PDF Inactivo

Momentáneamente los libros del autor no se editarán en versión gráfica, por lo tanto se interrumpe la bajada directa y sólo se editarán en formato PDF y puden solicitarce al correo: raspaggiari@gmail.com

El listado de libros se podrá observar en los blog administrados por el autor.

Para compartir y poder ver los libros PDF en la nube.

https://drive.google.com/drive/folders/0BxzkgnJxYLPnSUtxLXR4RXNHUVU?usp=sharing

viernes, 20 de abril de 2012

¡Sí, pero no! II

Hacer negocios

Cuando una empresa decide invertir en un proyecto sabe que tiene los riesgos propios del tipo de emprendimiento, el contexto en el que se realiza.
Si dicha empresa tiene el nivel que ostenta Repsol en España, sabe que en sus negocios involucra inversiones que no siempre son propias sino que utiliza dineros de quienes invierten en sus negocios, compartiendo ganancias y riesgos.


Las personas mayores, como quién esto escribe, que ha vivido todos los procesos políticos que desde el año 1946 se han desarrollado en Argentina, siendo un actor comprometido con el desarrollo de la vida social y política de su país, tienen muy en claro las experiencias detalladas en la nota anterior.
También sabemos que los gobiernos o administraciones políticas de turno, no siempre reflejan el sentimiento de los pueblos.
En este contexto debo admitir que cuando expreso en el copete ¡Sí, pero no! La nota en cuestión refleja marcadamente el NO a este tipo de estatización intempestiva, realizada con justa razón con una empresa que mira a la sociedad Argentina desde la caja de los bancos.
Situación que en el pasado reciente nos ha generado no pocos problemas.
En cambio en esta intentaré ampliar o demostrar el SÍ.
La razón por la cual estoy de acuerdo con esta estatización, como creo quedó claro en la nota anterior, pero quiero intentar ampliar este concepto.
Reitero, todo país moderno, defensor de su patrimonio sabe, estos factores, energía, comunicaciones, recursos naturales son, valores que nunca deben ser, negociados ni negociables, ya que se consideran “Recursos Estratégicos” fundamentales para una independencia política hemisférica e Internacional. Por lo tanto son parte integrante de la Soberanía.
Si como ya expresé, se comete el error de utilizarlos como un bien de cambio, para el ajuste de cualquier balanza, o para hacer negociados, este es un grave error que reiteradamente hemos pagado, como resultado de nuestros propios errores.
No se puede culpar solamente a las administraciones en tanto y en cuanto en democracia es nuestro arbitrio instalarlos en el poder, parte de responsabilidad tenemos.
No ocurre lo mismo cuando gobiernos “de Facto” toman por sí las decisiones a espaldas absolutas del pueblo, “... De esto los argentinos sabemos, y mucho.”
Es indiscutible el respaldo político que el electorado a brindado a la Sra. Presidente, 72% del padrón confirma y respalda sus políticas, por lo tanto si somos realmente democráticos y no figurines oportunistas, aún si pertenecemos a ese 28% que no respaldó su gestión, deberemos reconocer que esta administración tiene el respaldo social que todos los Argentinos deberíamos aceptar.
Así como debemos aceptar la determinación de la mayoría pero sí tenemos el derecho de cuestionar el accionar de cada administración.
Por tal motivo me hago eco de las palabras del Senador Gerardo Morales, UCR, cuando increpó a los informantes del ejecutivo, ante la cámara alta, Fernández, De Ido, cuando les preguntó ¿Porqué si sabían de las falencias de REPSOL en el año 2004, siguieron avalando el expolio de la empresa?
Y lo que es más grave, respaldaron la incorporación del socio argentino en la compañía, que continuó el vaciamiento y la desinversión. ¿Qué motivó ahora la expropiación intempestiva?
No obstante estoy de acuerdo con no dar a terceros, para la explotación Recursos Naturales, hidrocarburos y Comunicaciones, como ya expresé.
Es curioso que sea el propio mandatario español quien expresara esta posición ante el interés de Aznar, en su momento, de otorgarle a empresas rusas las mismas posibilidades que Argentina dio a empresas españolas.
Curioso también que en este momento nuestros supuestos hermanos Latinoamericanos miren nuestra supuesta hermandad desde la caja de sus propios intereses, tal el caso de México que tenía el 10% accionario de REPSOL y Colombia que aseguró que su política era de no expropiar.
Buscando alianzas Rajoy logra el respaldo del bloque europeo y un tibio respaldo de Estados Unidos, contra las medidas adoptadas por Argentina.
Claro que esto es política e intereses comerciales y no otra cosa “NEGOCIOS” donde no caben los sentimientos de solidaridad, o aquellos mecanismos de la defensa de la Soberanía.
Porque cuando Argentina debió ser solidaria siempre lo ha sido y más que nadie el pueblo español sabe de que hablo, no sé si Rajoy lo sabe, o le importa.
Si una empresa Española utiliza su status comercial para expoliar bienes y patrimonio del pueblo argentino, o de cualquier país, franquicia otorgada por nuestros propios errores del pasado, como ocurrió en la década de los noventa, el gobierno español no puede ser ajeno a los manejos que realizan estos mercenarios comerciales.
La pauta más evidente de lo expresado es la actual situación que España tiene con el grupo Marzan o los empresarios que vaciaron Aerolíneas Argentinas.
Hoy no pueden alegar ignorar el vaciamiento que REPSOL estaban realizando de Yacimientos Petrolíferos Fiscales y reaccionar como ofendidos por esta medida de la administración Kirchner, que como dijera se me antoja extemporánea pero justa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario