PDF Inactivo

Momentáneamente los libros del autor no se editarán en versión gráfica, por lo tanto se interrumpe la bajada directa y sólo se editarán en formato PDF y puden solicitarce al correo: raspaggiari@gmail.com

El listado de libros se podrá observar en los blog administrados por el autor.

Para compartir y poder ver los libros PDF en la nube.

https://drive.google.com/drive/folders/0BxzkgnJxYLPnSUtxLXR4RXNHUVU?usp=sharing

jueves, 15 de mayo de 2014

Derecho a saber

Ofensiva contra la libertad

Nuevamente se plantea la dicotomía entre ciencia y saber, que por momentos parece abandonar las mentes inquisidoras, hasta que un hecho, una circunstancia, detonan el “intelecto privilegiado” de los dueños de la verdad Viéndose en la necesidad de salir a defender su posición.

La libertad de informar y recibir esa información es un derecho, evaluar con cordura y objetividad la información recibida es arbitrio de las personas.

Por Ruben A. Spaggiari para FPS/D21 y la Web.

Hace cuatro años se desarrolló un controvertido conflicto en la Universidad Nacional de Córdoba, donde también Mario Bunge, regresó de su lugar de residencia, para refutar la postura de quienes habían aprobado aquel proyecto. Estaba en juego, en forma encubierta, el derecho que tienen las personas de elegir bajo que parámetros deben proseguir sus vidas.
Hoy casi cuatro años después recorremos un camino similar en una facultad de Ingeniería.
Los defensores de la “Ciencia” enarbolan sus conocimientos y sapiencia para demostrar lo fútil de tal propuesta, reñida con la lógica académica, pero no con el saber. Link: http://chn.ge/1iNEWmb
La “Santa Ciencia” no existe; como todo saber humano
es subjetivo, no por sus postulados que, como ocurre en las ciencias duras son “exactos”, sino por la propuestas emergentes de su lógica y conclusiones.
La lógica academicista refuta todo aquello que no le es propio o que atenta contra la estructura ya aceptada, no estoy diciendo nada nuevo o extraño. 
Sabemos que lo nuevo, novedoso, es rechazado, hasta demostrar que no lo es, e ingresa en el canon aceptado, mientras tanto “A la hoguera”.
La historia de la ciencia, desde Giordano Bruno, está plagada de anécdotas horrendas sobre esta forma de imponer, aquello que recibimos.                   
El mejor método científico es la confrontación.
De la confrontación, surge la aprobación o el disenso.
El disenso, lleva a nuevas propuestas y posturas, hipótesis que abonan el camino que consolidan una buena Teoría.
Es más saludable dejar al hombre pensar, asimilar ideas nuevas, confrontar sus dudas, disentir con sus pares, que imponérselas. (Ver nota del jueves 22 de Abril del 2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario