PDF Inactivo

Momentáneamente los libros del autor no se editarán en versión gráfica, por lo tanto se interrumpe la bajada directa y sólo se editarán en formato PDF y puden solicitarce al correo: raspaggiari@gmail.com

El listado de libros se podrá observar en los blog administrados por el autor.

Para compartir y poder ver los libros PDF en la nube.

https://drive.google.com/drive/folders/0BxzkgnJxYLPnSUtxLXR4RXNHUVU?usp=sharing

martes, 7 de junio de 2011

Madres de Plaza de Mayo

Madres ... Por sobre todo

 
Enlodar el camino para ensuciar a los que transitan por él es una práctica del poder que reniega de todo aquello que no pueda controlar.
Las “madres” son en si mismas la expresión de la voluntad sobre el absolutismo y han caído en esta vieja, pero efectiva, trampa.
El libro de los libros nos dice en uno de sus pasajes que “... nada nuevo hay bajo el sol...” y la prueba de esto es el constante devenir del mundo; Como vamos asombrarnos de lo que están pasando las “madres”.

por Ruben A Spaggiari para fps/D21 y la web
     Sin embargo debemos utilizar aquello de “... separar la paja del trigo” y no ser jueces a priori.
La necesidad tiene cara de hereje dice un viejo proverbio y la falta de recambio generacional de una institución, tan cara al sentimiento argentino, ha contribuido a que se viera en el manejo de fondos para la vivienda una posibilidad institucional que permitiera consolidarla y proyectarla, independientemente o mancomunadamente con su ancestral lucha por la vida, hacia un porvenir, inserta en la sociedad.
Lamentablemente siempre existe un comodín que desarma el juego y en este caso fueron los Schoklender que llevaban sobre sí el precio de un triste pasado que los acompañará siempre.
La justicia dirá si las madres, seres humanos abnegados que abrazaron una causa que las arrolló, pero seres humanos al fín, pecaron de ingenuas, fueron tolerantes o cómplices en este afán por fortalecer una institución que vivirá mientras ellas vivan, pero dejará de estar en el ideario colectivo de los argentinos cuando sus estandartes dejen de estar entre nosotros, muy frágiles de memoria.
Mientras tanto nadie deberá dudar del abnegado sacrificio de estas SEÑORAS que nos dieron un ejemplo de vida, de lucha y de compromiso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario