PDF Inactivo

Momentáneamente los libros del autor no se editarán en versión gráfica, por lo tanto se interrumpe la bajada directa y sólo se editarán en formato PDF y puden solicitarce al correo: raspaggiari@gmail.com

El listado de libros se podrá observar en los blog administrados por el autor.

Para compartir y poder ver los libros PDF en la nube.

https://drive.google.com/drive/folders/0BxzkgnJxYLPnSUtxLXR4RXNHUVU?usp=sharing

domingo, 28 de agosto de 2011

Muerte Digna

Generalmente se confunde “Eutanasia” con aquellos principios básicos que se intentan defender con la legislación pertinente a la “muerte digna”.
Debe dejarse en claro que se establece en las leyes que se encuentran en vigencia en otros sitios y desde hace muy poco en Río Negro y Neuquen defienden el derecho inalienable de los seres humanos a determinar libremente su forma de vivir y de morir, en tanto y en cuanto esta determinación no afecte a otros conciudadanos.
Negar este derecho ha sido parte del principio de autoridad que rige en la sociedad y que establece la sumisión al poder establecido de los ciudadanos mientras vivan, limitando su derecho al libre albedrío, en la medida que este derecho no afecte el derecho de los demás. www.editorialfps.com.ar ver en fondo editorial el libro “La vida Infinita” bajar libremente.

Observemos el alegato de quienes se oponen:

Es necesario dejar bien en claro nuestra posición a favor de la vida humana, la cual debe ser respetada hasta el final natural de la existencia. No se pueden consentir medidas que apresuren el fin de una vida, porque esto, además de ser indigno, puede conducirnos por un camino incierto cuyo final es difícil de predecir”, sostuvo la legisladora ultra católica en los fundamentos de su proyecto.
Agregó además: “Consideramos que lo más apropiado es conservar la vida mientras sea posible con todos los avances técnicos y científicos que para ello fueron creados con mucho esfuerzo, desechando totalmente la idea de acortarla”.

En ese sentido, califica a la eutanasia como “un acto moralmente inaceptable y arbitrario”, como “un homicidio totalmente contrario a la dignidad de la persona y al respeto por su vida”.
Como dijera se confunde a la “Muerte Digna” con eutanasia y lo que es peor se hace un panegírico de los logros tecnológicos para mantener a una persona con “Vida”.
La vida es uno de los preceptos más importantes en las creencias religiosas que profesan los seres humanos y es esa vida la que se trata de defender con la ley de “Muerte Digna”, una vida plena, pletórica de vivencias creadoras e interactiva con sus congeneres.
Curiosamente lo que se defiende es la autoridad para mantener respirando y un corazón latiendo en un cuerpo, por intermedio de la tecnología disponible, ya que no podría hacerlo por sus “propios medios naturales” ... ¿Cómo conciben ese final natural del cual hablan? ¿Es esto que proponen, “Natural”?
Hablemos a “Calzón quitado” sin eufemismos e hipocresía, lo que se intenta defender es el cuantioso negocio surgido de la tecnología aplicada en al arte de curar.
Por supuesto que la sociedad no reniega de la medicina y sus cultores, por el contrario tiene plena conciencia del rol importante que los agentes de la salud y sus prácticas tienen en el desarrollo de la sociedad que los contiene.
Sin embargo es claro que la medicina como todo ejercicio colegiado tiene un alto grado de compromiso y también un altísimo grado de intereses sectoriales que tienen más que ver con un gran negocio del que quedan excluidos los “Médicos” para ser manejado por “comerciantes”, quienes también pueden decirse médicos.
Porque extraña razón la mayoría de los egresados de la facultad quieren ingresar en los servicios de terapia y cada vez hay menos médicos generalistas o clínicos.
Porque extraña razón se ha perdido los médicos de cabecera.
Quizás podemos atribuir esto a que el mundo avanza y todo se renueva sin embargo en los países más avanzados en el terreno de la salubridad pública se está intentando rescatar la figura del “médico de cabecera” como así también la del “sanador natural” que había dejado de actuar en los grandes centros urbanos para hacer su reaparición en las zonas rurales ante la carencia de la “Nueva Medicina” o simplemente médicos y medicina.
En la sociedad moderna con un entretejido social tan heterogéneo nada puede quedar librado a la subjetividad propia de la condición humana, cuanto más se escriba y norme el comportamiento colectivo de las personas, menos posibilidades tendremos de equivocarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario