PDF Inactivo

Momentáneamente los libros del autor no se editarán en versión gráfica, por lo tanto se interrumpe la bajada directa y sólo se editarán en formato PDF y puden solicitarce al correo: raspaggiari@gmail.com

El listado de libros se podrá observar en los blog administrados por el autor.

Para compartir y poder ver los libros PDF en la nube.

https://drive.google.com/drive/folders/0BxzkgnJxYLPnSUtxLXR4RXNHUVU?usp=sharing

lunes, 27 de febrero de 2012

Las Palabras y las cosas


Tomando agua de la canilla

El lunes 27 de febrero de 2012 el periodista Víctor Hugo Morales en su programa “La Mañana” en Radio Continental llamó a una ambientalista de Andalgalá, Catamarca y en su intercambio cordial de palabras en las cuales la entrevistada aludía el tremendo deterioro que bajo de la Lumbrera, Compañía Minera que opera en la región, esta realizando sobre los cursos y fuentes de agua potable.

El periodista manifestó que había dialogado con una señora que tenía sus sobrinos trabajando en la empresa minera y que además “tomaba agua de la canilla”,
Este argumento, baladí, superfluo y mal intencionado, pasa, en las palabras de Víctor Hugo, como un diálogo en discrepancia con el entrevistado y un afán de la búsqueda de la verdad por parte del periodismo. La realidad es que encierra una velada defensa de la minería a cielo abierto o con el uso irrestricto de la minería destructiva y altamente agresiva para el medio ambiente geográfico y humano.
Nadie dice estar en contra de la minería a la cual debemos mucho en el desarrollo humano pero vista desde las regalías o dividendos es tremendamente destructiva si no se busca un equilibrio sustentable con el entorno natural en el que se desarrolla.
Se esta totalmente en contra de la minería que se practica en nuestro país por empresas extranjeras que no la practican en sus propios países por ser altamente contaminantes.
Si presentar como contraposición a una ecologista una señora que tiene sobrinos trabajando en bajo de la lumbrera y que “toma agua de la canilla” no es defender los intereses de esas empresas ¿Qué lo es?
El hombre le debe mucho a la ciencia y a los estudios de la liberación del átomo y sin embargo sabemos el peligroso uso malintencionado de la energía nuclear, lo mismo pasa con otras áreas del conocimiento humano y debemos estar alertas monitoreando nuestro envilecido comportamiento.
El peor depredador que existe es el hombre, máxime cuando de dinero se trata.
Mirar el bienestar y desarrollo de la sociedad a través de las cajas de los bancos no es recomendable en ninguna instancia de la vida en particular si de preservar nuestros recursos se trata.
Hay gente que a los cuarenta años ya es vieja, no tiene mayores expectativas de vida ni oportunidades para desarrollarse, estas cuestiones, litigiosas que preocupan a las actuales generaciones poniendo énfasis en las futuras, no tienen valor para ellos ya que viven el día a día y su vida limitada.
Conozco muy bien la región allí funciona el complejo “Aguas del Dionisio” y el complejo minero “Farallón Negro” en tierras de las familias Leguizamón-Zaravia a las cuales el Estado Nacional debe pagarles regalías por el mineral que extraen.
De allí se extraen distintos minerales entre ellos el valioso “Tugteno” que se utiliza en la industria eléctrica y electrónica, este material, según los estudios geológicos, se encuentra asociado al oro que es separado en el proceso de extracción.
En los años ochenta varias denuncias que se realizaron contra la empresa minera ponían al descubierto que la empresa denunciaba el tugteno pero no así el oro que, al decir del denunciante, era sacado del país calladamente.
La destrucción del medio ambiente se ha agudizado de tal manera que ya este sistema de minería a cielo abierto con el uso agresivo de separadores es terriblemente tóxico para el ecosistema y no existe ningún atenuante que justifique mantenerla activa, como dijo un experto, consultado por Radio Continental el miercoles 29 de febrero, "... Este sistema, la minería a cielo abierto y el uso de arsénico, se utiliza en varios países ..." y los enumeró. Ante esto podemos decir "Mal de muchos consuelo de tontos"
Como lo hemos dicho siempre el hombre es el mayor depredador de nuestros recursos naturales, que este sistema se realice en varios países habla a las claras de la estupides humana al servicio de intereses sectoriales.
                                Si queremos salvar nuestros recursos y salvarnos debemos actuar hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario