. Allí está una pléyade de entusiastas colaboradores de Novas, Coria, Bonaparte con Rubén Carolini a la cabeza , un visionario mecánico, hoy Director del Museo Paleontológico de El Chocón (Aspecto que sí deberiamos analizar en profundidad) y tantos otros, que deberé dedicar una nota integra a describir sus hallazgos y el legado que nos han dejado.
Una Ley federal a la que las provincias deben incorporarse que contemple aspectos formativos del potencial que tenemos y que por cierto limite la comercialización y el éxodo de piezas arqueológicas sin prohibir ni castrar las iniciativas y emprendimientos privados controlados por estamentos académicos, tal como se está haciendo ahora en paleontología, paradigma que deberíamos analizar, es algo que hace mucho estamos esperando.
Sin embargo veo para mi desesperanza que algunos “profesionales” siguen manteniendo cotos exclusivos con el eufemismo de proteger el patrimonio cultural.

La Paradoja de la Lengua

El Animal humano y su lenguaje

Especial para Diario21/Rubén A. Spaggiari.- Colocado (200-42-74-202.wll.prima.net.ar) Fecha: Lunes, 13 Septiembre 2004, at 9:31 p.m.

El lenguaje siempre ha sido interactivo y se halla aún hoy en constante proceso de cambio. El medio provee al hombre un ecosistema que lo contiene interactuando con él, haciendo propias expresiones que identifican las partes o él todo de su nicho ecológico y social.
El hombre es, entre las especies, la que más se identifica, por ahora, con un lenguaje articulado, comprensible, concreto o simbólico, según las circunstancias. Puede, a través de él, expresar pensamientos o ideas abstractas o concretas que le permiten interactuar con sus congéneres en su nicho social con fluidez y efectividad.
Fueron las expresiones verbales, allá por la noche de los tiempos, las primeras manifestaciones que le permitieron ampliar su horizonte, intelectual y sus experiencias vivenciales en comunidad, señoreándose sobre esas nuevas potestades.
Fue, así lo intuye hoy la ciencia de los hombres, en lo que hoy es Oriente Medio que la ciencia reconoce el nacimiento del alfabeto, la escritura Sumeria parece haber sido la cuna del mayor artilugio hallado por el hombre para, graficar, transmitir, y registrar para su tiempo y la posteridad la actividad de su época. Cuneiforme, Jeroglífica, Aramea, Demótica, Copta, Cirílica, como así también el moderno Esperanto, fueron algunos de aquellos "sistemas" elaborados por el hombre para expresar, en los más variados soportes, sus experiencias y realizaciones artísticas y comerciales.
Cerámica, arcilla, piedra caliza, hojas de papiro y finalmente papel, fueron algunos elementos utilizados para plasmar la capacidad humana de comunicarse.
Grande fue el hallazgo y evolución de ésta técnica que contribuyó, junto con la lengua hablada, como ninguna a la confusión generalizada de un mundo disperso, políglota e incomprensible. Los primeros escribas y los relatores bíblicos ya hacen referencia a este pandemónium en el que se había convertido la comunicación entre los hombres, referencias concretas hacen de la "Torre de Babel" el símbolo de la dispersión lingüística del mundo antiguo.
El uso y abuso del lenguaje con sus particularidades regionales, los vulgarismos y modismos, propios de los centros urbanos, de los bulliciosos puertos comerciales, donde los esclavos traídos de remotas regiones, fueron moneda de cambio, hacia que el lenguaje hablado se tornara incomprensible de una región a otra, de una ciudad a otra.
Aquellas variaciones del lenguaje que hoy estudiamos bajo las bases de la Gramática o la Lingüística conocidos como vulgarismos, regionalismos, lenguaje del delito, lunfardo, Argot, etc. imprimen en el lenguaje características propias que con el correr del tiempo y su permanente uso popular dan una impronta propia, intransferible que puede llegar a hacerse incomprensible para quienes se hallan fuera de ese ecosistema social. Existe y existió, hoy lo sabemos, un sincretismo lingüístico que modifica la lengua madre de una cultura dada. Esto en la antigüedad se producía por varias razones: invasiones armadas que introducían violentamente ritos, costumbres cotidianas, ideas, estrategias, armamentos e individuos que penetraban con sus nombres y lengua de origen.
Esto alteraba las manifestaciones y convivencia dentro de ese nicho cultural. Un pueblo podía recibir sistemas de alimentación, formas de preparación, nuevos condimentos e ingredientes; en lo artístico, la música, la plástica y las representaciones escénicas de la más variada índole, daban nuevos contenidos al lenguaje reinterpretando en nuevas formas expresivas las incorporaciones que, sutilmente modificaban el lenguaje, por lo general sin que el hablante lo percibiera de inmediato.
El comercio de la antigüedad contribuyó grandemente a esta confusión generalizada al expandir sus fronteras por todos los mares del mundo convirtiendo los puertos en una puerta de ingreso y egreso de nuevas expresiones habladas.
Ya sea como un modo propio de sus transacciones y vida comercial, ya, como dijera anteriormente, por la introducción de esclavos que desde remotas regiones ingresaban como moneda de cambio en los países visitados, llevando consigo sus propias culturas y por lógica su lengua.
Por otra parte el comercio de esclavos, que predominó en todo el mundo bien entrado el siglo XVIII, no fue ajeno a las "nuevas tierras de América" siendo un factor importantísimo de intercambio violento entre culturas. La humanidad presente nos ha legado un camino de logros maravillosos, oscurecidos por actos de barbarie propios de la condición humana. Lo anacrónico o quizás ilógico es que, ambas manifestaciones, las maravillosas y las bárbaras, hayan contribuido a la grandeza de la lengua y por ende de la cultura de los pueblos, cuando éstos pudieron sobrevivir.
La paradoja de la lengua es que haciendo caso omiso de esto se enriquece, aún cuando existen quienes alegan que éstas intromisiones le hacen daño a la cultura invadida, siendo esto muy cierto a corto plazo, sin embargo la resultante será un enriquecimiento de la lengua madre.
Hoy las invasiones no son violentas pero no dejan de ser altamente agresivas y actúan de la misma forma, quizás con mecanismos más sutiles y convincentes, como la publicidad, radial, gráfica y televisiva, en general los medios de comunicación y en particular la TV y más recientemente la red de redes conocida como Internet. Todos estos mecanismos, como en las invasiones antiguas van creando los mismos efectos perniciosos a corto plazo, socavando las identidades nacionales y los acervos de los pueblos más débiles y vulnerables.
Cuando trabajamos con el lenguaje y sus formas expresivas, sus usos y costumbres, sus aplicaciones y modificaciones podemos dar a conocer el origen de las palabras, su matriz, la etnografía y antropología del pueblo y la cultura generadora es posible cuestionar los procesos de cambio social y cultural que ocasionan y establecer paradigmas.
En cambio cuando lo hacemos desde la lingüística, desde las estructuras gramaticales puras, es posible prescindir de estos factores, no ignorarlos ni desecharlos, como una forma de preservar el verdadero sentido renovador de las formas del lenguaje, su evolución.
Por todo esto nuestra cultura a revalorizado el proceso que conlleva ésta moderna transculturación, precursora de la globalización económica, que se produjera luego de finalizada la guerra fría, la caída del muro de Berlín y la cortina de hierro con la "Perestroika" de Mijail Gorbachev.
Fue a través de las comunicaciones que el lenguaje de los pueblos había ya propiciado la globalización, ésta ya había comenzado y con el advenimiento de herramientas como Internet, la telefonía móvil y los nuevos adelantos del ciberespacio para transmitir textos e imágenes, la transculturación comenzó a manifestarse más rápidamente.
Desconocer la ingerencia que estos sistemas han tenido y tendrán en la nueva forma del lenguaje en el mundo sería atentar contra nuestra propia capacidad de evolución o adaptación al mundo por venir.
Hoy el deber de quienes vivimos ésta realidad e interactuamos con ella debemos rescatar estas manifestaciones populares, mitos, leyendas, costumbres y usos cotidianos, propios o incorporados a nuestra lengua local y darlos a conocer para aportar y rendir un justo homenaje al aporte que hacen a nuestra cultura. En este sentido o con éste objetivo el autor se encuentra desarrollando la ardua tarea de elaborar un diccionario comentado del habla popular en el cono sur, en particular las áreas Rioplatenses, sin descuidar su uso en América Latina o el aporte que cada región tubo sobre la región del Plata.

Las lenguas Aborígenes

Su ingerencia en el habla popular de América Latina

Especial para D21 de Rubén A. Spaggiari
Colocado (200-42-74-202.wll.prima.net.ar) Fecha: Lunes, 13 Septiembre 2004, at 9:34 p.m.

La enorme importancia que el uso del idioma español tiene en todo el mundo, merced a la penetración de los medios de comunicación y a las nuevas tecnologías del ciberespacio, junto a la diáspora a la que se han visto obligados millares de hispano parlantes de toda América Latina por las carencias e inestabilidad política, económica y laboral; contribuye al interés por el estudio y la expansión de los horizontes lingüísticos de nuestras culturas y nuestras lenguas regionales, por parte de España y en particular la Real Academia Española de la lengua.
Lejos de reprochar esta preocupación, con argumentos válidos por cierto pero hoy alejados del estudio puro del lenguaje, debemos dar crédito al interés y reconocimiento demostrado por los estudiosos y la sociedad española por nuestra lengua que, mal que nos pese es de matriz castellana. Si bien es cierto que ya nada queda de aquel “puro castellano” que introdujeron a sangre, cruz y fuego los propulsores de la barbarie indo americana, éste no debería ser el ámbito en el cual se debatan dichos pormenores y acontecimientos.
(ver nota del autor en Diario21 – http://WWW.fps/diario21.com.ar en el que se trata este tema puntualmente.)
Nadie ya puede ignorar, y España menos que ninguno, la enorme ingerencia que las lenguas de los pueblos naturales de América tuvieron en sobre la lengua que ellos introdujeron en estas tierras. De hecho así lo demuestran con la creciente preocupación por entender, enriquecer y depurar la lengua española incorporando año tras año términos que no le son propios al idioma castellano, que provienen de las lenguas originarias de Indoamérica.
España ha dado muestras acabadas de una nueva visión sobre “la conquista” cuando hacia el 5to. Centenario envió sus realizadores televisivos para rescatar una nueva imagen de la América Hispana de la actualidad, con sus propias características e identidad. Asimismo habla bien de su actual visión que esta valorización pase por reinterpretar e incorporar al Diccionario de la Real Academia de la lengua española aquellos modismos, regionalismos, vulgarismos y vocablos del lunfardo, aportados por nuestro continente.
La importancia que la lengua Taina o Caribe proveniente de las áreas caribeñas a las que llegaran los primeros europeos antes de entrar propiamente al continente, isla La Española, Actual Haití, es reconocido por estudiosos de todo el mundo. Infinidad de vocablos provenientes de éstas corrientes conquistadoras que vieron influenciados su habla con la incorporación de vocablos nuevos o modificación de los propios readaptados o interpretados por los indígenas que fonéticamente se readaptaban para una mejor comunicación entre las partes.
El primer estudioso de una lengua aborigen fue Juan Ramón Pané, el fraile que se embarcara en el segundo viaje de Cristóbal Colón, él estudió la fonética y aplicó una estructura gramatical, una grafía, a una lengua exclusivamente fonética. Tanto el Taíno como el Caribe son de raíz Arauco, emparentado con grupos étnicos del sur de Norteamérica que se fueron desplazando durante las grandes corrientes migratorias y se instalaron y dispersaron por todo el continente llegando hasta la República Argentina.
En ese largo derrotero por un hábitat la lengua matriz fue sufriendo distintas alteraciones, influencias y modificaciones fundamentalmente por adaptación al medio, interacción de éste con la expresión hablada, circunstancia que determina el sincretismo del ecosistema con la lengua en función de su propio reconocimiento. Creando de ésta manera en cada ecosistema definido, características particulares propias y marcadamente diferenciadoras. Es así como con la raíz antes expresada, Arauco, surgen el Taino, Caribe, Guaraní, Guaycurú etc.
De esta manera vemos como el “castellano” o “español” hablado por estos primeros europeos recibieron el aporte de lenguas aborígenes ya altamente arraigadas, tanto social como geográficamente. Esta característica se puede observar en Sudamérica con el Quechua, Aymará, Mapudungu (lengua del pueblo Mapuche) y otras tantas lenguas de naciones indias que influenciaron y dejaron su impronta en nuestra lengua hablada.
El Autor pone énfasis en esta impronta e intenta rescatar y unificar un criterio en la creación de un “Diccionario comentado de la Lengua Rioplatense y Latinoamericana” cuyos avances ya pueden hallarse en http://www.fps.com.ar/ o en http://www.fps/indoamericano.com.ar
En se podrá hallar no sólo la entrada del término y su raíz y aplicación actual sino un colorido y ameno comentario, allí donde el vocablo así lo amerite, sobre su uso y costumbre en determinadas regiones de América Latina y en particular en las áreas del Río de La Plata.
La Importancia que el III Congreso de la Lengua española 2004, que se realizará en la ciudad de Rosario, Argentina del 17 al 20 de Noviembre del corriente año, radica justamente en la importancia que, para la enorme expansión del idioma español en el mundo, tiene que se incorporen permanentemente los aportes regionales de los hispanoparlantes allí donde se encuentren.
En éste contexto el Continente Americano desde el siglo XV en adelante es un mundo lingüístico en permanente simbiosis con la lengua castellana a la que ha brindado un riquísimo aporte.

Para una antropología del tercer milenio

Antropólogos a Marte, se buscan
Educacion
Colocado por: Rubén Amilcar Spaggiari (200-42-74-113.wll.prima.net.ar) Fecha: Lunes, 11 Octubre 2004, at 1:01 p.m.

Los antropólogos que se aferren sólo al andamiaje académico, surgido del esfuerzo y sacrificio de quienes los precedieron en su construcción, sin vivenciar el presente en la praxis cotidiana y avizorar el futuro, pierden la capacidad de formar a las nuevas generaciones en el inexorable camino hacia las estrellas.

Rubén A. Spaggiari para FPS/D21 raspaggiari@argentina.com fotoprensasudamericana@argentina.com
Ya está en progreso la aventura humana de colonizar nuevos territorios fuera de nuestro planeta. El hombre se enfrenta al enorme desafío de vencer su propia autodestrucción en nuestro planeta, jaqueado por la polución, la sobreexplotación y la superpoblación o iniciar la conquista de otros cuerpos celestes aptos para la vida humana tal como la conocemos.
También intentará poblar aquellos planetas cuyo sistema no le sea apto, utilizando la tecnología y conocimientos a su alcance, si éste le ofrece recursos requeridos para afianzar sus objetivos inmediatos o consolidarlos a largo plazo.
Tan sólo en el camino que resta por concretar de éste logro humano, insignificante en tiempos siderales, los antropólogos deberán asumir que se está modelando un nuevo orden social al que no pueden estar ajenos. Los antropólogos tienen la obligación de incorporarse activamente en éste viaje que la humanidad esta gestando hacia su inexorable destino.
Ya no como meros pasajeros y espectadores en esta "nave espacial" que, en nuestra obcecada obstinación estamos destruyendo, sino como actores de nuestro propio destino, ese gran salto que la humanidad comenzó en 1957 y consolidó en 1969.
Muchos ni siquiera lo entendieron pero fue justamente en ese momento cuando daba nacimiento la nueva antropología. Cuando Roberto Pitluck se refería a esto en el "2° Congreso de antropología Social" realizado en la UBA en 1982 escribía "Una antropología para el siglo XXI", algunos no lo comprendieron.
Fue en ese mismo congreso cuando dije que el antropólogo se hace en el terreno, en la calle, con la gente y no en los cómodos escritorios o en los claustros académicos, esos sitiales de prestigio deberían estar reservados para quienes, habiendo cumplido esta premisa en el estudio del otro, han acumulado suficiente experiencia como para transmitirla.
¿Cómo puede el antropólogo contribuir al desarrollo y formación de esta nueva sociedad, de estas nuevas colonias que comenzarán a gestarse en espacios reducidos, expuestos a condiciones nuevas, muchas veces peligrosas?
¿Cómo se integrará a ser parte de estos cambios si renegaron de las altas tecnologías, se aislaron en compartimientos estancos y cerraron los ojos a las múltiples evidencias y manifestaciones que, aquí en nuestras culturas nos hablan de algunas de las posibilidades más descabelladas que la especie humana pueda concebir?
Los seres humanos, y los antropólogos en primer lugar, deben hacer un permanente ejercicio por comprender las manifestaciones más "descabelladas" y no cerrarse a las nuevas áreas del pensamiento y las ideas.
Nada nos obliga más a bucear en nuestro pasado como los enormes interrogantes que el hombre se plantea al preguntar: ¿Estamos solos? ¿Cuál es nuestro objetivo en este mundo? ¿Cuál es el la función del hombre en el universo? Y aún cuando muchos creemos tener las respuestas, nada se compara con su búsqueda desde una posición activa, abierta y comprometida con el porvenir.
El ser humano, los antropólogos en especial, le tienen miedo a los cambios y éstos reniegan de la especulación Todo aquello que hemos aprendido y asimilado será el andamiaje que contribuirá a levantar los cimientos de ese devenir, los geólogos han avanzado mucho en éste camino, ellos están participando activamente en la construcción de la exploración hacia nuevos territorios.
Por ahora comparan, aquello que ya saben con los nuevos hallazgos dando nuevas respuestas a viejos interrogantes. La exploración del planeta rojo es el paradigma de su activa participación. Se me dirá que por ahora el antropólogo, quizás, no tiene a quien comparar o estudiar, “el otro” fundamental de la antropología, acostumbrados a buscar al otro fuera, para comprendernos a nosotros mismos, por lo tanto podemos contribuir desde nosotros a una mejor comprensión e interrelación de esas nuevas sociedades en formación.
El gran impedimento para comprender este gran paso que deben dar los antropólogos es quizás haber cerrado los ojos durante años a las miles de evidencias surgidas desde nuestro propio pasado. Si no nos hubiéramos desoído aquellas palabras de Svante Arrenius con su postura de la Paspermia o las más moderna de Francis Crick sobre la Paspermia Dirigida. Si hubiéramos dejado abierta nuestra conciencia totalizadora, sin atavismos ni preconceptos comprendiendo que el hombre no nació, más allá de abrazar la teoría de la evolución, por generación espontánea en este terrón que flota en el espacio. Si no hubiéramos sido tan necios y soberbios para desechar manifestaciones evidentes que nos hablan de los procesos cíclicos de la presencia de la “vida” en nuestro planeta.
Baste reconocer que nuestra humanidad pasó de evidenciar su existencia, desde la África milenaria, de 5.000 a 3.600.000 años cuando la tierra tiene 4.500.000.000 de años. Los seres humanos y en especial los antropólogos son resistentes a los cambios, éstos últimos reniegan de la especulación, siendo que la ciencia es en sí misma especulativa, que es sino una hipótesis más que una fundamentada especulación, a través de la cual se contribuye al crecimiento del pensamiento y las ideas al alimentar la controversia el disenso o aprobación de sus postulados.
Han sido utilizados como agentes de penetración, herramienta barata de dominación, por las potencias colonialistas desde siempre. Han analizado, estudiado, desmembrado en sus partes a las sociedades humanas que no conocíamos, a la vez que interactuábamos con ellas, muchas veces para su propio mal.
Muy a pesar de todo existe un bien ganado prestigio en la sociedad global dominante, de la disciplina y sus cultores, y sin embargo en países del tercer mundo o mal llamados en vías de desarrollo, como los nuestros los antropólogos son simples escribientes en oficinas gubernamentales siguiendo prácticas y planes de “protección” al indígena o realizando proyectos de investigación que interesan sólo a los especialistas y rara vez se traducen en respuestas a las necesidades de la población.
Es común que los grandes emprendimientos hidroeléctricos obliguen a las empresas a relocalizar a los pobladores autóctonos, Yacíreta, Piedra del Águila son ejemplo de ello, y sin embargo los especialistas en controlar o menguar el impacto social y humano que ésta práctica ocasiona, son casi siempre ignorados y nos enteramos de estos sucesos por el reclamo de los damnificados. Creo que los antropólogos no deben perder el tren de la historia, o en el tema que me ocupa en particular, el vuelo camino a las estrellas.
Para ello basta con interesarse “seriamente” de la problemática espacial con “todos” sus contenidos que, puestos en el cedazo de la discusión y la controversia científica nos aportarán la luz para transitar esta nueva senda que se abre ante nuestros ojos.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Sí Obama lo dice ...

Los roles del mundo, deben Cambiar ...
Premio Novel de la Paz

El pragmático líder de la administración norteamericana en su discurso en la OEA del día 23 de Septiembre bregó por un cambio en los roles que las naciones deben jugar en el mundo, ¡Estados Unidos no puede hacerlo todo sola! Expresó y trascartón dijo que los Palestinos deben vivir en su propio territorio, una bajada de línea para el Estado beligerante de Israel en Medio Oriente.


Sorpresivamente la administración Norteamericana asume el compromiso de producir cambios en ciertas estructuras de poder instando a los israelíes a concebir la idea de otorgar el derecho inalienable de los Palestinos de vivir en su propio territorio.
La historia es testigo de circunstancias que analizando su proceso temporal nos muestra que judíos y musulmanes han vivido juntos, conviviendo en armonía en el mismo territorio, durante grandes periodos, pasó hasta el siglo XV en la España ocupada por los musulmanes y en la Edad media Europea y desde el siglo V y VI hasta el XX en la península del Sinaí.
Siempre la ingerencia de los occidentales a causado divisiones y enfrentamientos trayendo aparejadas acciones que perjudicaron a una u otra parte en desmedro de la otra.
Paradójicamente, que sea el presidente Norteamericano quién manifieste la necesidad de cambio, no es poco si se tiene en cuenta que el Estado de Israel en Medio Oriente es un logro de Ingleses y Norteamericanos de la posguerra.
Esa cuña occidental en Medio Oriente a cambiado desde el 45, más específicamente desde la creación del Estado de Israel, en 1948, las reglas de juego en Medio Oriente y ha potenciado el rechazo musulmán al Occidente Cristiano, o deberíamos decir “cretino”.
Si los líderes mundiales tuvieran genuinamente, la voluntad política de un cambio, un trabajo mancomunado llevaría a destrabar los mecanismos antagónicos que generan odio y resistencia hacia los países hegemónicos que se involucran en los intereses internos de aquellos países dependientes, ahogando aún más las ya de por sí angustiados pobladores y alimentando una marcada oposición a esa intromisión.
Dependientes por sus carecientes economías y sus extremas necesidades, no por carecer de una identidad étnica y cultural que los identifique y aglutine como pueblos independientes.
El poder hegemónico de Estados Unidos, bien ganado por cierto en el marco del desarrollo histórico y político de la era moderna, no les otorga ningún derecho a convertirse en “Policía o gendarme universal” por el contrario, ese posicionamiento les hubiera bastado para liderar un movimiento de resguardo, consolidación y genuino aporte a los países más necesitados del orbe, sin eufemismos.
Todavía están claras en mi mente las palabras del presidente Truman en su discurso al Congreso de su país del 24 de junio de 1949 que fueron la antesala de la famosa “Alianza para el Progreso”, El presidente Norteamericano dijo, refiriéndose a la asistencia técnica a esos países: “... crear las condiciones en las cuales la inversión de capitales pueda ser fructífera...” y ante estas palabras el análisis posterior que realizó Paul Sweezy fue: “... está muy claro el estímulo y la protección a las inversiones extranjeras de América y no el desarrollo balanceado de los países atrasados...”
En las consideraciones posteriores, que fueran publicadas oportunamente, Sweezy manifiesta: “... por el momento me parece más propio sugerir que probablemente la “meta” de mejorar niveles de vida, en programas de asistencia, será forzada a acomodarse a consideraciones prácticas de sabias inversiones económicas y políticas. ...”
Como surge de dichas consideraciones esta muy claro que los intereses económicos priman sobre la supuesta asistencia, sin importar la dignidad o identidad de los pueblos, que de hecho recibirán dichos programas, pero se resistirán a perder su propia identidad y dignidad como pueblo.
Todo aquello que ensombrece la historia reciente de nuestros países pasando por el militarismo, las democracias cautivas, cuyas economías estaban controladas por el FMI hablan a las claras de los verdaderos objetivos de estos “Programas de Asistencia”.
Por supuesto que no sería justo que dichos programas sirvieran para fomentar el descontrol y la avaricia ejercido por los poderes de turno de nuestras “republiquetas bananeras”.
Estas actitudes de los criollos han fomentado la desconfianza de aquellos países que brindaban el apoyo económico imponiendo cláusulas de contralor a dichos fondos y ejerciendo una presión sobre los “beneficiarios” que luego se convirtió en causa genuina de oposición.
Los roles del mundo, deben Cambiar... Claro que sí, es hora de dar el paso para cambiar la historia y mirar a nuestro vecino con ojos desprovistos de un interés malsano.
Que aquellos que nada tienen, para dar a cambio reciban el apoyo genuino de un “Programa de asistencia controlado” sin intereses agobiantes, expoliadores y malsano que desdibuje la identidad como pueblo y les permita crecer cultural y económicamente.

No es comparandolo con su antecesor como surge el perfil del actual líder mundial, este estaría motivado por sus promesas y la intención de mejorar las relaciones humanas entre las Naciones del munbdo.
De hacerlas efectiva se haría merecedor al reconocimiento del Instituto Nobel de Noruega, por lo que estaremos espectantes para ver si dicho reconocimiento no fue prematuro y netamente un juego político más.